eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Carlos Hernández-Echevarría

Periodista de La Sexta especializado en Estados Unidos.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 396

Cuando matar es legal: 'Mantén tu territorio'

Markeis McGlockton aparcó un momento en la plaza de discapacitados y entró en la tienda con su hijo de cinco años. Dentro del coche le esperaban sus otros dos niños y su mujer. No llegó a comprar nada porque vio que ella estaba discutiendo a voces con un hombre veinte años mayor. Salió y le derribó de un empujón. Entonces el hombre, desde el suelo, sacó una pistola y le disparó en el pecho. Markeis está muerto y el autor del disparo está libre. Ni siquiera irá a juicio.

Video shows a trip to buy candy for his 5-year-old son turned deadly for Markeis McGlockton when he ran into Michael Drejka, who was angry and ready to shoot him in the chest in front of his son https://t.co/TANVfqAGZx pic.twitter.com/TIEZ8a93mE

Seguir leyendo »

El plan de EEUU para salvar nuestro "aburrido" fútbol

Se calcula que unos 3.500 millones de personas, más o menos la mitad de los habitantes del planeta, han visto alguno de los partidos del Mundial de Rusia. Solamente en España, la final Francia-Croacia tuvo una audiencia de más de ocho millones de espectadores. En EEUU, un país con siete veces más de población, lo vieron por la televisión... once millones. A los estadounidenses solo les interesa el fútbol cada cuatro años y cada vez menos.

Es un deporte que no va con ellos. Demasiados minutos en los que no pasa nada, demasiado tiempo sin pausas publicitarias, demasiados partidos que acaban cero a cero. Por eso cada cuatro años, coincidiendo con la Copa del Mundo, la prensa estadounidense de derechas trata generosamente de ayudar a mejorar nuestro fútbol. Siempre hay varios artículos dedicados a explicar todo lo que está mal en el aburrido soccer y, por supuesto, cómo podría mejorarse. Vamos con un recopilatorio de las mejores propuestas.

Seguir leyendo »

Quién iba a decir que encarcelar niños traería tantos problemas

El problema de encarcelar bebés, además de todo lo demás, es que cuando tienes prisa por soltarlos, no tienen a dónde ir. El Gobierno de Trump los separó por la fuerza de sus padres y ahora, con medio mundo escandalizado, resulta que no es nada fácil devolver 3.000 críos a sus familias. Especialmente el centenar de ellos que tiene menos de cinco años y, vaya usted a saber por qué, no son capaces de dar sus señas y ayudar a localizar a sus familias.

Todo esto no sería necesario, claro, si este Gobierno racista y chapucero no hubiera perdido junto a la vergüenza gran parte de los papeles que identificaban a los niños. Se ha destruido la documentación en la que figuraban junto a sus padres, así que se multiplican los problemas: están los críos que ahora mismo no tienen familia conocida, pero también los que sí la tienen, pero no se la puede localizar. Algunos padres han sido deportados, otros siguen en manos de inmigración, otros han sido liberados dentro de EEUU, pero no saben cómo contactar con sus hijos... una verdadera desgracia burocrática.

Seguir leyendo »

Más cerca de otros cuatro años de Trump

La mejor noticia para Trump se la ha dado esta semana un juez de 81 años. Anthony Kennedy, como cualquier persona de su edad,  quiere estar en su casa leyendo el periódico o yendo a ver cómo avanzan las obras en el barrio, y no todo el día con la toga puesta y el culo pegado en la silla escuchando abogados. Todo esto no tendría la menor importancia si Anthony Kennedy no fuera uno de los nueve jueces del Tribunal Supremo de EEUU y si su sucesor, por supuesto, no lo fuera a nombrar Trump.

Os parecerá que el asunto no tiene mayor importancia: un juez viejo que se retira y un juez nuevo que lo sustituye. Pero si pensáis eso es que no sabéis que  quien de verdad manda en EEUU es el Tribunal Supremo. Al final, son esos nueve jueces y no los políticos quienes hicieron posible que blancos y negros estudiaran juntos o que las parejas del mismo sexo se pudieran casar. Así que la capacidad de un presidente de nombrar a uno de sus jueces, y más sabiendo que es para toda la vida, es un poder enorme. Los cuatro últimos presidentes han tenido la suerte de colocar a dos cada uno. Trump va a colocar a dos en menos de dos años.

Seguir leyendo »

El Trump más cruel: separa a los niños inmigrantes de sus padres

“Déjeme a la niña, tiene que ir a la ducha”. Una ducha que dura diez minutos, veinte, media hora... Y los padres ya inquietos le preguntan al guarda y entonces aparece la verdad. La niña no va a volver, la niña va a otro centro de detención, no saben cuál. Y la niña llora desconsolada al llegar, le dan juguetes pero no sirve, no para de sollozar. Poco más se puede hacer porque las normas de ese centro no dejan que las cuidadoras la cojan en brazos, que la toquen siquiera.

Este relato de terror es la realidad. Es la historia de al menos 2.000 menores que han sido separados de sus padres en solo seis semanas. 2.000 niños que cruzaron ilegalmente la frontera sur de EEUU y que han sufrido una calculada venganza por parte de Trump.

Seguir leyendo »

Trump, el presidente más presidencial de la historia y del mundo

Según me siento a escribir este artículo, Donald Trump acaba de tuitear sobre su HISTÓRICO paquete de recortes. Las mayúsculas son suyas, aunque a Trump no siempre le hacen falta para reforzar lo que quiere decir. El presidente es un personaje exagerado, extremo, hiperbólico. Y eso se refleja en su forma de hablar, de escribir, de tuitear...

Para comunicarse con lo demás, Trump es un adicto al superlativo.

Seguir leyendo »

Por qué Silicon Valley odia el periodismo

Al fundador de Tesla, Elon Musk, no le gusta el periodismo actual. Le gusta tan poco que quiere fundar su propia web de  valoración de medios de comunicación y llamarla (ojo al chistaco) Pravda. Sí, Pravda, como el periódico oficial comunista de la Unión Soviética. Muy ocurrente, Elon, pero poco sorprendente. ¿Cuántos empresarios multimillonarios conoces a los que le guste la prensa libre?

Musk está muy enfadado porque en lugar de seguir hablando de lo guay que es mandar un coche a la Luna, los malvados periodistas también escriben artículos sobre  los accidentes laborales que suceden en sus fábricas, o los problemas en sus frenos, o por qué intenta que sus trabajadores no se afilien a sindicatos. Elon no entiende por qué esos pesados no emplean más tiempo en jalear su chistosa campaña de venta de lanzallamas y sí en hablar de los obreros de sus subcontratas que se han quemado gran parte del cuerpo trabajando para construir el coche de moda entre los ricos. Estamos ante algo nunca visto antes: un magnate al que le gusta la publicidad, pero no el periodismo.

Seguir leyendo »

Policías aterrados de gatillo fácil: la otra tragedia de las armas en EEUU

Levanta la cabeza y mira a tu alrededor. ¿Qué pensarías si una de cada tres personas con las que te cruzas por la calle tuviera un arma de fuego? Es una situación impensable en España pero completamente real en EEUU.

Ponte ahora en la piel de un policía y piensa en cómo afectaría a tu trabajo. Cada vez que pararas un coche por exceso de velocidad, te acercarías a él sabiendo que es probable que el conductor vaya armado. ¿Qué efecto tendría eso sobre ti?

Seguir leyendo »

Así manipuló Rusia en EEUU: noticias falsas y broncas por Beyoncé

A veces las casualidades son asombrosas. Se calcula que 126 millones de estadounidenses vieron en Facebook contenidos diseñados por Rusia para manipularlos. 126 millones: exactamente el mismo número de personas que votó en las últimas elecciones presidenciales de EEUU. Asomarse a los más de 80.000 posts que los rusos colocaron en la red social para sembrar discordia y echar una mano a Trump es apasionante. Los demócratas acaban de publicarlos y el material dice mucho de los estadounidenses, de sus miedos y de sus esperanzas.

La gran operación rusa para influir en el resultado de las últimas elecciones estaba muy bien pensada. No se trataba de poner "Vota Trump" a diestro y siniestro en el Facebook de todo el país, era algo bastante más sofisticado. Sabían por ejemplo que les interesaban particularmente unos pocos estados, aquellos en los que el resultado no era seguro. Y tampoco hacía falta convencer a todos los votantes, bastaba con que determinados grupos de gente estuvieran tan cabreados como para ir seguro a votar y otros perdieran la motivación para hacerlo. Por último, si no conseguían poner a Donald Trump en la Casa Blanca, al menos iban a intentar sembrar toda la discordia y división posible en la sociedad estadounidense.

Estrategia electoral

Los rusos sabían, como sabíamos casi todos, que Hillary Clinton necesitaba una participación altísima de los afroamericanos y los hispanos para poder ganar. Con sus insultos racistas a los latinos, Trump tenía poco que rascar por allí, pero los agentes rusos hicieron un especial esfuerzo de desinformación contra la comunidad negra. Mediante falsos perfiles pagaron por aparecer en el Facebook de personas que la red social tenía identificadas como "con interés" en temas afroamericanos y promocionaron noticias llamando a la abstención y defendiendo que ambos candidatos eran igual de malos.

También quisieron aprovecharse de las divisiones entre los demócratas. A través de grupos falsos que llevaban el nombre de Bernie Sanders, el rival de Clinton en las primarias, siguieron atacando a la candidata durante la campaña de las generales. Aunque Sanders fue inequívoco en su apoyo a Clinton frente a Trump, muchos de sus seguidores estaban recibiendo información falsa que les invitaba a no votar.

Por supuesto no se trataba solo de intentar que los demócratas no votaran, sino también de que los republicanos lo hicieran en masa. A los usuarios con intereses conservadores, se los bombardeaba con metáforas religiosas y anuncios racistas, además de noticias falsas. En algunos casos, promocionaban contenidos de este tipo solo entre los usuarios que se definían como militares o policías. Miles de posts elaborados en San Petersburgo rebotaban de perfil en perfil hasta llegar a millones de votantes en EEUU.

Objetivo: el enfrentamiento

Muchos de los artículos que desde Rusia producía la Agencia para la Investigación de Internet (IRA) no buscaban favorecer a Donald Trump, sino simplemente crear conflictos y enfrentamientos en EEUU. Por ejemplo, usando tanto perfiles conservadores como otros de apariencia izquierdista, convocaban manifestaciones a favor y en contra de algo a la misma hora y en el mismo lugar, previsiblemente para provocar jaleo. Ese fue el caso de una protesta a favor y en contra de la cantante Beyoncé junto a la sede de la NFL. Lo mismo hicieron creando un grupo de musulmanes y otro contra ellos y convocando manifestaciones simultáneas en el mismo punto de Houston.

Según la inteligencia estadounidense, el misterioso organismo ruso que creó y difundió todo este material en Facebook tenía como "objetivo estratégico sembrar la discordia en el sistema político estadounidense". También afirma que Putin dio la orden porque "había desarrollado una clara preferencia por Trump" y que las metas de la campaña rusa eran "socavar la confianza pública en el proceso democrático de EEUU, denigrar a Hillary Clinton y dañar sus posibilidades electorales y su posible presidencia".

Gracias a los congresistas demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, conocemos algunas de las armas que los rusos usaron para conseguir esos objetivos. En total unos 4.000 anuncios y 80.000 posts solamente en Facebook. Pero la guerra que empezó en 2015 todavía no ha terminado. Aunque el presidente se dé públicamente por satisfecho con las explicaciones de Putin, su propia Administración reconoce que Rusia tiene puesta ahora la mirada en las próximas elecciones de mitad de mandato donde espera repetir su campaña de intoxicación. En Facebook, dicen, pero también en otras redes como Twitter e Instagram.

Seguir leyendo »

Bill Cosby: el "papá de América" resultó ser un violador en serie

Al final a Bill Cosby le ha cogido la justicia. Ha tardado varias décadas y por el camino se han quedado decenas de víctimas, pero esta semana  le han declarado culpable  de agresión sexual y se enfrenta a una posible condena de 30 años. La sentencia retira de la circulación a un depredador pero, más importante, derriba a un mito.

Bill Cosby ha sido mucho más que un actor, que una estrella, que un humorista millonario. Ha sido el símbolo de muchas cosas, sobre todo para la América negra. Y todo porque tuvo una idea sencilla pero revolucionaria: hacer una serie sobre una familia negra que llevaba una vida propia de una familia blanca.

Seguir leyendo »