64 años de la trágica riada de El Llanito

Imagen de archivo de la carretera general tras el paso de la devastadora riada del año 1957

El 16 de enero de 1957  tuvo lugar en La Palma la catástrofe natural más devastadora que se recuerda en la historia reciente de la Isla.  Este sábado, 16 de enero de 2021, se cumplen 64 años de la trágica riada de El Llanito. El alcalde de Breña Alta, Jonathan Felipe, señala que fue  “un día que marcó la memoria de nuestro pueblo para siempre. Un día que hizo daño en muchísimas familias de nuestro municipio, y que, sin duda, influyó en nuestro espíritu luchador de pueblo”, y en la forma de “sobreponernos ante circunstancias adversas, como las que estamos viviendo”.

Las lluvias torrenciales que se registraron la citada jornada de 1957 segaron la vida de 26 personas. El citado núcleo del municipio de Breña Alta, con 22 vecinos fallecidos, fue la zona más castigada por el impetuoso diluvio. El aluvión también tuvo funestas consecuencias en Mazo y Breña Baja donde la virulenta tromba se llevó la vida de otros cuatro palmeros.

El descomunal desbordamiento destruyó 49 casas y, asimismo, se cebó con cultivos, ganado y vegetación.

El inclemente temporal comenzó al mediodía del 15 de enero de 1957 y arreció en la madrugada de la jornada siguiente, según contaron algunos de los habitantes de Breña Alta que padecieron aquella espantosa tempestad cuando, en el 2007, se cumplió medio siglo de la tragedia. Comenzó a llover a cántaros. Causó estragos ya que se desató de forma súbita y cogió a muchos desprevenidos. También dejó secuelas imposibles de borrar.

Dos lápidas de mármol blanco y una cruz, situadas a ambos lados del pequeño puente que cruza el barranco de Aduares, en El Llanito, recuerdan el drama que el 16 de enero de 1957 provocaron las fatídicas y coléricas precipitaciones en los montes de Las Breñas.

Etiquetas
Publicado el
16 de enero de 2021 - 12:05 h

Descubre nuestras apps

stats