Castilla-La Mancha inmoviliza 2,1 millones de hectólitros de vino antes de encarar la nueva vendimia

Reunión del Consejo Asesor Agrario

Castilla-La Mancha va a inmovilizar 2,1 millones de hectólitros de vino entre almacenamiento y la destilación que ha sido aprobada por el Ministerio de Agricultura y que va a permitir afrontar la nueva vendimia con mejores perspectivas de cara a los mercados.

El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, momentos antes de comenzar la reunión del Consejo Asesor Agrario de la región, ha hecho públicos estos datos. En concreto, por lo que respecta a la destilación de crisis se van a destilar 1,77 millones de hectólitros, una cifra, según el consejero, “superior a la que pensábamos en un primer momento y consecuencia de la aplicación de un prorrateo sobre las cantidades solicitadas”, que supone el 69% en el caso del vino sin Denominación de Origen y el 52% en vino con DO.

Hay que recordar que en total se había solicitado destilación para de 2,9 millones de hectolitros solicitados, de los que 2,2 millones eran de bodegas de Castilla-La Mancha mientras que el resto, hasta 800.000 hectólitros, de bodegas de fuera de la región.

En lo que se refiere al almacenamiento se van a almacenar el vino de IGP (Indicación Geográfica Protegida) que se ha solicitado en la región y un 44% del vino con DO solicitado, en total 400.000 hectolitros, entre las dos líneas.

En este caso, un total de 31 bodegas de la región había presentado solicitudes para las ayudas al almacenamiento privado del vino por el Ministerio de Agricultura, para almacenar de 737.000 hectólitros de vino, de los que 143.000 hectólitros pertenecen a vinos con Indicación Geográfica Protegida.

El Consejo Asesor Agrario que se ha celebrado en la Consejería ha abordado varios temas relacionados con el sector vitivinícola, el más importante la propuesta realizada por la Consejería para que el vino que entre en bodega ya en esta nueva vendimia no baje de los nueve grados de alcohol.

Para el consejero, esta propuesta significa que “en Castilla-La Mancha apostamos por los vinos de calidad”.

Por regla general, ha recordado, “si se utiliza más agua de la habitual regando la viña, sobre todo en los meses de verano, suelen darse producciones más altas y con menos grado. A más producción generalmente menos grado y a más grado generalmente mejor vino”.

El objetivo de la Consejería es “fomentar una reducción de la producción porque entendemos que vamos en la línea del Real Decreto que entra en vigor que limita los rendimientos por parcela y con la disminución de grado vamos en esa dirección”, en la de apostar por la calidad.

En la primera vez que una Comunidad Autónoma aplica una medida como está para garantizar el grado mínimo alcohólico. Las uvas que no alcancen estos nueve grados se pueden destinar a la elaboración de mosto, alcohol o vinagre.

El Consejo Asesor Agrario también analizó la orden de creación del Observatorio de precios de la cadena agroalimentaria.

Propuesta de ASAJA

Por su parte, ASAJA de Castilla-La Mancha ha solicitado en el Consejo ampliar el presupuesto para los más de 1.900 expedientes que no han superado la puntuación de corte para poder beneficiarse de la última convocatoria de ayudas a las inversiones en explotaciones agrícolas y ganaderas.

El secretario general de la organización agraria, José María Fresneda, ha llevado a la reunión una propuesta para buscar una solución a los agricultores y ganaderos que han quedado por debajo de los 64 puntos establecidos. Plantea buscar una alternativa para estos expedientes destinando presupuesto de otras partidas hasta alcanzar el 17,5% del crédito que correspondería aportar al Gobierno de Castilla-La Mancha, ya que está cofinanciado con un 75% por la UE y un 7,5% por el Ministerio de Agricultura. 

Etiquetas
Publicado el
17 de julio de 2020 - 11:56 h

Descubre nuestras apps

stats