La portada de mañana
Acceder
España puede vacunar a todos los mayores de 60 en mayo si llegan las dosis
Entrevista - Illa: "Lo normal sería que Aragonès diese un paso al lado"
Opinión - El enemigo entra por la pantalla, por Rosa María Artal

Instalada en La Palma una estación centinela de control del ecosistema marino profundo

Imagen de archivo del fondo marino de La Palma. Foto: Isla Azul.

El Gobierno de Canarias, a través de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, ha puesto en marcha tres estudios sobre el medio marino de Canarias y de los archipiélagos macaronésicos que permitirán conocer mejor la oceanografía biológica de toda la región y que ya han propiciado importantes descubrimientos, se indica en una nota de prensa del citado departamento del Ejecutivo autonómico. En el marco de este proyecto se han instalado dos estaciones centinela de control del ecosistema bentónico en los extremos térmicos del Archipiélago, concretamente en Lanzarote y La Palma.

El consejero del Área, José Antonio Valbuena, señaló que gracias a estos proyectos “se están produciendo interesantes avances científicos como el descubrimiento de especies crípticas. Ampliaremos nuestro conocimiento sobre la rica biodiversidad oceánica de Canarias que también debemos proteger redefiniendo las estrategias de seguimiento y gestión de los ecosistemas marinos”, señaló.

Canarias, se apunta en la nota, promueve tres estudios en este ámbito: Seguimiento, control y mitigación de proliferaciones de organismos marinos asociadas a perturbaciones humanas y cambio climático en la región macaronésica (MIMAR), cofinanciado por  Feder (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) a través del Programa Interreg V-A MAC 2014-2020; Estudio ecológico descriptivo de corales mesofóticos en el medio circalitoral (Hábitat 1170): establecimiento de estaciones de monitoreo ambiental en relación al cambio global y Caracterización y delimitación de las comunidades profundas de zoantídeos (Savalia savaglia y Anthipathozoanthus macaronesicus) en el entorno del Archipiélago Chinijo, ambos cofinanciados por el Programa Operativo Feder-Canarias (2014-2020).

Estos proyectos, añade, se han diseñado para que sean altamente sinérgicos, de forma que impulsen la colaboración de numerosos investigadores españoles y europeos de referencia y favorezcan la participación de jóvenes investigadores que están iniciando sus carreras en instituciones relevantes que aplican las técnicas de análisis genéticos más punteras en laboratorios especializados.

En concreto, explica, MIMAR se encarga de monitorizar el medio marino que rodea los cuatro archipiélagos que componen la región de la Macaronesia y hacer un seguimiento de los hábitats bentónicos rocosos y sus especies. Sus observaciones permiten comparar la biodiversidad marina de los archipiélagos y generar información muy relevante sobre las semejanzas y diferencias biogeográficas que identifican a esta amplia región atlántica. Además, ha permitido descubrir numerosas especies y géneros de invertebrados marinos desconocidos para la ciencia.

“Las fluctuaciones climáticas, la contaminación, la sobrepesca, el elevado tráfico marítimo y la expansión de especies potencialmente invasoras nos preocupan y por eso se han instalado dos estaciones centinela de control del ecosistema bentónico en los extremos térmicos del Archipiélago, concretamente en Lanzarote y La Palma”, explicó Valbuena.

A través del estudio de corales mesofóticos, se apunta en la nota, “se ha descubierto un gran bosque perenne sumergido entre los 60 y los 100 metros de profundidad formado por bancos de corales negros que circundan las islas del archipiélago canario y proporcionan sustrato, refugio y alimento a multitud de especies marinas que viven asociadas a este hábitat. Este entorno constituye un importante laboratorio natural para aprender y comprender cómo funciona el medio marino canario a gran escala”.

Indica que “el proyecto de caracterización y delimitación de las comunidades profundas de zoantídeos trabaja en la línea de la exploración marina y la elaboración de mapas precisos en tres dimensiones de los ecosistemas marinos. Ha comenzado por el Archipiélago Chinijo, donde se encuentra el mayor patrimonio biológico sumergido conocido de Canarias, asociado al volcán de Montaña Clara, y durante 2021 se iniciará la exploración de los fondos profundos de Gran Canaria y Tenerife, lo que da lugar a la descripción de un gran número de nuevos hábitats que engrosarán el Catálogo Español de Hábitats Marinos”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats