La portada de mañana
Acceder
Madrid retuerce datos para no tomar medidas y el Gobierno evita intervenir
Villarejo advirtió de que el exnúmero dos de Interior "tiraría" hasta llegar a Rajoy
Opinión - Las mentiras de Casado y Ayuso sobre Madrid, por Ignacio Escolar

El barrio de San Lorenzo sigue a la espera del centro de tecnificación deportiva prometido para 2019

Presentación del centro de tecnificación deportiva de San Lorenzo.

Han pasado 14 meses desde que se presentó el proyecto que iba a hacer historia en El Zardo, en el barrio de San Lorenzo de Las Palmas de Gran Canaria. Un gran centro de tecnificación deportiva llegaría a la zona para convertir uno de los distritos periféricos de la ciudad en un espacio neurálgico para deportistas y aficionados. Se trataba -o se trata- de un “proyecto emblemático” y “único” en la Isla. Así lo presentaban el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, y el concejal de Deportes, Aridany Romero -ambos siguen ocupando los mismos cargos- en octubre de 2018. La alegría casi se podía acariciar entre un grupo de vecinos y vecinas que, después de décadas, veían cómo se hacía realidad una de sus grandes demandas. Sin embargo, más de un año después no se ha movido ni una piedra que de luz a la infraestructura. 

San Lorenzo tendrá un centro de tecnificación deportiva “único” en Gran Canaria

San Lorenzo tendrá un centro de tecnificación deportiva “único” en Gran Canaria

El lugar escogido para el nuevo espacio deportivo es la antigua presa de Martinón. Un embalse que comenzó a tener problemas en los años 70 del siglo XX debido a las grandes pérdidas de agua y las numerosas grietas, por lo que tuvo que ser vaciado. En 1984 el Ayuntamiento capitalino adquirió el terreno y lo rellenó de tierra. A partir de ahí se creó -de forma provisional- una zona de deportes. La parcela cuenta con 115.000 metros cuadrados en los que se prevé que se lleguen a practicar hasta 14 modalidades deportivas diferentes: descenso, dual slalom, senderismo, vóley playa, fútbol playa, crossfit, tiro con arco, trial o trail running, son algunas de ellas.

Durante la presentación, a la que asistieron numerosos medios de comunicación y diferentes colectivos vecinales del distrito Tamaraceite- San Lorenzo- Tenoya, se fijó una fecha: mitad de 2019. El propio concejal de Deportes explicó que el proyecto tendría una inversión de dos millones de euros y daría comienzo al año siguiente -en referencia al que se acaba de despedir- con un plazo de ejecución de siete meses. El privilegio que le supone a este espacio pertenecer al Paisaje Protegido de Pino Santo no permite hacer grandes movimientos de tierras ni edificaciones, por lo que la obra no sería de gran envergadura. Se aprovecharán los actuales espacios de almacenamiento, baños y aularios, creando un baño adaptado con rampa de acceso y un espacio flexible que permita la adaptación de varias aulas deportivas y de la naturaleza. 

Así mismo, el alcalde insistía en la importancia que desde su grupo de gobierno se le ha dado a los barrios periféricos de la capital grancanaria. “No solo se pueden colocar instalaciones en el centro de la ciudad, hay que aprovechar lugares que probablemente la mayoría de los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria desconocen”. Hidalgo contemplaba incluso los cambios en las líneas de guaguas para facilitar el acceso a El Zardo. La manifestación levantó los aplausos y hasta la emoción entre los asistentes. Históricamente, los distritos de Ciudad Alta y Tamaraceite- San Lorenzo- Tenoya han criticado que desde el Consistorio capitalino durante los diferentes mandatos se les haya dado la espalda a estos barrios. 

Sin embargo, la emoción y los aplausos de aquel día son hoy decepción. El Zardo sigue siendo desconocido para muchos habitantes de la ciudad. La línea de guaguas continúa de forma irregular y el acceso al espacio deportivo se encuentra cerrado. Aunque es imposible acceder, los vecinos y vecinas aseguran que desde aquel día pocos movimientos se han contemplado en la zona. Ahora recuerdan con añoranza la reunión que tuvieron las asociaciones de San Lorenzo, El Román y El Zardo hace más de un año en la que Hidalgo les aseguraba que la obra empezaría “en breve”.

Desde el colectivo de El Román -muy próximo a la zona- no pueden ocultar su preocupación. “Nuestros vecinos y vecinas nos preguntan, esto no se puede parar, es una obra prioritaria”, comenta uno de sus portavoces. “El alcalde vino, nos prometió que empezaba en breve y aún nada”, juzgan. No obstante, en estos momentos están pendientes de un encuentro con el concejal de Deportes para conocer el estado y el comienzo de la obra. “A ver si en enero, como regalo de Reyes Magos, tenemos la reunión y la infografía que nos habían prometido”. 

La asociación insiste en la importancia de este proyecto para su distrito -el quinto más grande de la ciudad con más de 60.000 personas- y para toda la capital grancanaria. Si bien es cierto que desde que se inició la gran apertura comercial de Tamaraceite esta zona de la ciudad ha apreciado un gran cambio estructural, aún existen espacios completamente olvidados. 

Desde el Ayuntamiento capitalino aseguran que el proyecto del centro de tecnificación deportiva “sigue adelante en tiempo y forma”, una afirmación que se contradice con el anuncio de que comenzaría a funcionar a mitad de 2019. “Hace un mes y medio se entregó el proyecto ejecutivo y ya está listo para su licitación”. Asimismo, explican que la construcción se llevará a cabo a través de la financiación del FDCAN (Fondo de Desarrollo de Canarias), por lo que el Ayuntamiento está pendiente de la subvención para comenzar las obras. En su momento, el concejal de Deportes llegó a agradecer públicamente a su socio de gobierno Javier Doreste (LPGC Puede), concejal de Urbanismo, que brindara “todos los medios económicos y humanos” para la puesta en marcha del centro. 

Durante la presentación, el concejal de Deportes aseguró que de lo que pidieron los vecinos “está todo” y confesó sentirse muy “satisfecho”. Ahora, la justificación de este retraso también la basan en “las diversas reuniones con ellos para la elaboración del proyecto”.  

El centro de tecnificación deportiva y Las Charcas de San Lorenzo

Para los vecinos y vecinas del barrio de San Lorenzo, la importancia de este proyecto reside en la necesidad de contar con un espacio en el que se puedan practicar diferentes modalidades deportivas en el barrio sin necesidad de invadir espacios protegidos. Es el caso de Las Charcas de San Lorenzo, una de las últimas zonas verdes de la ciudad que se utilizan como un campo de entrenamiento de motos, quads, coches todo terreno, e incluso como un basurero sin control. 

Las Charcas de San Lorenzo son un conjunto de estanques de barro expansivo, construidas de forma artificial, de hasta 300 metros de largo y 100 de ancho. Los más de 40 embalses se idearon con fines agrícolas, con toda una red de canales, acequias, bombas… Todo ello generó la creación de un ecosistema de vegetación único en el que llegaron a convivir más de 100 especies entre aves y plantas. Desde hace un tiempo, diferentes colectivos denuncian el abandono por parte de las administraciones públicas. Sin embargo, el concejal del área de Urbanismo adelantó a este periódico el pasado mes de diciembre que el objetivo del Consistorio capitalino es comprarlas y convertirlas en patrimonio municipal para construir un gran parque ecológico en la zona. 

Etiquetas
Publicado el
11 de enero de 2020 - 20:23 h

Descubre nuestras apps

stats