eldiario.es

9

José Miguel Contreras

Periodista. Catedrático de Comunicación en la Universidad Rey Juan Carlos. Especialista en Comunicación Política. Ha desarrollado una amplia carrera en prensa, radio y televisión. Trabajó como programador en diferentes cadenas como Canal+ o Telemadrid. Creador de GECA, empresa dedicada a la investigación aplicada al mundo audiovisual. Socio fundador de la productora Globomedia. Ha sido productor de una larga serie de programas televisivos de diferentes géneros como El Club de la Comedia, 59 segundos, El Objetivo de Ana Pastor, El Intermedio, etc. Fue el creador y consejero delegado de La Sexta. En la actualidad colabora como analista político en La Sexta y preside Lacoproductora.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1041

Querida Alicia: jamás nos rendiremos frente al olvido

El fallecimiento de la periodista Alicia Gómez Montano ha dado a conocer a una extraordinaria mujer de la que la gente ajena a la profesión apenas había oído hablar. Sin embargo, ha sido con justicia una noticia relevante en los medios de comunicación. Parece que hayamos descubierto que era mucho más importante de lo que con seguro ella misma podía imaginar. Este extendido reconocimiento significa el triunfo de virtudes que no suelen acompañar a la palabra éxito. Hablamos de humildad, de compromiso, de entrega, de lealtad, de compañerismo, de honestidad y de sencillez. Ahora que se ha ido, supone una oportunidad para reivindicar el inconmensurable valor de la vida basada en luchar por estar, más que en pretender ser.

En el mundo de la comunicación, el brillo del oropel suele trastornar a demasiada gente. La competencia por satisfacer la vanidad es una tentación siempre presente que solo supera con facilidad la gente más grande. Y Alicia ha sido enorme. Su último ejemplo de humildad es habernos mostrado a todos que tener amistad con ella era muy poco excepcional. Ha sido absolutamente exagerado comprobar que todos éramos amigos de Alicia. La clásica imagen de varias viudas desconsoladas que se descubren por vez primera en el sepelio del marido polígamo se ha actualizado. Resulta que Alicia era amiga de todo el mundo y todos nos habíamos sentido plenamente atendidos por ella. Creíamos ser especiales por poder disfrutar de su cariño y entrega y resulta que nos compartía con cualquiera que se cruzaba en su camino. En estas horas en las que tanta gente diferente nos hemos reencontrado frente a su recuerdo, nos miramos unos a otros entre el asombro por la coincidencia y la complicidad del profundo dolor que nos une.

Seguir leyendo »

Cien días de gracia para la oposición

Hace ya casi un siglo, en 1932, el candidato demócrata Franklin D. Roosevelt gana las elecciones norteamericanas al republicano Herbert Hoover. El principal objetivo de la presidencia es intentar levantar un país devastado tras el crack económico de 1929. En el discurso de toma de posesión, en el mes de enero del 33, lanza su famoso compromiso: "Hay que actuar y hay que actuar ahora". En apenas unas semanas, prepara con su gobierno un ambicioso plan de acción que presenta a la Cámara de Representantes el 21 de marzo. En su intervención, Roosevelt pide a todos los congresistas un acuerdo nacional para que, solamente durante cien días, gobierno y oposición acepten trabajar conjuntamente para poner en marcha las reformas imprescindibles. Desde aquella ocasión, en la mayor parte de las democracias occidentales, se ha extendido el hábito democrático de conceder a todo gobierno entrante cien días de tregua en la confrontación política. Una tradición que está siendo arrasada en España.

El 20 de diciembre de 2015, Rajoy gana las elecciones con 123 diputados. No tiene apoyo suficiente de otras fuerzas políticas y renuncia a la investidura. Desde ese momento, se suceden una decena de eventos que conforman un período de permanente inestabilidad política. Tras la consiguiente repetición electoral, Rajoy vuelve a ser investido el 30 de octubre de 2016 gracias a la abstención del PSOE. El 1 de junio de 2018, una moción de censura acaba con su mandato debido a la fragilidad de su débil mayoría parlamentaria. Luego volvemos a votar en abril del año pasado y, de nuevo, en noviembre.

Seguir leyendo »

Las trece abstenciones de la discordia

La derecha política y mediática dice estar escandalizada ante la inminente formación de un Gobierno que al parecer se va a arrodillar ante los independentistas catalanes. Da la sensación de que esta actitud no es más que una sobrerrepresentación, que esconde simplemente su deseo de lastrar la puesta en marcha de un Gobierno progresista. Ha llegado el momento de que este interrogante se resuelva y sepamos con certeza qué preocupa más al PP y a Ciudadanos, si preservar la unidad de España o perjudicar hasta donde sea posible a la mayoría progresista que salió de las urnas el 10 de noviembre.

Pedro Sánchez se encuentra por fin con Pablo Casado e Inés Arrimadas. El líder socialista está convencido de la inutilidad de pedirles colaboración alguna para sacar adelante el Gobierno de coalición progresista con Unidas Podemos. En persona, no ha habido reuniones entre ellos, aunque no han parado de discrepar a través de los medios de comunicación desde la misma noche electoral. Ahora toca tomar decisiones, que cada uno se retrate y fije su posición. Lo que opten por hacer marcará su discurso el resto de la legislatura.

Seguir leyendo »

Pablo, Iván e Inés

Ya han pasado unos días del polémico encuentro que protagonizaron en el Congreso de los Diputados Pablo Iglesias, Iván Espinosa de los Monteros e Inés Arrimadas. Se ha dicho de todo y desde todos lados. Si tuviéramos que resumir las posiciones más repetidas podríamos encontrar varios grupos de opinión bien definidos. En primer lugar, desde los sectores más puristas de la izquierda, se ha criticado con dureza la actitud amable y participativa del líder de Unidas Podemos con el portavoz de la ultraderecha. Se acusa a Iglesias de caer en una flagrante contradicción al compartir entre risas una distendida conversación con un enemigo político de primer orden, con el que supuestamente no cabría otro comportamiento que el del abierto enfrentamiento, en especial en público.

Curiosamente, también se han escuchado voces procedentes de la derecha más exigente que consideran un auténtico dislate que Espinosa de los Monteros se permitiera tan amistoso trato con quien para ellos representa una de las mayores amenazas para la España que enarbolan. Se suponía que Vox era lo opuesto a esa derechita cobarde que a menudo era condescendiente con la izquierda en nuestro país.

Seguir leyendo »

Cómo pretenden debilitar nuestra democracia

Parece que, tras las elecciones, estamos volviendo a recuperar altos niveles de tensión política. La abierta confrontación ideológica se traslada a cuantos asuntos forman parte de la actualidad: las negociaciones para formar nuevo gobierno, la situación en Cataluña, la violencia de género, la conformación de la Mesa del Parlamento, etc. Cualquier asunto sirve de excusa para que desde los sectores más extremistas de la derecha se insista en elevar el tono del debate público. Esa batalla por incendiar la coexistencia civilizada parece arrastrar a sectores más moderados que inevitablemente acaban por verse involucrados en la escalada hacia un clima difícilmente respirable. No es accidental.

La llegada de Trump al poder en Estados Unidos sirvió de paradigma para entender cómo puede articularse una estrategia eficaz para desestabilizar el propio sistema democrático desde dentro. Asaltarlo desde fuera es imposible hoy en occidente. Por eso se extienden procedimientos para hacerlo resquebrajando el modelo desde vías supuestamente democráticas. Veamos uno de los patrones más empleados por los grupos nacional populistas en diferentes países y, ahora, también en España:

Seguir leyendo »

Las mejores excusas para no facilitar el gobierno

En una ocasión, en una entrevista al cantante de los Sex Pistols, Johnny Rotten, el periodista le recriminó que estaba defendiendo justamente lo contrario de lo que había mantenido tiempo atrás. Rotten, sin inmutarse, le dijo: "No hay contradicción alguna. Eso era entonces y esto es ahora".

El acuerdo entre el PSOE y UP solo puede convertirse en gobierno si los partidos de la derecha o los independentistas lo permiten. Podemos ir de elección en elección hasta el infinito. No siempre es sencillo explicar por qué se prefiere llevar a España al caos antes que aceptar el resultado democrático de unas elecciones. El repertorio de excusas que ambos bloques utilizan para justificar su permanente trabajo de destrucción es extenso. Veamos algunas de las más repetidas:

Seguir leyendo »

El dilema de Ciudadanos: ayudar a España o desaparecer

El resultado electoral del pasado 10 de noviembre ha planteado una compleja situación a la hora de conseguir la gobernabilidad del país. Sólo puede hacerse efectiva si se asumen amplios acuerdos que reúnan esenciales intereses comunes. El preacuerdo entre PSOE y UP supone superar una barrera que parecía infranqueable. Con seguridad, para las dos partes este pacto no cumple el objetivo preferido. Sin embargo, es una buena muestra de la necesaria capacidad de adaptación de la política a las exigencias de cada momento.

El problema, como de todos es sabido, es que no basta con esta coalición progresista para conseguir la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y, mucho menos, para garantizar una legislatura con una mínima estabilidad. Se hace imprescindible abrirse a otras alianzas que generan no pocas dificultades. Se cuenta a priori con la buena predisposición de grupos como Más País, PNV, PRC, BNG, TE y un diputado de CC. En total, se suma como máximo 168 escaños. Faltan 8 para la mayoría absoluta o al menos 15 abstenciones para que el sí supere al no en la votación definitiva.

Seguir leyendo »

Ahora, pico y pala

Una declaración de inicio. No tenemos experiencia en gobiernos de coalición en unas circunstancias tan delicadas como las que vivimos. Así que todas las opiniones, empezando por esta, habrá que ponerlas en cuarentena. Ahora toca construir. Un acuerdo de esta envergadura supone intentar conciliar a amplios sectores de la población acostumbrados a enfrentarse abiertamente. Un gobierno como este necesita un extraordinario respaldo social. La política es siempre una cuestión de prioridades. Destruir este proyecto de gobierno va a ser el objetivo único de las fuerzas conservadoras políticas y mediáticas.

Las urnas le han dicho al PSOE que no tiene más apoyos que los que tenía para poder viajar en solitario. Esas mismas urnas le han dicho a Unidas Podemos que tampoco van a crecer fuera del necesario entendimiento con los socialistas. Al final, parece haber triunfado la cordura y la sensatez. El entendimiento ha vencido a la confrontación. La moderación en las posiciones de negociación se ha impuesto a los extremismos.

Seguir leyendo »

Una izquierda desconcertada y una derecha desbordada

El Partido Popular y Ciudadanos decidieron estos meses competir por ver quién podía desgastar más al Partido Socialista. Su pugna por ver quien estaba más capacitado para destruir a Pedro Sánchez los ha llevado a un lugar imprevisto. Ambos han competido en radicalismo y han renunciado abiertamente a asumir el papel de partido de estado tal y como se entiende en otras democracias europeas. Absurdamente, consideraron que dar cobijo a la extrema derecha reforzaba su posición y les abría la posibilidad de alcanzar cómodas mayorías de gobierno. Han cometido un gravísimo error: su sobreactuada pelea por el extremismo ha permitido a Vox adelantarles con toda comodidad por la derecha. Ciudadanos bordea hoy su desaparición. Para el PP, el panorama se convierte en algo más que inquietante. No parece difícil de plantear la moraleja: si compites en extremismo, suele ganar el más extremista de todos.

Para la izquierda, hoy sí que debería ser una jornada de reflexión. Pocas veces la vida te da la oportunidad de reparar un grave error cometido. Las urnas así lo han facilitado. UP rechazó la oferta que el PSOE le planteó. El PSOE no fue capaz de dar a UP lo que exigía. El final fue la ruptura y las elecciones. El que así lo desee puede dedicar su tiempo a seguir explicándose a sí mismo de quién fue la culpa de lo que pasó. Lo más útil sería encontrar un territorio de entendimiento, aunque fuera temporal, para poder arrancar un gobierno progresista. En realidad, el resultado para la izquierda ha sido mucho mejor de lo que podría haber sido.

Seguir leyendo »

El debate: la gran representación teatral

Es un error plantear la pregunta de quién gana o pierde un debate. El hecho de ser el mejor orador, de tener las mejores propuestas o de ser el que mejor maneja la puesta en escena no implica ganar un debate electoral. La victoria la obtienen aquellos que consiguen cumplir los objetivos que inicialmente se habían planteado. Normalmente, son objetivos concretos que pretenden resolver algunos retos para los que una comparecencia pública de esta envergadura puede servir. Cabe la posibilidad de que alguien pueda aparentemente perder un debate en los sondeos publicados por los medios y, sin embargo, haber alcanzado el objetivo inicial que tenía previsto. En realidad, ese habría sido el auténtico ganador. Para poder determinar quién es el verdadero ganador de una contienda televisiva nos puede ayudar aplicar dos juegos que nos sirven para entender el mecanismo de funcionamiento de este tipo de formatos: el juego de los roles y el juego de los dilemas.

El juego de los roles. Una buena técnica profesional para preparar un debate es hacer un ejercicio en el que se establece el papel que cada contendiente va a desempeñar. Al igual que ocurre en una obra de teatro, hay diferentes personajes. Cuanto más definidos e interesantes resulten, mejor serán recibidos por los espectadores. No es lo mismo ser la protagonista estelar que hacer de secundario sin texto, si queremos conseguir la afinidad del auditorio. Un cotidiano error es el de renunciar a este paso y salir al escenario sin saber muy bien quién eres y cuál es tu función en la representación. 

Seguir leyendo »