Aprobada la operación urbanística para permitir la gasolinera de Disa en Siete Palmas con el rechazo de la oposición

Parcela donde pretende ubicarse la gasolinera de Disa. (ALEJANDRO RAMOS)

El pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aprobado este viernes, con el voto en contra de los doce concejales de la oposición, la modificación parcial del Plan General de Ordenación (PGO) en el entorno del cementerio de San Lázaro, una operación urbanística que, entre otras actuaciones, permitirá la construcción de una gasolinera de la compañía petrolera Disa en la rotonda que da acceso al camposanto capitalino. La iniciativa ha salido adelante con el apoyo de los 17 ediles de los grupos que sustentan el gobierno municipal (PSOE, Nueva Canarias y Podemos).

El expediente llegó a pleno envuelto en la polémica, ya que la secretaria municipal, Ana María Echeandía, había emitido un informe desfavorable. La habilitada nacional advirtió de que aún no se ha tramitado de forma correcta la modificación del convenio urbanístico entre Disa y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el documento que fija la obligación de la corporación capitalina para trasladar al entorno de San Lázaro la estación de servicio. El informe señalaba que la aprobación de esa adenda es un requisito ‘sine qua non’ para iniciar la tramitación del expediente que cambia parcialmente el Plan General de Ordenación del municipio.

En el pleno de este viernes, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, rechazó los mensajes “apocalípticos” de la oposición y restó importancia al informe de la secretaria municipal, afirmando que había sido contrarrestado con otro informe de los servicios jurídicos de la corporación que defiende que ambos procedimientos (la adenda al convenio y la modificación del PGO) se pueden tramitar de manera simultánea, sin supeditar la aprobación del cambio de planeamiento a la finalización del cambio en el convenio con Disa.

“Tenemos plena tranquilidad, no nos da miedo”, dijo el edil con respecto a las acciones judiciales que ha emprendido en relación con este expediente Pedruzcos Oil, la empresa propietaria del terreno colindante a donde se va a instalar la estación de servicio de Disa. “El interés general está salvaguardado”, ha añadido. El primer teniente de alcalde ha detallado la secuencia temporal de acontecimientos hasta la aprobación de esa modificación parcial del PGO y ha insistido en que responde a la necesidad de evitar que la estación de servicio a la que tiene derecho Disa en virtud de un convenio de 2015 se ubique en la Vega de San José, su emplazamiento original.

Ese convenio, firmado durante los últimos meses de la Alcaldía de Juan José Cardona (Partido Popular), contemplaba el cierre de la gasolinera que Disa tiene en la Avenida Alcalde Díaz Saavedra, al lado del cementerio de Vegueta, a cambio de una serie de contraprestaciones. Entre ellas, la cesión por parte del Ayuntamiento de una parcela ubicada en el número 10 de la calle Alicante, en el populoso barrio de la Vega de San José. Tres años después, ya con el tripartito en el poder, el gobierno municipal decidió modificar ese convenio a través de una adenda para cambiar la ubicación de la estación de servicio, para ‘sacarla’ de una zona colmatada, y llevarla “al extrarradio”, en concreto a la rotonda que da acceso al cementerio de San Lázaro, en Siete Palmas.

Para que esa adenda al convenio (aún no culminada, tal y como reconoce el Ayuntamiento) se pudiera ejecutar, era necesario un cambio de uso del suelo, de rústico a urbano consolidado. Y eso es lo que, entre otras cosas, se ha aprobado este viernes en el pleno pese al informe contrario de la secretaria municipal, que sostiene que primero debe quedar resuelta la modificación del convenio.

En esta polémica hay un tercer actor, la empresa Pedruzcos Oil, a la que el Ayuntamiento le negó la licencia para la construcción de una gasolinera en la parcela colindante a la que ahora se pretende ceder a Disa para el mismo fin. Aunque Doreste había anunciado que la intención del grupo de gobierno era expropiar los terrenos de Pedruzcos Oil dentro de esta operación urbanística, en la sesión plenaria de este viernes ha dejado abierta la posibilidad a que esta mercantil pueda presentar de nuevo una solicitud de permiso. El concejal de Urbanismo ha asegurado que la autorización de le denegó porque la normativa impedía instalar una gasolinera en suelo rústico a menos de 500 metros de otra. El mismo motivo por el que, según dijo, se rechazó una petición de Disa en 2017.

“Si la modificación se aprueba, podrá pedir la licencia. Otra cosa es que el Ayuntamiento decida expropiar. Ya se verá”, ha afirmado Doreste.

Críticas de la oposición

El expediente ha suscitado las críticas de todos los grupos de la oposición. En especial, del PP. Su portavoz, Ángel Sabroso, ha asegurado que esta operación urbanística acarreará importantes consecuencias económicas para las arcas públicas. El concejal popular ha señalado que el Plan General preveía una dotación deportiva para la parcela que se pretende ceder a Disa, de unos 2.200 metros cuadrados y tasada en 1,7 millones de euros. La parcela de Pedruscos Oil es de 6.600 metros cuadrados. “Si la valoración de la parcela de Disa es de 1,7 millones, cuántos nos va a costar la indemnización por el triple de superficie?”, se ha preguntado Sabroso, que considera que la modificación de planeamiento “no es conveniente, oportuna ni necesaria”.

El portavoz del PP ha propuesto al alcalde y al concejal de Urbanismo dos soluciones. La primera, buscar una parcela alternativa a la de San Lázaro para cumplir el convenio con Disa. La segunda, en caso de que finalmente se le ceda ese solar, no expropiar a Pedruzcos Oil, ya que estima el coste superará los 6 millones de euros, además del lucrocesante y de la responsabilidad patrimonial.

Beatriz Correas, concejala no adscrita, también se ha preguntado “en qué beneficia este expediente a Las Palmas de Gran Canaria” y “cuánto va a costar” entre recalificaciones, cesiones y expropiaciones, además de recordar que Disa “no ha cumplido” su parte del convenio, ya que sigue explotando la gasolinera situada en la Avenida Alcalde Díaz Saavedra mientras el Ayuntamiento sí que le ha concedido las compensaciones previstas en ese acuerdo.

El portavoz de Coalición Canaria, Francis Candil, también considera que con esta operación urbanística “se perjudica a una empresa para favorecer a otra”. El concejal en la oposición cree que el gobierno municipal “ha cambiado las reglas del juego” para permitir que Disa pueda construir su gasolinera en el entorno del cementerio de San Lázaro y ha asegurado no entender “por qué no pueden convivir” las dos estaciones de servicio en esa área. Por su parte, Lidia Cáceres, concejal de Ciudadanos, ha calificado esta modificación de “urbanismo a la carta”, al recordar que Disa pidió permiso para instalar una gasolinera en ese lugar en 2017, cuando “no era propietaria del terreno”.

“Es una modificación necesaria para que no se construya una gasolinera en la Vega de San José. Eso es lo importante”, ha concluido el concejal de Urbanismo.

“Una demanda histórica”

En una nota de prensa difundida este viernes, el Ayuntamiento señala que esta modificación parcial del PGO permitirá la ampliación del cementerio, con la construcción de nuevos nichos y columbrados, y la construcción de nuevas dotaciones, como un sanatorio público, un crematorio, una cafetería, aparcamientos, un nuevo espacio donde depositar las cenizas de las mascostas y la polémica gasolinera. Este paso responde “a una demanda histórica por parte de los vecinos del municipio”, ha defendido Doreste. La modificación aprobada este viernes será publicada en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) y en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) antes de volver a pleno para su aprobación definitiva.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats