eldiario.es

9

Manuel González: "La candidatura de Errejón mantiene la doble militancia porque es transversal y conveniente"

El secretario general del Consejo Ciudadano en La Laguna concurre en la lista encabezada por Íñigo Errejón que aboga, entre otras cosas, por volver al espíritu real de asamblearismo y participación

Cree que Vistalegre 2 "debería haber sido la fiesta de la participación y culminar con una fiesta de la unidad, del consenso, de cómo a través del disenso se ha conseguido la unidad"

- PUBLICIDAD -
Manuel González Mauricio, miembro de la lista 'Recuperar la Ilusión'

Manuel González Mauricio, miembro de la lista 'Recuperar la Ilusión' Canarias Ahora

Manuel González Mauricio es el secretario general del Consejo Ciudadano en La Laguna y va de número 50 en la plancha de Íñigo Errejón que se aglutina bajo el nombre de Recuperar la Ilusión. Él y Roy Galán, escritor gallego residente en Tenerife, dan el toque canario a una de las candidaturas favoritas para la Asamblea Ciudadana del partido y que cuenta, entre otras personas, con la presencia de Rita Maestre, Tania Sánchez o el actor Pepe Viyuela.

¿Cómo le ofrecieron formar parte de la lista de Recuperar la Ilusión?

Yo participé en la redacción de los documentos de Ganar Canarias, los redactamos este grupo de personas que nos llamamos En Canarias Decidimos, somos la gente que presentó una candidatura alternativa a la oficial en las elecciones primarias para las generales, en concreto para el Senado. Nos presentamos para el Senado un poco en protesta porque precisamente la circunscripción de esas elecciones primarias fue estatal menos en el caso del Senado. Decidimos presentarnos por ver y nuestra candidatura ganó y fue en la que en las primeras elecciones generales todos nuestros candidatos se presentaron al Senado, de hecho sacamos a dos, a María Alemán por Gran Canaria y a otro por Lanzarote [José Ramón Galindo]. Esa corriente de En Canarias Decidimos éramos un grupo de personas críticos con la organización y redactamos los documentos de Ganar Canarias, lo transaccionamos con la gente de Recuperar la Ilusión, admitieron todas nuestras protestas y fruto de esa transacción se decidió que uno de nosotros entrara en la lista.

¿Llega roto Podemos a Vistalegre 2?

No, yo creo que no. Esa es la versión que se quiere vender, la de la tragedia, el culebrón, los cuchillos...un rollo de tragedia, pero no, es decir, el debate y el disenso están en el ADN nuestro, de lo que tenemos que estar más orgulloso. Yo creo que la sociedad y los medios todavía no están acostumbrados a valorar el disenso de otra forma que no sea ruptura, parece que cuando hay varias posturas en un partido parece que se está al borde del precipicio, y no, la nueva política lo que hemos decidido es que hay distintas posturas y luego son todos los inscritos los que eligen entre unas y otras. Yo creo que todo lo contrario, es un signo de salud. Lo único que este debate ha tomado una lid demasiado basada en las personas, las tragedias...no ha sido el debate precisamente de las ideas, sino que nos hemos ido un poco por los cerros de Úbeda a tratar otros temas que a mí no me gusta entrar y ni creo que sea lo esencial del debate, que son las ideas y las propuestas.

¿Qué se juega el partido en esta asamblea?

Se juega bastante, no tanto por las personas que salgan elegidas, que yo creo que eso es secundario, sino por los documentos que salgan porque van a definir el marco en el que se va a mover la organización y luego la estrategia de futuro, la continuidad del proyecto los próximos cuatro años y la estrategia.

Ustedes apuestan por un Podemos transversal, ¿cómo se consigue?

Se consigue primero teniendo unos estatutos que permitan esa transversalidad, que sean unos estatutos que no excluyan a gente, que intenten que entre más gente en Podemos, que Podemos represente a esos cinco millones de votantes y muchos más, representa una organización democrática y mucho más plural, que el disenso no se castigue sino todo lo contrario, que sea uno de los valores centrales de la organización. Una organización más federal, más feminista y más integradora que represente mucho más la democracia radical que estaba en el 15M y que está yo creo que en el ADN de Podemos. Una organización mucho más descentralizada y por eso ahí la opción de Canarias es importante para que nosotros integráramos cuestiones que eran claves para Canarias en esos documentos.

¿Qué de canario tiene este proyecto?

Tiene algunas cosas que pensamos que son esenciales. Primero la federalización de Podemos, que los territorios terminen pudiendo decidir sobre los temas territoriales, que la propia organización sea lo suficientemente flexible para que quepa en todos los territorios. En Recuperar la Ilusión se presenta una figura que para nosotros es clave que era los consejos ciudadanos insulares, para Canarias y Baleares existe algo que en nuestro caso son los cabildos que tienen una entidad propia y creo que debe existir un órgano que pueda y que tenga los contenidos relacionados con los cabildos. La realidad insular es innegable, no queremos tender a un insularismo pero la realidad insular es innegable, la coordinación municipal a través de un consejo ciudadano insular es importante. Está también el tema de la doble militancia, nosotros al ser transversales e inclusivos hay un problema que está ahí desde el principio de la creación de Podemos en Canarias que es la integración de Sí Se Puede y otras organizaciones que tienen un ámbito insular y del Archipiélago. En los documentos de Recuperar la Ilusión se sigue manteniendo esa doble militancia en partidos no estatales porque es transversal y conveniente ya que Podemos tiene que ser una herramienta que de alguna manera aglutine todo eso, mientras que en otros documentos ya se está hablando de limitarla y hacerlo de una manera un poco sectaria de tal forma que cada autonomía pueda decidir si estos partidos son no gratos...a mí me parece que esa es una tendencia que va en contra del aperturismo que tiene Podemos.

¿Qué le diferencia Recuperar la Ilusión del resto de candidaturas?

Un tema es por ejemplo la Comisión de Garantías que es un tema central. La Comisión de Garantías es como nuestro sistema judicial dentro de Podemos, nosotros todas las propuestas que hay en Recuperar la Ilusión tienen que ver con el modelo de país que queremos, es decir, nosotros no podemos proponer un modelo de organización distinto al modelo de país que queremos. Entonces nosotros queremos una Comisión de Garantías que sea independiente como queremos que la Justicia sea independiente de los poderes políticos. Entonces, es una Comisión de Garantías mucho más plural, con mucha más gente e independiente, incluso hay miembros que acceden a ella por sorteo. No puede tener relación laboral ni mercantil ni ostentar otro cargo orgánico o público en la organización cualquier miembro de la Comisión de Garantías, que tiene que ser transparente y tener un presupuesto propio para que no tenga dependencia. Luego también hay un órgano confederado en el que todas las comisiones de garantías autonómicas están integradas para ponerse de acuerdo en la interpretación de las normas.

Está también el tema del feminismo, hay varios documentos feministas pero la diferencia del nuestro es que hablamos de dotar de recursos para que Podemos pueda ser feminista, que es el problema que hay también a nivel de Estado. El problema del feminismo es que todo el mundo habla de políticas feministas pero nadie habla de qué recursos hay para ellas. El tema del federalismo con una estructura descentralizada, así como el tema de la circunscripción territorial para las primarias estatales, cuando se elige a alguien para que vaya al Congreso de los Diputados no se elige en una lista del Estado, En Canarias Decidimos nacimos como protesta contra esto, que las listas para el Congreso y para el Senado se hace en Canarias y se hacen en la misma circunscripción que luego va a representar esa persona, yo no tengo nada, por ejemplo, contra Alberto Rodríguez, quien me pareció un excelente candidato y ahora congresista, pero Alberto Rodríguez vino impuesto de alguna manera en una lista estatal, entró por arriba. Nosotros preferimos que los candidatos sean elegidos entre los canarios y en Canarias.

En general los documentos de Recuperar la Ilusión son de democracia radical, que sean las bases quienes decidan todo, es el espíritu original de Podemos y el 15M, que conste de una actualización y una estructura que además sea congruente con el modelo de país que queremos. En cuanto a estrategia, nuestra política no es la de optar entre la calle y las instituciones, no, nosotros tenemos que estar en la calle en la protesta social, pero nunca instrumentalizando porque eso es un error en el que se puede caer muy fácil, y hay que estar en las instituciones del Estado, y hay que estar en los municipios demostrando que se puede gobernar de otra manera. Creemos que en el Congreso y en el Senado se pueden hacer estrategias de arrinconamiento del PP y del PSOE para obligar a hacer políticas que sean útiles. Nosotros creemos que aunque tengamos a 71 en el Congreso podemos estar haciendo políticas útiles en las instituciones, no hay que esperar a 2020 para empezar a hacer cosas. Ahora se puede estar en la calle, en los municipios y en el Congreso.

¿Ha existido falta de debate dentro del partido?

Mucha veces el debate sobre propuestas concretas ha sido sustituido por otro debate de más de culebrón, de yo estaba antes o yo vine después, yo represento a Izquierda Unida...el debate político muchas veces se ha visto sustituido, sobre todo a nivel de las bases que son las que realmente tienen que debatir y tienen que decidir. Ese debate ha sido sustituido por cosas que no han sido debates políticos. Nosotros tenemos una herramienta que es la consulta ciudadana, y se han hecho muy pocas consultas ciudadanas. Se hicieron consultas ciudadanas cuando las confluencias municipales, se hicieron sobre el pacto con el PSOE...pero tienen que haber muchas más consultas continuas y el debate en los círculos, los consejos y en toda la organización. En ese sentido ha faltado debate, pero ten en cuenta también que somos una organización que ha sido una máquina electoral, en dos años hemos estado a elecciones y el debate se ha pospuesto y la estructura que se propone ahora en los documentos de Pablo es seguir en la misma línea de maquinaria electoral y maquinaria de protesta, pero nosotros ahora creemos que hay tiempo ahora para crear otra estructura distinta y volver a evitar esa jerarquización, esa pirámide, ese centralismo, y volver al espíritu real de asamblearismo y participación.

Queremos que los órganos sean todos más plurales y que por ejemplo el consejo ciudadano estatal, mientras que el documento de Podemos Para Todas habla de 87 miembros, Podemos en Movimiento de 111 miembros, nosotros hablamos de 153 miembros, queremos la máxima pluralidad en todos los niveles de la organización.

Deja claro que en estos momentos el disenso se ve mal dentro de Podemos, ¿cómo se hace un Podemos más plural?

Hay varios métodos para acabar con el disenso, uno es una estructura totalmente jerárquica que acabe con él a través de la purga...pero otra cosa es tolerarlo. Nosotros somos asamblearios pero muchas veces nos falta conocimiento de cómo se dinamiza un debate y de cómo se puede construir un discurso colectivo a partir de las aportaciones de todo el mundo. Nosotros tenemos muchos sociólogos, muchos politólogos, muchos militantes y activistas, pero a veces nos faltan técnicos, gente que venga de la dinamización y la psicología para esto. Eso es una cultura que se va creando poco a poco. Aquí nosotros en La Laguna, por ejemplo, yo vengo del círculo de La Laguna y de la confluencia de La Laguna, sí lo hemos aprendido que existen distintos puntos de vista y luego se puede llegar a unos acuerdos de mínimos, pero eso es un aprendizaje que tiene que realizar todavía la organización y que se hace poco a poco con el trabajo diario y con las normas básicas y mínimas de respeto. El que opina distinto no es el enemigo es una persona que está aportando una visión diferente que a lo mejor es la más acertada. Cuando uno adquiere la cultura del disenso y el debate ve como su propia opinión a lo largo de una asamblea va cambiando y se va adecuando y se llegan a los mínimos comunes. Eso es una cultura que no se desarrolla de aquí a mañana, y por eso en Podemos no la tenemos todavía, es decir, la tenemos ideológicamente pero en la práctica es muy difícil, pero creo que llegaremos a ello.

¿Cómo ve la dirección de Podemos a nivel nacional?

En Canarias la ultrafericidad es real por muchas redes sociales, comunicaciones y teléfonos que haya es real, y encima nosotros toda la comunicación con el estatal ya nos venía filtrada por el autonómico. Aquí Meri Pita dice que es una orden estatal y te la tenías que creer, no sabías, no tenías nuestras vías propias de comunicación. Ahora creo que hay más posibilidades de tener vías propias y la propia organización tiene que desarrollarla, de manera que cualquier inscrito se pueda comunicar con cualquier cargo orgánico sin estar mediada esa comunicación por los cargos autonómicos. Yo creo que ha habido dificultades para la comunicación, sí, está claro.

¿Debe seguir siendo Pablo Iglesias el secretario general a pesar de ser uno de los políticos peor valorados del CIS?

Sí, yo creo que sí. Nosotros desde Recuperar la Ilusión estamos apostando por eso. Pablo tiene el consenso como secretario general y creo que en esta etapa puede seguir siendo y lo debe seguir siendo. Yo creo que de alguna manera Vistalegre 2 debería haber sido una fiesta y se nos está yendo de las manos. Debería haber sido la fiesta de la participación y culminar con una fiesta de la unidad, del consenso, de cómo a través del disenso se ha conseguido la unidad, y todavía espero que en estos días todavía se pueda dar este fenómeno y salir muchos más unidos y reforzados, e incluso que mejore la valoración de Pablo Iglesias.

¿Y a nivel canario?, ¿qué opina de la secretaría general de las Islas?

A mí me gusta ser crítico de manera interna y no de manera externa. Lo he sido y dentro de la organización lo soy. De todos modos, en beneficio de la actual dirección, decir que hemos estado en dos años y medio en pura carrera electoral y los estatutos que salieron de Vistalegre 1 no se han respetado, se ha tenido que improvisar. Yo espero que estos nuevos estatutos que salgan de Vistalegre 2 por lo menos la gente se los lea y los respete, que eso es lo importante para tener un marco donde desenvolvernos todos.

Tras Vistalegre 2, ¿toca asamblea en Canarias?

Sí yo creo que sí y que está programada para que de alguna manera todo se tenga que adecuar a la nueva constitución de Podemos, tendrán que haber elecciones. Incluso aquí podían haber habido elecciones ya antes como hubieron en otros territorios. Por ejemplo, nosotros no tenemos Comisión de Garantías desde casi el principio y eso se podía haber solucionado, pero bueno, si no se solucionó creo que después de Vistalegre será el momento con los nuevos estatutos y de que alguna manera se airee la organización y se siga avanzando.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha