Canarias tendrá desde este fin de semana tres islas en el nivel 4 mientras la curva de contagios toca techo

Niveles de alerta por islas.

Canarias tendrá desde este fin de semana a tres islas en nivel 4 de alerta sanitaria, el más restrictivo: Tenerife, Gran Canaria y La Palma; mientras que El Hierro, Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa quedarán en el nivel 3. La Gomera se mantiene en nivel 2 y no hay ninguna isla en nivel 1. El objetivo de endurecer las medidas en las tres islas que cambiar de nivel es frenar el avance de la COVID-19, que en esta sexta ola de contagios se ha cebado con el Archipiélago, reportando unos datos nunca antes vistos gracias a la introducción de la variante ómicron, mucho más contagiosa que las anteriores.

Nivel 4 de alerta en Tenerife, Gran Canaria y La Palma: estas son las restricciones vigentes

Nivel 4 de alerta en Gran Canaria y La Palma: estas serán sus nuevas restricciones

Lo cierto es que este endurecimiento en las restricciones llega justo cuando la curva de contagios ha tocado techo en todas las islas. Así lo siguen reflejando un día más los datos epidemiológicos publicados por la Consejería de Sanidad del Gobierno regional. Al pico de esta sexta ola, convertida en un auténtico tsunami, se llegó el pasado domingo, 16 de enero, cuando se reportaron 2.922,8 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes en 14 días, la peor cifra de incidencia desde que comenzó la pandemia. Para este jueves, la incidencia acumulada (IA) a dos semanas ha caído hasta los 2.792,02 y acumula casi una semana de descensos.

Las IA a 7 días en cada isla también han acelerado su descenso. En el conjunto del Archipiélago este jueves la media es de 1.156,1 contagios por cada 100.000 habitantes. De hecho, Tenerife (1.027,9) y La Gomera (659,7) se encuentran por debajo de esa cifra. Este indicador en el conjunto de Canarias lleva también siete días a la baja.

Pero no solo han mejorado significativamente las incidencias acumuladas, también se ha frenado el número de contagios en el Archipiélago en los últimos días: entre el 16, pico de esta sexta ola de contagios, y el 20 de enero las islas notificaron 12.196 casos nuevos, mientras que en los cuatro días anteriores (del 11 al 15 de enero), se anotaron 19.549, una caía del 37%, esto es 7.353 positivos menos.

Pese a todo, Gran Canaria y La Palma pasarán desde este sábado al nivel 4 de alerta sanitaria, el más restrictivo, después de que el Consejo de Gobierno valorara la situación epidemiológica de ambas islas teniendo en cuenta los últimos informes aportados por la Dirección General de Salud Pública, mientras que El Hierro entrará en el nivel 3 desde las 00.00 horas de este domingo.

Según este informe, Gran Canaria sube de nivel porque “ha experimentado un empeoramiento en los indicadores relativos a la capacidad asistencial, los relacionados con la ocupación de camas en planta y en UCI, dado que ya presentaba en la última revisión indicadores de incidencias a 7 y 14 días y los relacionados con la IA en mayores de 65 años en riesgo muy alto”, informó Sanidad en un comunicado este martes.

Cuando se decidió endurecer las restricciones para la isla redonda, el porcentaje de ocupación de camas convencionales se encontraba en riesgo extremo, con un 15,58%, para este jueves. Este dato ha subido un punto, hasta el 16,86%. Asimismo, las unidades de cuidados de pacientes críticos pasó del 26,43% este martes al 22,91% este vienes, por lo que dejan de estar en riesgo extremo (marrón) y pasan a riesgo alto (rojo).

La Palma, explicaba Sanidad en la nota del martes, “presenta sus indicadores de IA a 7 y 14 días y en las personas mayores de 65 años en nivel de riesgo muy alto y, en las últimas semanas, se ha producido un aumento importante del porcentaje de ocupación de camas convencionales, que ha pasado a nivel de riesgo muy alto”.

En ese momento, la ocupación en camas en planta había pasado de riesgo medio a muy alto, con un 15,76% de ocupación. En cuestión de días la situación ha vuelto a revertir, y la isla vuelve a tener este indicador en riesgo medio con un 9,78% de ocupación. Mientras que las UCI no presentan ningún riesgo gracias a su 0% de ocupación con pacientes COVID. Así las cosas, a pocas horas de que la isla bonita suba a nivel 4, esta ya no cumple los requisitos para ver endurecer sus restricciones. De continuar así, en la próxima reunión del Consejo de Gobierno cabe esperar que vuelva al 3, aunque, tal y como ha resaltado en diversas ocasiones el Ejecutivo regional, habrá que comprobar que esta tendencia a la baja se mantiene dos semanas antes de bajar de nivel.

Por su parte, “El Hierro se encuentra en riesgo muy alto en los indicadores de incidencia acumulada a 7 y 14 días y en mayores de 65 años y en cuanto a la capacidad asistencial por las propias singularidades de su población y de su área de salud, la determinación de los niveles de riesgo requiere de la valoración de indicadores complementarios, que lo sitúan en riesgo alto”, puntualizó Sanidad.

Mediana de edad

La mediana de edad del total de personas hospitalizadas por COVID-19 en los últimos 30 días es de 70 años y de 63 años en los ingresados en UCI, siendo todos mayores de 16 años. El 45,6% de las personas ingresadas en unidades de críticos diagnosticadas durante los últimos 30 días no había recibido la pauta de vacunación completa.

El 78,7% de las personas ingresadas por COVID y diagnosticadas en los últimos 30 días no tenía patologías previas. Este porcentaje se incrementa en pacientes sin vacunar, en los que el 87,7% no tenía otras patologías conocidas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats