Nueva tragedia en la ruta canaria: más de 40 personas, entre ellas ocho niños, mueren en un naufragio en la costa saharaui

Embarcación con migrantes a bordo

La ruta canaria sigue cobrándose vidas. 30 mujeres, ocho niños y cuatro hombres han muerto en la madrugada de este martes en la costa saharaui de Dakhla, a bordo de una embarcación que iba rumbo a las Islas Canarias. De esta manera lo han confirmado desde la ONG Caminando Fronteras, que comenzó a tener sospechas de que se había producido un naufragio, por lo que comenzó a indagar hasta que este jueves encontró a los supervivientes, seis mujeres y cuatro hombres. Una de ellas, relató lo acontecido durante la tragedia.

La ruta canaria se perpetúa como la más mortal de acceso a España con 1.922 víctimas este año

La ruta canaria se perpetúa como la más mortal de acceso a España con 1.922 víctimas este año

La mujer, de origen subsahariano, explicó a Caminando Fronteras que el motivo del naufragio es uno de los factores que la organización lleva alertando desde hace tiempo: las malas condiciones de las embarcaciones. Poco después de alejarse de la costa, el agua comenzó a filtrarse en la barca de madera. La activista Helena Maleno, miembro de la citada ONG, cuenta que no es la primera vez que una patera que sale de Dakhla hace aguas nada más salir. "A rutas más complicadas, las redes ofrecen peores embarcaciones, sobre todo, a los subsaharianos".

La superviviente narró que las personas a bordo comenzaron a intentar achicar el agua. La tensión y los nervios empezaron a aumentar al darse cuenta de que estaban nadando a contra corriente, no podían luchan contra el agua. Los migrantes que van en estas barcas, "cada vez más", son personas que no tienen nociones de navegación, asegura Maleno, que incluso admite que "ni los capitanes suelen tenerlas", razón por la que muchas de ellas desaparecen.

En medio de este horror, cuenta la mujer, una ola se los llevó por delante. Los pescadores que se encontraban cerca de la escena avisaron a la gendarmería, quien rescató a las diez únicas personas que encontraron con vida tras el aparatoso vuelco. De los que fallecieron, solo se ha encontrado a una niña, que resultó ser uno de los dos hijos de la superviviente que narra la historia de esa noche. La pequeña se encuentra en la morgue de Dakhla, asegura Maleno.

Todas las embarcaciones que salen de esta costa tienen algunos factores comunes. Por un lado, "el número de mujeres y niños a bordo siempre supera al de los hombres". Además, la activista también critica que hay una falta de coordinación y de medios de rescate. "Rabat no sabía nada del naufragio", afirma.

Búsqueda de otras embarcaciones

Lo que pasó el martes por la noche con esta embarcación no es un caso aislado. Este es el segundo naufragio del que alerta la ONG en lo que va de semana, después del hundimiento el pasado miércoles de una patera con 75 personas a bordo en la costa de El Aaiún, lo que habría provocado la muerte de al menos tres migrantes. También hay dos neumáticas que han salido de esta costa saharahui, con 62 y 54 personas, respectivamente, de las que no hay rastro.

Caminando Fronteras está investigando lo que ocurrió con otra embarcación, muy parecida a la que naufragó, que salió el pasado lunes. Helena Maleno explica que, como siempre hacen, ya han "alertado a la Guardia Civil y a Salvamento Marítimo de Rabat". En la barca hay 32 mujeres, 16 hombres y 12 niños.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats