eldiario.es

9

Paralizada una fiesta "ilegal" en una fábrica abandonada de Las Palmas de Gran Canaria

En la fiesta había más de 150 personas, que fueron desalojadas, y los agentes comprobaron que se trataba de un evento organizado, para el que se había realizado una venta de entradas

- PUBLICIDAD -
Paralizada una fiesta "ilegal" en una fábrica abandonada de Las Palmas de Gran Canaria.

Paralizada una fiesta "ilegal" en una fábrica abandonada de Las Palmas de Gran Canaria. Cedida

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria paralizó el domingo, 12 de junio, a las 02.25 horas, una fiesta "ilegal" que se celebraba en una fábrica abandonada de la capital grancanaria, en el barrio de Almatriche, donde además los agentes se incautaron de droga.

Los agentes del Grupo Operativo de Intervención y Apoyo (GOIA-UE) de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria sorprendieron en el momento citado a los asistentes de una fiesta que se celebraba en la antigua sede de una empresa de productos lácteos, que actualmente se encuentra en estado de abandono, según informó la Policía Local en nota de prensa.

En la fiesta había más de 150 personas, que fueron desalojadas, y los agentes comprobaron que se trataba de un evento organizado, para el que se había realizado una venta de entradas y que contaba además con actividad musical por varios DJs, se dispensaban bebidas alcohólicas y había hasta una zona habilitada para el consumo de drogas.

En cuanto a los identificados como responsables del evento carecían de permiso para ocupar el recinto y tampoco disponían de autorización municipal para celebrar la actividad.

Así, en el registro realizado por la Policía Local se incautaron varias dosis de sustancias estupefacientes como hachís y cocaína, así como una gran cantidad de pastillas y medicamentos usados habitualmente como sustancias estimulantes, tales como trankimazín, seguril o enalapril, "sin que se portara receta médica por ninguno de los mismos".

Además, los agentes requisaron los tickets que servían de entrada para acceder a la fiesta, que eran portados por los organizadores del evento junto a importantes cuantías de dinero en billetes, y se identificaron a varias personas tras manifestar a los policías que habían pagado 20 euros por su entrada.

Finalmente, la Policía Local se hizo cargo de desalojar el recinto y extender las actas, así como denuncias correspondientes por la celebración ilegal del evento y la ocupación del inmueble abandonado, que carecía de todas las medidas de seguridad exigidas para la celebración de estas actividades.

Los agentes también denunciaron a varias personas por la tenencia y el consumo de drogas. Ahora, el Servicio de Actividades Clasificadas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria será quien tramite el expediente iniciado por los agentes de la Policía Local.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha