Los restaurantes de Gran Canaria plantan cara al 'cara' que reserva mesa y no comparece

Pago a través del teléfono móvil.

Javier Suárez

Las Palmas de Gran Canaria —

2

Terminadas las jornadas navideñas, en las que la hostelería grancanaria ha estado trabajando con la espada de Damocles de la pandemia sobre sus mesas, el resultado puede considerarse medianamente satisfactorio, sin lanzar las campanas al vuelo.

Está claro que ha habido pérdidas económicas por la supresión de las cenas de empresas o grupos grandes que siempre han significado una importante inyección de ingresos en estas fechas, y que servían a los restaurantes como caja de resistencia ante la temida cuesta de enero, pero es de destacar que muchos restaurantes se han esforzado en adaptar las medidas de seguridad al máximo.

Establecimientos con menos mesas mientras se creaban turnos para paliar esa caída de comensales; acondicionamientos de zonas exteriores de sus terrazas; elaboraciones para degustar a domicilio y una carta adaptada en muchos casos hacia el producto local independientemente del estilo de cocina que se elabore, han sido algunos de los elementos clave que han conseguido que el público local haya llenado las mesas de los que estaban haciendo bien las cosas. De los que lo hacen mal, mejor ni siquiera mencionarlos porque caerán por su propio peso y por sus acciones. 

Pero, aparte de la pandemia de la COVID19, el hostelero se ha encontrado también con otro virus importante que ha dañado su ya de por sí maltrecha situación como es la falta de respeto, incivismo, mala educación y desprecio de un reducido grupo de personas que, o no son conscientes del daño que hacen, o son tan egoístas que aún sabiéndolo, les importa poco el perjuicio que ocasionan sus actos. Hablamos de esas personas que, reservando mesas en un local, no comparecen a la hora acordada, lo que en el sector se llama “no-show”.

Y ahora que las épocas de los restaurantes llenos se acaban con la llegada del frío invierno, varios de los mejores restaurantes de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria están planteándose promover una acción conjunta, pero que podría ser tremendamente importante, consistente en solicitar una tarjeta de crédito en el momento de hacer la reserva y que, en caso de que el cliente, no cancele a tiempo la mesa solicitada, le suponga un coste económico. Porque parece ser que algunos sólo aprenden cuando se les toca el bolsillo. 

Durante un almuerzo en el restaurante Pícaro hablaba con su chef y propietario, Willy Ramírez, que me contaba la situación vivida la noche antes: Ayer sábado no aparecieron ocho comensales, eran dos mesas de cuatro en los distintos turnos que tenía durante el día y no es justo seguir aguantando desplantes así; no saben el daño que hacen a las familias que trabajamos y vivimos de esto. He hablado con varios restauradores de la ciudad para reunirnos en cuanto pasen estas fechas de locura para todos y poner en marcha una acción común y pedir la tarjeta de crédito a la hora de hacer la reserva, cobrándole al cliente un mínimo cuando no aparezca a la mesa acordada. Pueden llamar y anular con un tiempo mínimo que tenemos que fijar (con dos horas puede ser suficiente), pero no podemos seguir consintiendo estas faltas de respeto y ataques a nuestro trabajo; nos jugamos demasiado y hay que parar esta sangría. Como ejemplo te puedo decir que hablando con el propietario de otro restaurante que hay en la ciudad nos dimos cuenta de que el mismo día y a la misma hora, un comensal tenía mesa para cuatro personas en los dos restaurantes: vino al mío y obviamente al que dejó la mesa tirada fue al del compañero, eso no puede seguir sucediendo”.

Hace unas semanas, en estas mismas líneas publicábamos un artículo sobre este problema. A continuación, y ante la demanda de más información, contactamos con dos empresas nacionales que están trabajando en la cuestión: El Tenedor, por un lado, y la unión entre Maybein y CoverManager, por el otro, cada uno con sus propios enfoques que relatamos a continuación:

-       El Tenedor; perteneciente a la familia Tripadvisor e integrada directamente en la Guía Michelin, a día de hoy es la aplicación líder de reservas online de restaurantes en el mundo (más de 80.000 restaurantes, 12.000 en España) y presencia en 22 países. Al habla con Raquel González, directora de comunicación: “Llevamos años liderando la lucha contra el no-show implementando herramientas que ayuden a los hosteleros, y un ejemplo de ello es que desde nuestra app no se pueden realizar dos reservas para la misma hora/día, y además, ponemos a disposición de los restauradores un sistema de reconfirmación de reservas que les permite recordar la cita vía email o sms. Hay estudios de mercado que nos confirman que los establecimientos que trabajan con nosotros han bajado su ratio de no-shows al 2% de sus reservas, pero aún así también trabajamos para impulsar campañas de concienciación para los usuarios y que se den cuenta del impacto negativo que puede tener no acudir a una mesa. Por último, me gustaría decir que estamos a disposición de cualquier información que necesiten desde el sector e invitarles a visitar el blog profesional, que desde nuestra página, ponemos a disposición de todos, clientes o no, donde encontrarán varios artículos que pueden ser de su interés".

 -      Cover Manager/Maybein. En este caso hablamos con Saray Maestro de la Fuente, CEO de Maybein, una aplicación que notifica las mesas canceladas y no-show en restaurantes premium en tiempo real y sin abrir la app: “Hace semanas leí el artículo que publicasteis acerca de los no-show y es algo en lo que llevamos tiempo trabajando. En esos días además nos integramos bidireccionalmente con CoverManager, facilitándole el trabajo a los hosteleros y estamos muy felices y orgullosos de formar parte de la aceleradora del Basque Culinary Center. Esta unión llega en un momento clave para el sector de la hostelería y la restauración. Debido al contexto y a las diversas restricciones de aforo a las que hacen frente los restaurantes actualmente, cada reserva cancelada y cada no-show duele mucho más -si cabe- que antes. Precisamente uno de los objetivos con los que nacía Maybein era el de ofrecer a los restaurantes una herramienta que reduzca el impacto de las reservas no presentadas y canceladas a última hora, dándole una segunda vida a esas mesas y rentabilizándolas. Gracias a la integración bidireccional con CoverManager, hemos dado un paso más allá automatizando y facilitando aún más el proceso para el restaurante”.

-      Por su parte, José Antonio Pérez Moral, CEO y Co-fundador de CoverManager, señala: “CoverManager nació centrándose en solucionar el problema de los no-show y apoyar al restaurante en la gestión de sus mesas para mejorar rentabilidad. Por esta razón, vemos que la colaboración con Maybein refuerza nuestra filosofía de origen y nos permite seguir ayudando a los restaurantes ofreciendo la mejor hospitality cada día”.

Estos son sólo dos de los ejemplos que se pueden encontrar los restauradores canarios para avanzar hacia un futuro donde la digitalización les resulte útil. En unos momentos donde las instituciones públicas apuestan más que nunca por impulsar el paso al siglo XXI de los distintos sectores, creo que quizás la Consejería de Industria y Comercio del Cabildo de Gran Canaria, dentro del marco Gran Canaria Me Gusta o de sus alianzas con FEGASTROCAN, puede ser un buen nexo de unión al respecto entre profesionales y empresas.

Pero ahora le toca dar el paso al hostelero, que en las islas aún no cree de manera firme y decidida en la puesta al día de su comunicación digital hacia webs profesionales atractivas, redes sociales más allá de la foto de Instagram y un perfil de Facebook mal creado en la mayor parte de las ocasiones. No se puede pensar en avanzar en el siglo XXI con herramientas del XX, toca a cada uno dar el paso adelante y esta alianza entre unos pocos puede ser un buen inicio para que muchos más den el paso y se sumen a la iniciativa, porque el no-show de la casa de tu vecino, mañana puede ser la suya propia. Somos muchos los que apoyamos que los profesionales tengan una lista con los datos de esos clientes que dejan la mesa colgada y que así no tuvieran tan fácil seguir haciéndolo, sólo con el ejemplo y la unión, este virus de la insolidaridad y falta de respeto puede ser vacunado.

Si les apetece pueden seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram bajo los nicks @porfogones y @alahoradecomer.

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2021 - 18:04 h

Descubre nuestras apps

stats