"Los pocos casos de Covid-19 que hay en La Palma se debe al trabajo eficaz de la red centinela de Atención Primaria"

Mercedes Coello es gerente del Hospital General de La Palma.

0

Reconoce que le preocupa “la llegada a La Palma de turistas sin una PCR negativa”. La gerente del Hospital General, Mercedes, Coello, en una entrevista con este digital, afirma que los buenos datos epidemiológicos que tiene la Isla se debe “pura y exclusivamente al trabajo serio, eficaz y coordinado de la red de médicos centinelas de Atención Primaria”. El centro hospitalario palmero, asegura, “está preparado” para afrontar los próximos meses, en los que se prevé un incremento en los casos de Covid-19 y la llegada de la gripe estacional. “Desde la primera fase de la pandemia hemos reforzado prácticamente todos los equipos de Urgencias, Enfermería, de las distintas plantas y de Laboratorio”, dice. “Estamos todos preparados y coordinados tanto en Atención Especializada como en Atención Primaria para conseguir dar respuesta en tiempo y hora a todos los imprevistos que vayan surgiendo, pero obviamente todo el personal sanitario está ya un poco cansado”, admite.

-¿El Hospital General de La Palma está preparado para afrontar los próximos meses, en los que se prevé un incremento de los casos de Covid-19 y la llegada de la gripe estacional?

-El Hospital, cuando llega la temporada de la gripe, sufre, a veces, una sobresaturación, y, efectivamente, el hecho de que este año temamos que puedan darse a la vez la gripe y la Covid-19 nos ha hecho incrementar el porcentaje de personal de riesgo a vacunar de la gripe. Pero sí, está preparado, como siempre, tiene personal suficiente. Contamos con 10 camas en la UCI, de las cuales cinco están destinadas a posibles ingresos Covid. En principio, estamos haciendo reuniones de todos los equipos que están implicados en las distintas áreas que puedan atender a la Covid como Urgencias, Laboratorio, UCI o Medicina Interna. Hacemos también una serie de comisiones Covid en donde nos ponemos al día sobre cómo va la situación, que, de momento, ha sido muy benévola porque en esta última fase solo hemos tenido un ingreso. El paciente padecía Covid, pero no parecía que tuviera una neumonía por el coronavirus, sino una neumonía de otro tipo, porque evolucionó bien con antibióticos y, por lo tanto, ya se ha curado de la Covid y está de alta. ¿Estamos preparados? Estamos tensionados, intentando estar a punto y tener todo previsto para lo que pueda ocurrir.

-¿Cuenta entonces con personal suficiente?

-Pues sí, desde la primera fase de la pandemia hemos reforzado prácticamente todos los equipos de Urgencias, Enfermería, de las distintas plantas y de Laboratorio. Hemos tenido un incremento de plantilla destinada a atender la situación provocada por la Covid.

-¿De cuántas camas UCI podrá disponer el centro hospitalario en una situación crítica?

-La UCI tiene 10 camas, de las cuales cinco pueden estar ocupadas por Covid porque cuentan con medidas de aislamiento, con puertas cerradas, y las otras cinco serían para pacientes con otras patologías. Tenemos previsto un área de expansión, en el supuesto caso de que fueran ocupadas las cinco camas de UVI, hacia la URPA, la Unidad de Cuidados Post Anestesia, que está junto a la UVI, en el quirófano, y los pacientes serían atendidos por personal de Enfermería y médico, pero esperemos que esto no ocurra. En la primera fase no ocurrió y tenemos la esperanza de que no ocurra en esta.

-¿A qué atribuye los pocos casos de coronavirus que está registrando La Palma?

-Los pocos casos que hay en La Palma se debe pura y exclusivamente al trabajo coordinado de la red de médicos centinelas de Atención Primaria, que está logrando dar una respuesta en menos de 24 horas de todos los casos sospechoso. Una vez que se determina un caso sospechoso, o llega por avión o por barco una persona que piensa que puede tener síntomas de Covid, se pone en contacto con la red y en menos de 24 horas tiene el resultado de su PCR  y de sus contactos directos, por lo tanto, hemos conseguido cercar todos los posibles casos que han ido surgiendo. La única razón por la que tenemos pocos casos en La Palma es por el trabajo coordinado, serio y eficaz que ha realizado la red centinela en esta fase de la pandemia.

-¿Le preocupa la llegada de turistas a la Isla si no vienen con una PCR negativa?

-Sí me preocupa la llegada de turistas si no vienen con una PCR hecha en destino. Soy partidaria de que se le realice una PCR 72 horas antes de llegar a La Palma, y si es negativa, los dos días siguientes deben estar resguardados en su hotel para salvar todo el periodo de ventana que sería de cuatro o cinco días. Si en los dos días siguientes no presentaran ningún síntoma, podríamos decir con toda seguridad que no tienen la Covid. Da una cierta garantía, y nos podríamos plantear también hacer una segunda PCR a la llegada, pasados dos o tres días, pero si vienen con una PCR negativa podríamos tener una garantía de que están llegando con unos criterios epidemiológicos adecuados.

-¿Tiene fuerzas para resistir una situación similar a la que vivió en los meses más duros de la pandemia?

-En lo referente a la fuerza, más bien no. Para soportar la misma tensión que la primera fase de la pandemia, creo que no. Ni yo ni nadie. Pero esta vez ya no es igual, estamos preparados. La primera fase fue debido al factor sorpresa y a la que se nos vino encima en un momento determinado, que fue bastante agotador. Después estuvimos un mes y medio sin ningún caso, y eso nos permitió vivir como una especie de luna de miel. Cuando ocurrió la segunda irrupción del virus en la Isla, fue un poquito decepcionante, hablo desde mi punto de vista, me sentí un poco abatida, pero esta segunda fase, como en todos lados, ha sido mucho más débil y con menos virulencia. De hecho, no hemos tenido sino el ingreso que antes relaté y ha sido más llevadero, pero en los primeros días sí que lo pasamos muy, muy mal, por lo menos yo, que había vivido la primera fase. Estamos todos preparados y coordinados tanto en Atención Especializada como en Atención Primaria para conseguir dar respuesta en tiempo y hora a todos los imprevistos que vayan surgiendo, pero obviamente todo el personal sanitario está ya un poco cansado.

-¿Qué recomendaciones hace a la población?

-Las recomendaciones que doy a la población son las mismas que me doy a mí. Estamos en una situación extraña que no tenía que habernos tocado vivir. Ni siquiera nosotros, los sanitarios, pensábamos que pudiéramos vivir una pandemia y la estamos viviendo. Las recomendaciones son las que dan los equipos epidemiológicos a todo el mundo: mantener las distancias sociales, el uso de mascarilla y el lavado de mano, y no relajarnos, procurar vivir en grupos pequeños, que seamos pocos los que nos relacionemos y así poder saber entre cuántas personas nos estamos moviendo. En esta segunda fase de la pandemia se ha visto una irrupción de nuevos casos debido a la gente joven, porque también está cansada de no poder salir, y se juntaron y muchos hicieron botellón, algo que ha pasado en toda España. Hay que contar que vienen fiestas malas, en el sentido de que llegan las Navidades y la gente quiere juntarse y salir, y tenemos que tener claro que esto no va a poder ser, no va a poder ser, la situación no es igual y hay que pensar que esto no va a durar siempre, que serán unos meses más y tenemos que cumplir las normas y procurar mantenernos todos a salvo de la Covid-19.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2020 - 10:58 h

Descubre nuestras apps

stats