eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gonzalo Fanjul

Investigador en políticas y activista con dos décadas de experiencia en España, Perú y los Estados Unidos. Formado inicialmente como economista, más adelante completó estudios sobre pobreza y desarrollo internacional y realizó un postgrado en la Kennedy School of Government de la Universidad de Harvard.
 
Entre 1998 y 2011 fue Director de Investigación y asesor estratégico sénior en Intermón Oxfam y Oxfam International. Posteriormente se unió al Laboratorio de Ideas de ISGlobal como investigador asociado, trabajando en el desarrollo de su estrategia internacional.
 
En 2014 fue designado director del área de Análisis de ISGlobal. Es también fundador de la Fundación porCausa, una nueva iniciativa centrada en la combinación de investigación en políticas y comunicación contra la pobreza. Es autor y coeditor del blog del diario El País '3.500 millones'.
  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 15

La pobreza infantil que al PP le hizo tanta gracia

Si es cierto que la política está hecha de símbolos, el que se produjo el 21 de octubre de 2014 en el Congreso de los Diputados es inmejorable. El recién elegido Secretario General del PSOE, Pedro Sánchez, defendía ante el pleno su primera alternativa a los Presupuestos Generales del Estado. En un momento dado, el líder de la oposición se detiene en una propuesta relacionada con la crisis de la pobreza infantil y en la bancada de los populares se produce lo impensable: una sucesión de risas y abucheos que le interrumpen y le obligan a repetir varias veces sus palabras.

Seguir leyendo »

Diásporas climáticas

Nadie hubiera dicho que aquella tierra semidesértica produjese nada, nunca. Sin embargo, en la pequeña parcela que rodeaba la jaima de Aourriye (“Libertad”) en la región mauritana de Assaba, su familia aprovechaba los meses de lluvia entre septiembre y noviembre para cultivar alimentos como el mijo y el sorgo. Con su pequeña cosecha, un puñado de animales y la actividad trashumante de los hombres, ellos y las comunidades rurales de Mauritania han ido toreando el hambre a lo largo de generaciones.

Aquel verano de 2012 las cosas eran diferentes. Cuando entrevisté a Aourriye, la lluvia no había llegado en la temporada pasada y el temible período del soudure (carestía de pocos meses) se había extendido a lo largo de todo el año. La sequía empujó al marido de Aourriye a la emigración y a ella y a sus ocho hijos a la desesperación: “El año pasado hubo un periodo de recogida de alimentos, pero este año no. En la época de lluvias, cultivo; esa es mi actividad y vivo de eso. Ahora tengo muchas dificultades para encontrar alimentos para mis hijos. Todos comen lo mismo, del mismo plato. También tengo muchas dificultades para conseguir agua. (…) Por supuesto, estoy preocupada con el futuro de mis hijos. Lo que más deseo para ellos es que puedan ir a la escuela y que en el futuro sean autónomos, se puedan mantener”.

Seguir leyendo »

Migraciones: el futuro es un planeta en movimiento

Entre 1990 y 2015 el número de quienes viven como migrantes en el planeta se incrementó en cerca de 100 millones de personas, hasta alcanzar los 245 millones actuales. Una buena parte de este crecimiento fue absorbido por los países más desarrollados en forma de movilidad laboral, pero las economías emergentes experimentaron a partir de 2005 llegadas cada vez más abundantes de inmigrantes. Mientras tanto, el desplazamiento forzoso y masivo de poblaciones derivado de los conflictos, la persecución y las necesidades extremas ha alcanzado recientemente la cifra récord de 65 millones de personas, tres veces más que a principios de los años noventa. La inmensa mayoría de este grupo se encuentra atrapada en las regiones más pobres del mundo.

No existen razones para pensar que esta tendencia vaya a cambiar en las próximas décadas, más bien al contrario. De acuerdo con el Norwegian Refugee Council, los desplazamientos derivados del cambio climático y los fenómenos naturales extremos, por ejemplo, podrían doblar pronto el número actual de refugiados. La Organización Internacional de Migraciones estimó que en 2050 el número de migrantes internacionales superará los 400 millones, con un ritmo de crecimiento que multiplica por dos el previsto para el conjunto del planeta. Las cifras coinciden con el deseo declarado de la población mundial en el índice Gallup sobre migración potencial neta (2017): si todos los adultos del mundo que quieren moverse pudiesen hacerlo, la población de la UE crecería un 21%, la de América del Norte un 54% y la de Australia y Nueva Zelanda se multiplicaría por dos veces y media.

Seguir leyendo »

Austeridad y pobreza infantil

El Estado del bienestar fue concebido como un igualador de oportunidades frente a las diferencias sociales y una red de protección frente a los embates de la enfermedad, la vejez o la pobreza. En el caso de España –y durante estos seis años de la Gran Recesión– el sistema ha protegido de manera notable a los pensionistas y, en menor medida, a los desempleados, pero ha fracasado estrepitosamente en la protección de los niños. Con uno de cada tres menores en situación de pobreza o riesgo de exclusión, hoy nuestro país alcanza niveles récord en un ámbito que establece el rasero moral de las sociedades y sus posibilidades de progreso futuro.

Cuánto de esta situación depende de un mayor esfuerzo presupuestario de las administraciones públicas es un asunto que no tiene una respuesta simple. Niveles equiparables de gasto en diferentes países o regiones obtienen resultados muy diferentes, porque la eficacia de la inversión en infancia está relacionada con los destinatarios, el alcance y la duración las políticas.

Seguir leyendo »

El riesgo del ‘doble fracaso’ en la lucha contra el ébola

Artículo en colaboración con IS Global

Mientras la crisis del ébola continúa laminando las vidas y las economías de millones de personas en África occidental, la respuesta de la comunidad internacional corre el riesgo de convertirse en el “doble fracaso” del que advirtió Médicos Sin Fronteras hace casi tres meses: llegar tarde y reaccionar de manera equivocada. La cifra de casos se acerca peligrosamente a los 20.000 infectados y 7.000 muertos –sin visos de remitir en el corto plazo-, pero el esfuerzo de muchos países se ha concentrado más en protegerse a sí mismos que en detener la epidemia en origen.

Seguir leyendo »