eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Florencio Domínguez

En la actualidad es director del Centro Memorial de Victimas del Terrorismo. Periodista, analista, exredactor jefe de la Agencia Vasco Press, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera como informador, y experto en terrorismo. Domínguez es una de las personas que más ha escrito sobre ETA. Entre otros libros, ha publicado ¿El final de ETA? (1998), Dentro de ETA, la vida diaria de los teroristas (2002), La agonía de ETA (2012).

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 13

Un desarme forzado

El desarme de ETA, al igual que el abandono previo del terrorismo, no es el resultado de una evolución política sino la consecuencia de haber perdido todos los pulsos que la banda ha ido echando al Estado y del fracaso de las estrategias que los etarras pretendieron llevar a cabo en los últimos años. A falta de conocer los detalles de cómo se lleva a cabo ese desarme, se puede asegurar que ese paso no tiene nada de unilateral sino que ha sido forzado. Es una paradoja, pero la resistencia a deshacerse de sus arsenales se había convertido en un problema para ETA, pero no para los gobiernos de España o Francia.

La idea de desarme unilateral no ha figurado en los planes de ETA hasta hace pocos meses. La idea de la entrega a un gobierno de las armas intactas apenas tiene un trimestre de antigüedad. Es ilustrativo ver cómo el grupo terrorista fue planteando su estrategia en este campo tras el anuncio del abandono de la violencia en octubre de 2011. En aquella fecha, ETA envió a su equipo negociador a la capital noruega a esperar la llegada de los representantes del Gobierno de España para iniciar una negociación en los términos establecidos en la declaración de la Conferencia de Aiete. Los representantes del Gobierno, sin embargo, nunca llegaron. En 2012 ETA utilizó a la Comunidad de San Egidio para preguntar si el ejecutivo de Rajoy estaba dispuesto a ir a Oslo y la respuesta fue negativa.

Seguir leyendo »