eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El suelo como garante de presente y futuro

El Día Mundial del Suelo sirve para centrar la atención en la importancia de un suelo sano para la sostenibilidad del planeta

En Ayuda en Acción apoyamos a poblaciones campesinas en el cuidado de los suelos como garantía de producción de alimentos y conservación del agua

Las mujeres, que poseen menos del 1% de la propiedad de la tierra, son dotadas a través de los proyectos de Ayuda en Acción de herramientas que les permiten reivindicar sus derechos

- PUBLICIDAD -
La red campesina emplea menos del 25% de las tierras agrícolas para cultivar alimentos que nutren a más del 70% de la población. José Manuel Román / AeA.

La red campesina emplea menos del 25% de las tierras agrícolas para cultivar alimentos que nutren a más del 70% de la población. José Manuel Román / AeA.

Desde nuestra infancia relacionamos como algo agradable el olor a tierra mojada, hundir las manos en el suelo para jugar o buscar tesoros enterrados. Qué potente es nuestro arraigo a la tierra y qué poco conocemos de la importancia de nuestro suelo.

El suelo es un sistema complejo lleno de vida y además, es sustento para la misma. Sin embargo, no le hemos dado la importancia que merece: los riesgos inmediatos y futuros en los que influye la degradación de los suelos abarca la calidad del agua, el cambio climático, la biodiversidad vegetal y edáfica, la salud y la seguridad alimentaria. Los suelos intervienen en el medio natural como reguladores de temperatura, trasmisores de enfermedades, medio de tránsito o depósito para el agua, pero también como generador de vida. La producción de alimentos, el acceso y disponibilidad del agua o el uso fuera de la actividad agraria, la minería, etc. lo hacen ser un recurso valioso e imprescindible para la Humanidad.

Por ello, el uso del suelo se ha convertido en objeto de conflicto y desigualdad por su tenencia. La red campesina emplea menos del 25% de las tierras agrícolas para cultivar alimentos que nutren a más del 70% de la población (proveyendo además apoyo primario para los 2000 millones de personas que están en mayor riesgo). Por el contrario, los emporios industriales utilizan más del 75% de la tierra agrícola mundial, proceso en el que destruyen anualmente 75.000 millones de toneladas de capa arable, talando además 7,5 millones de hectáreas de bosque.

El Día Mundial del Suelo se celebra anualmente el 5 de diciembre como un medio para centrar la atención en la importancia de un suelo sano y abogar por la gestión sostenible de los recursos del suelo. Por ello, en Ayuda en Acción  apoyamos a las poblaciones campesinas en el cuidado de los suelos como garantía de producción de alimentos o conservación de fuentes de agua, pero también como estrategia de protección de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático. A lo largo de los años hemos llevado a cabo proyectos de agroecología familiar, que considera el suelo como ente vivo regulador donde confluyen aspectos ligados a su vulnerabilidad, su lenta formación y renovación, y al reconocimiento de los múltiples servicios que el suelo presta al ser humano.

Se ha sensibilizado enormemente a las familias sobre la importancia del correcto uso de los suelos disminuyendo la erosión en las tierras de cultivo, aumentando la productividad por la mejora en la materia orgánica, conservando las fuentes de agua.

En Ayuda en Acción abordamos la defensa de los derechos de las mujeres, para que ellas tengan acceso a la tierra de manera equitativa. Katherine Argote / AeA Bolivia.

En Ayuda en Acción abordamos la defensa de los derechos de las mujeres, para que ellas tengan acceso a la tierra de manera equitativa. Katherine Argote / AeA Bolivia.

El uso del suelo, en manos de las mujeres

Es reseñable también que solo el 1% de la propiedad de la tierra está en manos de mujeres, aunque representan el 70% de la población más empobrecida a nivel mundial y producen alrededor del 80% de los alimentos en países del Sur global. Por ello, otra de las líneas que abordamos en Ayuda en Acción es la defensa de los derechos de las mujeres, para que ellas tengan acceso a la tierra de manera equitativa y poder hacer uso del suelo. La estrategia de trabajo a través del empoderamiento de las mujeres también abona su capacidad de reivindicar su derecho a la tierra o decisión en el uso de los suelos. Tradicionalmente las mujeres han estado muy ligadas a la conservación y protección de la tierra, y son las productoras clave en sistemas integrales, responsables de una alta producción de los alimentos que consumimos.

Por todo esto, en la estrategia de mitigación del cambio climático de Ayuda en Acción, el diseño de modelos de medios de vida eficientes y más resilientes, buscan garantizar entre otras variables, suelos sanos y productivos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha