La Policía Local de Los Llanos transporta a una periodista 'estrella’ de la televisión para sortear el cierre de carreteras en La Palma

Susana Griso entrevista al presidente del Cabildo de La Palma en el barrio de Tacondo, antes de que llegara la lava

Pocas horas duró en la zona de erupción en la isla de La Palma el intento del Ministerio del Interior de acabar con los tratos de favor a periodistas estrella de las televisiones nacionales en la cobertura de esta catástrofe. El martes fueron sorprendidas las autoridades gubernativas con la queja formulada por este periódico de que la Guardia Civil había franqueado el paso a la presentadora Susanna Griso (Antena 3 Televisión) dos minutos después de impedírselo a dos periodistas de Canarias Ahora alegando que había órdenes estrictas de corte total de la carretera que conduce a Todoque.

Sobre las 17:30 horas de este miércoles pudo verse de nuevo a Susanna Griso utilizar un medio público, en concreto un coche de la Policía Local de Los Llanos de Aridane, el municipio más castigado por la erupción, para desplazarse por la zona del suceso y poder así burlar las restricciones de movilidad y los cortes de tráfico de la Guardia Civil. 

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, del PP, reconoció este miércoles ante las autoridades regionales y del Estado que había ayudado a la misma periodista de Antena 3 a saltarse el cierre de una carretera para que pudiera hacerle a él una entrevista en el barrio de Todoque mientras era desalojado y cuando ya se había prohibido la entrada a cualquier persona. Hernández Zapata se dejó seducir por el atractivo que para él tuvo que la famosa presentadora, estrella de la mañana de Atresmedia, lo entrevistara en el barrio donde vive su padre, cuya casa era una de las amenazadas por la lengua de lava que estaba en esos momentos a punto de llegar allí.

El presidente del Cabildo palmero y el equipo de Antena 3 Televisión pudieron sortear el control de la Guardia Civil justo dos minutos después de que dos reporteras de Canarias Ahora, una redactora y una operadora de cámara, fueran rechazadas por los agentes alegando que ya no podía pasar nadie más por ese punto.

Griso y Hernández Zapata no evitaron resaltar el lugar peligroso y prohibido en el que se encontraban, a pocos metros de la lava y bajo una nube de ceniza.

Resultó del todo imposible recabar este miércoles la versión Hernández Zapata. Su servicio de prensa informó a este periódico que "el presidente no siempre puede atender a los compañeros de los medios como quiere". A nosotros no nos pudo dedicar ni medio minuto.

La FAPE asume el comunicado de los periodistas locales

El incidente -unido al descarado trato de favor que se venía apreciando hacia otras grandes figuras del universo televisivo- originó una queja ante las dos asociaciones de la prensa en Canarias, que este mismo miércoles emitieron un comunicado conjunto exigiendo a las autoridades el mismo trato a todos los profesionales y mayores facilidades para realizar el trabajo periodístico. Pero, sobre todo, las asociaciones que representan a los periodistas locales recordaron que “el servicio público que prestan tanto los profesionales de la isla como los desplazados desde otros puntos del territorio autonómico no puede estar condicionado y mucho menos supeditado a favor de las coberturas que realizan medios nacionales”.

A raíz de la emisión de esta nota, el Ministerio del Interior se apresuró a dar explicaciones y a señalar exclusivamente a la responsabilidad del presidente del Cabildo. A su vez, las autoridades anunciaron medidas más restrictivas al tiempo que ponían en marcha excursiones organizadas para los periodistas de modo que pudieran todos acercarse, bajo la supervisión policial y en igualdad de condiciones, a las zonas acotadas.

Desde Madrid, la Federación de Asociaciones de la Prensa (FAPE) asumía y respaldaba a las pocas horas el contenido de ese comunicado de las dos entidades canarias. En una nota emitida por esa federación se decía, entre otras cosas, que “el servicio público que prestan tanto los profesionales de la Isla como los desplazados desde otros puntos del territorio autonómico no puede estar condicionado y mucho menos supeditado a favor de las coberturas que realizan medios nacionales. Las asociaciones profesionales demandan un trato igualitario para todos los medios de comunicación y sus profesionales quienes, en el ejercicio serio y responsable de la profesión, prestan ahora mismo un servicio público de vital interés tanto para la ciudadanía palmera como para el resto de las islas. Son los profesionales canarios, precisamente, quienes seguirán pegados a la noticia y a sus protagonistas cuando el foco mediático de cobertura nacional cambie de lugar. Son ellos quienes, con su quehacer diario, están documentando este trágico suceso tanto para entender su dimensión ahora como en el futuro”.

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
22 de septiembre de 2021 - 21:47 h

Descubre nuestras apps

stats