La CHE finaliza los trabajos en los cauces afectados por las crecidas de diciembre en Reinosa y Matamorosa

Inundaciones en Reinosa

La Confederación Hidrográfica del Ebro (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico) ha finalizado las labores de recuperación de la capacidad de desagüe en los ríos Híjar, Izarilla y Ebro, en Reinosa y Matamorosa (Cantabria), afectados por las crecidas registradas el 19 de diciembre de 2019 por la borrasca 'Elsa'.

Estas intervenciones directas en cauce han supuesto una inversión superior a 200.000 euros y se integran en el proyecto general de conservación de cauces de la CHE, ha informado la Confederación en nota de prensa.

Las labores han consistido en la retirada de obstrucciones formadas en el cauce, en limpiezas, podas y clareos selectivos y en la retirada y redistribución de sedimentos depositados en algunos puntos del cauce tras el paso de la avenida que reducían la sección y dificultaban la libre circulación de agua.

Además, la CHE ha concluido la redacción del proyecto de recuperación del espacio fluvial del río Híjar, que se encuentra en tramitación técnica y también ha avanzado el estudio hidrológico e hidráulico de los ríos Híjar, Izarilla y Ebro, "a punto" de obtener las conclusiones iniciales.

Tras finalizar estas actuaciones prioritarias de recuperación de la capacidad de desagüe este año se realizará también la reparación de los desperfectos producidos por la avenida en los paseos y sendas del Parque Fluvial del Híjar.

Actuaciones en cauce

Los trabajos finalizados se localizan en el río Híjar, en Matamorosa, en el tramo entre los puentes del ferrocarril y el de la antigua N-611 y aguas arriba; en las inmediaciones de Villar (Campoo de Suso) y Paracuelles, acciones que se complementan con los trabajos ejecutados por el Gobierno de Cantabria en el tramo Matamorosa-Reinosa hasta la confluencia con el río Ebro.

En el río Izarilla se ha actuado entre la salida de la fábrica Sidenor y su desembocadura en el río Ebro, en Reinosa y aguas arriba de este tramo, entre Sidenor y el puente del ferrocarril de Matamorosa.

Por último, en el río Ebro (término municipal de Reinosa), la intervención se ha llevado a cabo en la zona de confluencia con el río Híjar y prolongado aguas abajo hasta pasado el puente de la autovía A-67 (Campoo de Enmedio).

Recuperación del espacio fluvial

La CHE además, ha finalizado la redacción del proyecto de recuperación del espacio de movilidad fluvial del río Híjar en Campoo de Enmedio, que se encuentra en fase de tramitación técnica y que se centra en el tramo aguas arriba de la cantera de Matamorosa, a continuación del actual Parque Fluvial del río Híjar.

El proyecto tiene como objetivo mejorar el estado ecológico y ambiental del cauce, posibilitando su expansión mediante el retranqueo de motas (en torno a 3 kilómetros), y beneficiando la laminación de caudales.

Estas nuevas zonas de recuperación del espacio fluvial, adicionales a las recuperadas anteriormente con ocasión de las obras del Parque Fluvial del Híjar (más de 2 kilómetros de motas retranqueadas), contribuyen a mejorar la seguridad de las propiedades adyacentes y aguas abajo, especialmente de los núcleos urbanos en eventos de avenida.

El organismo ha avanzado también el desarrollo del estudio hidrológico e hidráulico de los ríos Ebro, Híjar e Izarilla a punto de tener sus primeras conclusiones. Conllevará la calibración de un modelo bidimensional que, partiendo del análisis de la avenida de diciembre de 2019 en los tres ríos, permitirá simular avenidas con diferentes periodos de retorno, estudiar medidas y comprobar su efectividad.

El episodio de crecidas que afectó a las cuencas del Ebro, Híjar e Izarilla fue, principalmente en estos dos últimos cauces, muy extraordinario, debido a un acumulado pluviométrico entre los 100 y 130 litros por metro cuadrado en 24 horas.

Etiquetas
Publicado el
25 de septiembre de 2020 - 13:03 h

Descubre nuestras apps

stats