Hallan en La Caldera troncos subfósiles de pino de más de 3.000 años

(En la imagen, tramo del Río Taburiente donde se encontraron los troncos subfósiles. Foto: ÁNGEL PALOMARES).

Un equipo especializado en geología botánica, tras varios años de estudio, ha confirmado que unos troncos subfósiles de pino canario encontrados en 2009 en medio de las terrazas del barranco Taburiente, en los alrededores de la zona de acampada, en pleno corazón del Parque Nacional de La Caldera, tienen más de 3.000 años de antigüedad. En concreto, después de analizar las citadas maderas al microscopio, "todas son de pino canario, y de edades comprendidas entre 3.000 y 3.500 años, se relacionan con un evento geomorfológico de importante magnitud que afectaría en ese periodo" a la reseñada "cuenca", según el investigador de la Escuela de Ingeniería Forestal y del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid, Juan Manuel Rubiales Jiménez, miembro del equipo de Andrés Díez que ha liderado un proyecto sobre la geomorfología de la Caldera de Taburiente. Los datos del estudio científico han sido recientemente publicados en un libro de la Universidad de La Laguna.

El director conservador del Parque Nacional de La Caldera de Taburiente, Ángel Palomares, apuntó que de "los tres lugares de donde se recogieron las muestras, exactamente el número tres, fue descubierto en junio de 2009" durante una visita realizada por él a la zona "junto a Pedro Luis Pérez de Paz y Marcelino del Arco, catedráticos de Botánica de la Universidad de La Laguna". En ese año, explica, "el Río Taburiente tenía el cauce más bajo que en la actualidad y se podían observar más pinos que en estos momentos".

En 2011, recuerda Palomares, un equipo de especialistas en geología y botánica empezó a estudiar el efecto de las riadas sobre la vegetación de ribera" y, en tal sentido, le comentó el aludido hallazgo al responsable principal, Andrés Diez. "A uno de los investigadores", añade, "le pareció interesante estudiar su datación. Luego encontraron más troncos (imagen superior) en medio de las terrazas de la Playa de Taburiente".

Juan Manuel Rubiales indica que "los resultados son modestos, pero no dejan de ser interesantes, ya que se sabe muy poco, por no decir nada, de la historia de la vegetación en las Canarias occidentales y, además, los restos de macrofósiles son muy escasos". Resalta que "estos son los primeros datos que apuntan a una persistencia estable, a largo plazo, es decir, durante varios milenios, del pinar en la Caldera".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats