La ilustración libre de derechos por la que el consejero de Cultura de Vox cobró 500 euros de dinero público

Laura Cornejo

0

El consejero de Cultura de Castilla y León (Vox), Gonzalo Santonja, facturó a través de una SL una nómina mientras era director de la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. Lo hacía a pesar de que la Junta de Castilla y León le había facilitado una comisión de servicios en la Consejería de Educación y Cultura para ocultar su sueldo como director de un Instituto con escasa relevancia. Ganaba 50.000 euros anuales, y sacaba otros 16.000 facturando “cesión de derechos intelectuales” al instituto que dirigía. Pero, además, de vez en cuando pasaba otras facturas, fuera del sueldo estipulado y con conceptos variopintos.

En ese afán de facturar, Santonja cobró por la ilustración de la cubierta de un libro que editaba el Instituto de la Lengua, una ilustración que no sólo no era suya, sino que además puede ser uno de los retratos más reproducidos del periodista y escritor Mariano José de Larra.

Se trata de un aguafuerte de Rosario Weiss, ahijada y discípula de Francisco de Goya. Apareció en el libro Larra, en las elecciones de 1836 - Cómplices y adversarios, de Maximiliano Fernández, del que se hizo una tirada de 500 ejemplares en 2009. El 30 de octubre de ese año Santonja emitió una factura al Instituto de la Lengua con el concepto “Ilustraciones, cubiertas y maquetas” y detalla entre otras la “ilustración y cubiertas” de tres volúmenes de la colección Libros Singulares, del 18 al 20. El 19 es el dedicado a Larra.

Por esa ilustración y cubierta, cobró 500 euros. Pero más allá cobrar por algo que no le pertenecía y que en el caso de haberlo comprado debería haberlo hecho directamente el propio Instituto, Santonja usó una imagen libre de derechos que pertenece a la Biblioteca Nacional y que pone como única condición para su uso que se cite la procedencia.

Ilustraciones para libros de 2008 y 2007, en una factura de 2009

El libro, del que se editaron 500 ejemplares se presentó el 16 de junio de 2009, en el Museo Adolfo Suárez y la Transición, de Cebreros (Ávila). De entre los libros que Gonzalo Santonja supuestamente ilustra portadas, aparece otro 'Luna, la primera revista cultural clandestina en el Madrid de Franco (1939-1940)' de Jesucristo Riquelme. La ilustración por la que factura 300 euros no es más que la portada de una de las revistas Luna. Lo llamativo es que se trata de un libro que se publica en 2007 pero que Santonja mete en esa factura de 2009 en la que cobra 5.916 euros por las ilustraciones de ocho libros y no todos son editados en ese año. Este diario no ha podido rastrear todas las imágenes de las cubiertas porque en algunos casos son ilustraciones esquemáticas y en otros son muy antiguas.

Plantón al patronato y una viceconsejera excusándose en medios que “sacan las cosas de contexto”

Hasta el momento, el actual consejero de Cultura no ha dado una sola explicación. El pasado martes estaba previsto que presidiese la primera reunión del patronato del Instituto de la Lengua, cuya sede está en Burgos, con él al frente de la Consejería, sin embargo los patronos se encontraron con la viceconsejera, Mar Sancho, que justificó su presencia por “una incompatibilidad habilitada por el Consejo de Gobierno” de la Junta de Castilla y León, ya que Santonja había sido director del Instituto. Si la decisión se tomó en el Consejo de Gobierno del pasado jueves, no se informó a la prensa. Los patronos, representantes de ayuntamientos, diputaciones, universidades y la Cámara de Comercio de Burgos, pidieron explicaciones sobre la información que publicó elDiario.es, tanto sobre los tres sueldos de Santonja, como por las facturas que emitió al Instituto. Sancho aseguró que siempre hubo transparencia en el Instituto de la Lengua “no evidente en cuanto a facturas, pero sí en cuanto a los contratos”, y quiso restar importancia al hecho en sí: que Santonja cobraba un sueldo como funcionario de la Consejería de Educación y Cultura, mientras facturaba otros servicios al Instituto.

“Es cierto que los medios de comunicación sacan cuestiones de contexto”, dijo sin dar una sola explicación. “Por parte de esos mismos medios”, añadió sin citar a elDiario.es, “hay una pregunta a la propia Consejería que, ¡qué curioso! no se ha contestado todavía, sobre las facturas. Es un tema que todavía estamos recabando y sin embargo los medios ya tienen facturas que nosotros ni siquiera tenemos. Es un hecho curioso. Lo comparto con vosotros con esa vocación de transparencia”, relató. Mar Sancho se refiere a una petición realizada por elDiario.es hace casi dos meses a la Consejería de Cultura sobre las facturas pagadas a la sociedad de su actual consejero, Monbrún SL. Tras prorrogar un mes más la respuesta, desde la Consejería de Presidencia resolvió que el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua debe facilitar a este medio la información solicitada, y así se lo comunicó. Sin embargo, el Instituto, que debería haber contactado con la redactora para informar de que trabajaba en la información y advertir del plazo máximo legal para responder, no lo ha hecho.

Varios patronos escucharon las escasas explicaciones e insistieron en que el Instituto realizase una investigación sobre los hechos que quedasen reflejados en un informe. Sancho anunció que la Consejería de Cultura doblará el presupuesto que destinó en años anteriores al Instituto, que ahora rozará los 900.000 euros.

El consejero de Cultura de Castilla y León (Vox), Gonzalo Santonja, facturó a través de una SL una nómina mientras era director de la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. Lo hacía a pesar de que la Junta de Castilla y León le había facilitado una comisión de servicios en la Consejería de Educación y Cultura para ocultar su sueldo como director de un Instituto con escasa relevancia. Ganaba 50.000 euros anuales, y sacaba otros 16.000 facturando “cesión de derechos intelectuales” al instituto que dirigía. Pero, además, de vez en cuando pasaba otras facturas, fuera del sueldo estipulado y con conceptos variopintos.

En ese afán de facturar, Santonja cobró por la ilustración de la cubierta de un libro que editaba el Instituto de la Lengua, una ilustración que no sólo no era suya, sino que además puede ser uno de los retratos más reproducidos del periodista y escritor Mariano José de Larra.

Se trata de un aguafuerte de Rosario Weiss, ahijada y discípula de Francisco de Goya. Apareció en el libro Larra, en las elecciones de 1836 - Cómplices y adversarios, de Maximiliano Fernández, del que se hizo una tirada de 500 ejemplares en 2009. El 30 de octubre de ese año Santonja emitió una factura al Instituto de la Lengua con el concepto “Ilustraciones, cubiertas y maquetas” y detalla entre otras la “ilustración y cubiertas” de tres volúmenes de la colección Libros Singulares, del 18 al 20. El 19 es el dedicado a Larra.

Por esa ilustración y cubierta, cobró 500 euros. Pero más allá cobrar por algo que no le pertenecía y que en el caso de haberlo comprado debería haberlo hecho directamente el propio Instituto, Santonja usó una imagen libre de derechos que pertenece a la Biblioteca Nacional y que pone como única condición para su uso que se cite la procedencia.

Ilustraciones para libros de 2008 y 2007, en una factura de 2009

El libro, del que se editaron 500 ejemplares se presentó el 16 de junio de 2009, en el Museo Adolfo Suárez y la Transición, de Cebreros (Ávila). De entre los libros que Gonzalo Santonja supuestamente ilustra portadas, aparece otro 'Luna, la primera revista cultural clandestina en el Madrid de Franco (1939-1940)' de Jesucristo Riquelme. La ilustración por la que factura 300 euros no es más que la portada de una de las revistas Luna. Lo llamativo es que se trata de un libro que se publica en 2007 pero que Santonja mete en esa factura de 2009 en la que cobra 5.916 euros por las ilustraciones de ocho libros y no todos son editados en ese año. Este diario no ha podido rastrear todas las imágenes de las cubiertas porque en algunos casos son ilustraciones esquemáticas y en otros son muy antiguas.

Plantón al patronato y una viceconsejera excusándose en medios que “sacan las cosas de contexto”

Hasta el momento, el actual consejero de Cultura no ha dado una sola explicación. El pasado martes estaba previsto que presidiese la primera reunión del patronato del Instituto de la Lengua, cuya sede está en Burgos, con él al frente de la Consejería, sin embargo los patronos se encontraron con la viceconsejera, Mar Sancho, que justificó su presencia por “una incompatibilidad habilitada por el Consejo de Gobierno” de la Junta de Castilla y León, ya que Santonja había sido director del Instituto. Si la decisión se tomó en el Consejo de Gobierno del pasado jueves, no se informó a la prensa. Los patronos, representantes de ayuntamientos, diputaciones, universidades y la Cámara de Comercio de Burgos, pidieron explicaciones sobre la información que publicó elDiario.es, tanto sobre los tres sueldos de Santonja, como por las facturas que emitió al Instituto. Sancho aseguró que siempre hubo transparencia en el Instituto de la Lengua “no evidente en cuanto a facturas, pero sí en cuanto a los contratos”, y quiso restar importancia al hecho en sí: que Santonja cobraba un sueldo como funcionario de la Consejería de Educación y Cultura, mientras facturaba otros servicios al Instituto.

“Es cierto que los medios de comunicación sacan cuestiones de contexto”, dijo sin dar una sola explicación. “Por parte de esos mismos medios”, añadió sin citar a elDiario.es, “hay una pregunta a la propia Consejería que, ¡qué curioso! no se ha contestado todavía, sobre las facturas. Es un tema que todavía estamos recabando y sin embargo los medios ya tienen facturas que nosotros ni siquiera tenemos. Es un hecho curioso. Lo comparto con vosotros con esa vocación de transparencia”, relató. Mar Sancho se refiere a una petición realizada por elDiario.es hace casi dos meses a la Consejería de Cultura sobre las facturas pagadas a la sociedad de su actual consejero, Monbrún SL. Tras prorrogar un mes más la respuesta, desde la Consejería de Presidencia resolvió que el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua debe facilitar a este medio la información solicitada, y así se lo comunicó. Sin embargo, el Instituto, que debería haber contactado con la redactora para informar de que trabajaba en la información y advertir del plazo máximo legal para responder, no lo ha hecho.

Varios patronos escucharon las escasas explicaciones e insistieron en que el Instituto realizase una investigación sobre los hechos que quedasen reflejados en un informe. Sancho anunció que la Consejería de Cultura doblará el presupuesto que destinó en años anteriores al Instituto, que ahora rozará los 900.000 euros.

El consejero de Cultura de Castilla y León (Vox), Gonzalo Santonja, facturó a través de una SL una nómina mientras era director de la Fundación Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. Lo hacía a pesar de que la Junta de Castilla y León le había facilitado una comisión de servicios en la Consejería de Educación y Cultura para ocultar su sueldo como director de un Instituto con escasa relevancia. Ganaba 50.000 euros anuales, y sacaba otros 16.000 facturando “cesión de derechos intelectuales” al instituto que dirigía. Pero, además, de vez en cuando pasaba otras facturas, fuera del sueldo estipulado y con conceptos variopintos.

En ese afán de facturar, Santonja cobró por la ilustración de la cubierta de un libro que editaba el Instituto de la Lengua, una ilustración que no sólo no era suya, sino que además puede ser uno de los retratos más reproducidos del periodista y escritor Mariano José de Larra.

Ayúdanos a seguir publicando exclusivas sobre Castilla y León

Ahora es más importante que nunca informar de lo que sucede en Castilla y León desde el terreno. Por eso elDiario.es cuenta con una redacción propia en Castilla y León con periodistas locales. ¿Te has preguntado cuántos medios nacionales tienen una redacción aquí? Si quieres apoyar nuestro periodismo, hazte socio o socia de elDiario.es desde este enlace y así destinarás parte de tu cuota habitual a la edición de Castilla y León.

Hazte socia o socio de elDiario.es y ayúdanos a mantener nuestra redacción en Castilla y León