El aspirante expulsado de las elecciones al Colegio de Médicos de Las Palmas acusa de "boicot" a la Junta Electoral

Sede del Colegio de Médicos de Las Palmas en la capital grancanaria

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

El aspirante a presidir el Colegio de Médicos de Las Palmas Luis Miguel Pérez ha iniciado acciones legales contra la Junta Electoral que anuló su candidatura, lo que permitió automáticamente a Pedro Cabrera revalidar el cargo para un nuevo mandato.

La candidatura expulsada de las elecciones del Colegio de Médicos de Las Palmas demanda a la Junta Electoral

La candidatura expulsada de las elecciones del Colegio de Médicos de Las Palmas demanda a la Junta Electoral

El médico de Atención Primaria, que actualmente ejerce en el centro de salud de Arucas, sostiene que la Junta Electoral del Colegio "ha boicoteado su candidatura", por lo que ha presentado un recurso en el que piden a los cuatro miembros de ese órgano "que se retracten de su decisión".

Según ha adelantado, "si no responden, pasados cinco días se les comunicará que por silencio administrativo se acude a la Jurisdicción de lo Contencioso-Administrativo, con una demanda contra la Junta Electoral".

Tal y como ha asegurado, para la anulación de la candidatura "alegan que una de las firmas, la del candidato José María Moran, no se corresponde con la de su ficha", lo que a su juicio "se podría haber solucionado con una llamada telefónica".

Para Pérez, "esto es solo una excusa" ya que "las firmas de las fichas pueden ser antiguas, la mía es del año 1986, por ejemplo".

El candidato alternativo mantiene, además, que "el propio médico afectado se personó en la sede colegial para acreditar que sí que era su firma y que se presentaba de manera voluntaria", y que "se adjuntó el DNI donde también figura su firma para poder acreditarla", algo que a la Junta "no le sirvió", ha asegurado.

Para el candidato, "la Junta Electoral debe estar para subsanar cualquier problemática y acreditar que el procedimiento cumpla todos los requisitos", no para "suponer un obstáculo".

En un primer momento, relata, "de las 20 firmas que presentamos nos rechazaron nueve", lo que "ya olía muy raro" porque "no tenemos todos problemas de caligrafía".

Ante este contratiempo, añade, "decidimos que todos los que habían tenido problemas con la firma se personaran ante la Junta Electoral para ratificarla y solucionarlo".

Entonces, continúa, recibió "un correo electrónico advirtiendo que no debían acudir a la sede electoral, que el portavoz debía cursar el trámite mediante declaración jurada" y, por tanto, "quedar a expensas de la decisión que se tomase".

La Junta Electoral, formada por cuatro médicos, "debe ser seleccionada por sorteo entre todos los colegiados por un notario", un proceso que Pérez alega que "nadie sabe ni cuándo, ni cómo, ni quién lo realizó". 

Además, añade, "ya desde el principio hubo problemas con los plazos", ya que "fueron atrasando el periodo de campaña hasta que solo quedaron 15 días". 

"En ese período nosotros no podíamos hacer ninguna acción ni ningún acto, mientras el actual presidente organizó decenas de ellos, muchos sin motivo como la cena de conmemoración de los 100 años del Colegio" que se celebra este jueves, y que "se cumplieron en el año 2000", remarca Pérez, que atribuye esa convocatoria "a un interés por hacer una campaña encubierta mientras nosotros no podíamos hacer nada".

Este candidato dice que lo que pretende es que "se celebren las elecciones, porque es lo democrático", mientras que la situación supone, a su juicio, "una vergüenza".

La intención de Pérez y de los compañeros que le acompañan en la candidatura "es la de cambiar el Colegio de Médicos" que está "enquistado en sí mismo" con una presidencia que "está en manos de Pedro Cabrera desde hace 12 años y que quiere perpetuar hasta el año 2022". 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats