Canarias Ahora Blogs y opinión

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Año nuevo, periodismo viejo

1

Mi admirado Iñaki Gabilondo anunció cuando fenecía el año en que apareció el odioso coronavirus, el corona borbón, el PSOE monárquico, los viejitos militares golpistas, el trumpismo creciente y peligroso, y veinte cosas negativas más que influyeron en el empacho político de Gabilondo, pero en mi caso en plan canario he tenido un emboste del quince y hasta del veinte, de ahí que haya decidido plagiar la decisión de Iñaki y reducir mis colaboraciones en Canarias Ahora y en las redes sociales. Me inclino por lo de emboste, porque creo que es más bonito decir “ños muyayo, chiquito emboste de política”, que esta otra frase más pisular : “joder, tío, menudo empacho de política”, y admito que se me ve el rejo canarión.

Lo de año nuevo, periodismo viejo, no es un titular muy afortunado, pero lo de viejo es más bien por mis años, aunque para ser justos y darme algo de moral, Iñaki me lleva dos años, pero coincido en que en su caso está mejor paseando por la Concha de su querida San Sebastián y en lo que a mí respecta, pasear por Las Canteras es un placer inigualable, y no estar todo el día buscando un tema y luego darle a las teclas de forma desaforada. En realidad ni Iñaki está empachado, ni en mi caso, embostado, estamos hasta los huevos, no de la política, sino de estos políticos que en la mayoría de los casos están en Belén con los pastores, en Babia.

No es de recibo ni para Iñaki ni para mí soportar a un Consejo General del Poder Judicial que desde hace dos años está caducado, o toda esa tramoya entre los delincuentes Villarejo y Bárcenas, o tener que oír y leer a Teodoro García Egea que nos invita el muy farsante católico a rezar todos los días de mañanita, o escuchar a Esperanza Aguirre decir que al que no le gustan los toros no es español, o al mismísimo Felipe Borbón que ahora no conoce ni a su padre ni quiere saber de sus presuntas delincuencias, tales y cuales, y encima de todo esto tener que aguantar los dislates y disparates de Fernando Clavijo a cuentas de las grúas y los reparos de La Laguna, que incluso se ha permitido presionar a la fiscalía, o escuchar y ver los desmanes de José Miguel Barragán o María Australia Navarro, ¡dios mío vaya tropa!.

Año nuevo, periodismo viejo, pero no se crean que me voy a inventar el sumun de la comunicación, en realidad como también escribió Gabilondo hace algún tiempo, estoy decepcionado, defraudado, pero no derrotado, aunque sí algo cansado de tantas nulidades que viven de la política como profesionales de la mentira. De todos modos, no se me hagan ilusiones mis musas de la derecha, que de vez en cuando y de vez en vez les daré caña y con cierto regusto al ser de forma más distanciada.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

    Autores

Etiquetas
Publicado el
19 de enero de 2021 - 23:13 h

Descubre nuestras apps

stats