El Lenovo Tenerife termina primero de grupo al derrotar al Hereda San Pablo Burgos

Acción del encuentro en el Santiago Martín

EFE

Santa Cruz de Tenerife —

0

El primer asalto del doble enfrentamiento de esta semana entre el Lenovo Tenerife y el Hereda San Pablo Burgos, en el que estaba en juego el liderato de su grupo en Liga de Campeones, cayó de lado del conjunto isleño por un claro 89-60 tras un partido con poca historia y que dominaron los locales desde el primer cuarto (89-60).

El trabajo colectivo impulsa al Lenovo Tenerife en Sevilla

El trabajo colectivo impulsa al Lenovo Tenerife en Sevilla

Con este triunfo, el conjunto que prepara Txus Vidorreta acaba la segunda fase de esta Liga de Campeones FIBA como primero del Grupo J, con lo que llega a la Final a Ocho como cabeza de serie mientras que los burgaleses lo harán como segundos.

El equipo local tenía claro que su intención era alcanzar el primer puesto del grupo y desde los primeros instantes puso en funcionamiento todas sus armas, empezando por hacer un buen trabajo en defensa y buscar en ataque al jugador mejor situado.

Enfrente un Hereda San Pablo Burgos que llegó a la isla sin dos de sus hombres importantes, Xavi Rabaseda y Víctor Benite, y con el cubano Jasiel Rivero que no disputó un solo minuto por cuestiones técnicas. En principio, lo mismo que Rabaseda y Benite, para darles descanso por la acumulación de partidos que llevan y, además, de la importancia del choque del próximo jueves en Burgos correspondiente a la ACB.

El Lenovo Tenerife dominó con claridad los dos primeros cuartos llegando a tener ventajas de hasta 17 puntos en el segundo periodo.

Los tinerfeños, bien colocados en defensa, aprovecharon las ocasiones que el rival le daba. Poco a poco se fueron haciendo con el partido con una intensa defensa y un buen juego ofensivo donde tanto Fran Guerra como Gio Shermadini estuvieron acertados, así como acciones aisladas pero de mérito de Sergio Rodríguez y Sulejmanovic.

Lo cierto es que el Burgos estaba planteando poca resistencia. No solo le faltó acierto en los lanzamientos exteriores, sino también la intensidad necesaria para poder competir de tu a tu al Lenovo Tenerife.

Ni los cambios ni los tiempos muertos de Joan Peñarroya cambiaron la dinámica del juego y el conjunto local iba aumentado las diferencias, llegando a los 17 puntos antes de llegar al descanso (41-24).

El partido quedó decidido en el tercer cuarto. El Lenovo Tenerife mantuvo su hoja de ruta y la intensidad defensiva frente a un adversario que no reaccionó y vio como el conjunto de Txus Vidorreta seguía aumentando la brecha en el marcador y llegó a dominar hasta por 21 puntos en el tercer cuarto.

Los últimos diez minutos sobraron. El Hereda San Pablo Burgos tampoco inquietó el rival y ya empezó a pensar en el partido del jueves, lo mismo que el Lenovo Tenerife, aunque quizás fue el equipo de Peñarroya quien empezó a pensar antes en ese choque de la Liga ACB que se jugará en Burgos.

Al final ese 89-60 que dice bien a las claras las diferencias que hubo ayer en la cancha, un duelo del que se esperaba más competitividad, pero quedó en nada y que deja a los isleños como primeros de grupo.

89 LENOVO TENERIFE (24+17+29+19). Huertas (10), Salin (4), Sergio Rodríguez (3), Cavanaugh (7), Shermadini (14) –inicial-, Fitipaldo (7), Doornekamp (12), Guerra (12), López (8), Sulejmanovic (12) y Yusta (-).

60 HEREDA SAN PABLO BURGOS (14+13+16+17). Cook (3), McFadden (2), Salvo (15), Horton (10), Kravic (6) –inicial-, Barrera (3), Sakho (2), Renfroe (13), Queeley (5) y Salash (1)

ÁRBITROS: Mazzoni (ITA), Zashchuck (UCR) y Liszka(POL).

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Pabellón de Deportes Santiago Martín. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats