La portada de mañana
Acceder
El año del rey emérito en Abu Dabi no aplaca el escándalo y su vuelta depende de Felipe
¿Qué ha ocurrido con la vacuna española que acaba de ser suspendida?
Opinión - El pecado de Sánchez es cumplir la ley, por Neus Tomàs

Revilla, sobre los brotes en ocio nocturno: "No se puede tolerar que la insensatez de unos pocos ponga en peligro a la gran mayoría y perjudique la imagen de Cantabria"

Revilla ante los medios.

Cantabria ha disparado en los últimos días su incidencia COVID como consecuencia de más de un centenar de contagios vinculados a fiestas juveniles y celebraciones de fin de curso en locales de ocio nocturno de Santander. Sobre ello se ha pronunciado este lunes el presidente autonómico, siendo crítico con "la insensatez" de algunos y exponiendo la "preocupación" de Sanidad al respecto, que está intentando rastrear los contactos, para lo que el líder regionalista reclama a los negocios que lleven un registro de clientes.

"No se puede tolerar que la insensatez de unos pocos ponga en peligro a la gran mayoría y perjudique la imagen de Cantabria", ha subrayado Miguel Ángel Revilla a preguntas de la prensa durante su comparecencia posterior a la reunión mantenida con la vicepresidenta de Economía, Nadia Calviño.

Y es que para el jefe del Ejecutivo cántabro "en este momento es muy perjudicial que estemos en los telediarios con noticias de que estamos teniendo un número alto de casos". "Venimos trabajando desde hace tiempo para asegurar un verano tranquilo en el que podamos batir récords en relación al verano pasado", ha remarcado tras el repunte del fin de semana que ha revertido la buena tendencia.

Cuestionado también por las discotecas que han organizado botellones en los interiores de sus locales, Revilla ha calificado la iniciativa de "disparate". "No me gustaría que Cantabria se especializara en ser una región cuyo atractivo para otras comunidades sea venir a emborracharse con litronas dentro de un espacio cerrado", ha dicho. Ese no es el turismo de calidad que yo quiero para Cantabria, me recuerda a Magaluf", ha lamentado, tras dejar claro que no está "en contra de que la gente se divierta, pero con controles".

"Hasta hace unos días, cuando ha habido barra libre, Cantabria era un ejemplo", ha reconocido el líder del Ejecutivo, quien ha recordado que no se pueden establecer nuevos límites horarios a la hostelería tras la sentencia judicial que los eliminó. "Esto era previsible, pero es curioso, tanto que se me ha criticado...", ha manifestado sobre los reiterados escraches que ha sufrido por parte de algunos hosteleros.

"Nada tengo que ver con cierres y aperturas de Sanidad", ha incidido Revilla, quien también ha dicho que esta situación "hubiera sido más grave hace seis meses". "Esto es soportable porque estamos vacunados los de más riesgo, la edad en la que está infectándose la gente es entre 15 y 25 años", ha concluido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps