La portada de mañana
Acceder
Cinco años de ofensiva de la ultraderecha en Europa
La amnistía llega a su votación final y Feijóo pide elecciones anticipadas
Opinión - Con la venia, respeten la ley. Por Neus Tomàs

La central de Caletillas achaca las últimas emisiones a unas pruebas de rendimiento

Central térmica de Caletillas, en Tenerife.

Tenerife Ahora

Santa Cruz de Tenerife —

La intensa columna de humo y las emisiones de gases que denunciaron los vecinos de Candelaria durante la semana del 8 al 12 de diciembre corresponden a la realización de unas pruebas de rendimiento oficiales efectuadas en el grupo Gas 3 de la central térmica de Caletillas, según precisa la compañía Endesa que destaca que estas pruebas, que son obligatorias por ley, han sido realizadas en el calendario previsto con el Operador del Sistema (Red Eléctrica Española).

En concreto, especifica que el Real Decreto 1747/2003 de 19 de diciembre desarrollado por la Orden ITC/913/2006, establece que “las empresas propietarias de los grupos deberán realizar las pruebas de rendimiento correspondientes. Estas responderán a un procedimiento único que será aprobado por la Dirección General de Política Energética y Minas, previo informe de la Comisión Nacional de la Energía y a propuesta del Operador del Sistema”.

A su vez, agrega que “con fecha 29 de agosto de 2013 se dicta Resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas por la que se aprueba la lista de grupos que habrán de someterse a las pruebas de rendimiento, entre los que se encuentra el grupo Gas 3 ya mencionado”.

Por otro lado, especifica que “independientemente de las pruebas de rendimientos indicadas, debido a la calificación de grupo de emergencia que tiene el Gas 3, su funcionamiento ha sido muy reducido, limitándose a menos de 150 horas anuales en los últimos tres años”.

De este modo, Endesa quiere tranquilizar los residentes en la zona, aunque recalca que “en cualquier caso, expresa su respeto a la opinión pública y a las manifestaciones expresadas por todos aquellos colectivos que conviven en el entorno de la central”.

En este sentido, fuentes de la compañía argumentan que “es el máximo interés de esta central, y de todos los que trabajamos en la misma, que nuestra actividad sea lo menos impactante en nuestro entorno”.

Así, detallan que “la clara mejora de los datos de calidad del aire en los últimos tiempos demuestra que las inversiones realizadas en la instalación y la aplicación de protocolos de actuación para situaciones de contaminación son muy exigentes y hacen evidente el esfuerzo que desde esta central se viene realizando en este aspecto, fundamental en su gestión, desde hace ya muchos años”.

En otro orden de cosas, aclaran que, en contra de las asociaciones que se hacen a nivel popular, “técnicamente no existe ninguna relación en cuanto a la proporción de las emisiones de los grupos, con los días de calima ya que la operación de la central no depende de esta circunstancia”.

“En cuanto a los niveles de emisión de partículas, cuyos datos son públicos, están muy por debajo de los límites legales establecidos, por lo que se cumple estrictamente con lo establecido en la Autorización Ambiental Integrada de esta central térmica”, apostillan.

Finalmente, arguyen que “en lo que atañe al dióxido de azufre, y si bien es cierto que la legislación vigente permite superar este límite hasta en 24 ocasiones a lo largo del año en cada estación, no sólo en la semana del 8 al 12 de diciembre, sino en todo el período de lo que va de año, no se ha producido ninguna superación del valor límite horario para la protección de la salud humana de este contaminante en ninguna de las cuatro estaciones situadas para controlar la calidad del aire en la zona de influencia de la central”.

Etiquetas
stats