PP y Vox hacen al alavés Javier Maroto senador por Castilla y León

Laura Cornejo

0

El alavés Javier Maroto será de nuevo senador por Castilla y León gracias a los votos del Partido Popular y de Vox. Su designación, junto a la de Vidal Galicia Jaramillo (PP) y Fran Díaz (PSOE) ha salido adelante con los votos a favor del PP (31) y Vox (13) y a pesar de los votos en contra de todos los grupos de la oposición: PSOE (28), Soria Ya (3), UPL (3), Podemos (1) y Por Ávila (1) a excepción de Ciudadanos (1) que ha votado en blanco. Los 44 síes y 36 noes mantienen así a Maroto, que en la pasada legislatura se empadronó in extremis en Sotosalbos (Segovia) para poder garantizarse el escaño. El alavés es portavoz del PP en el Senado, cargo del que el nuevo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, no le ha relevado. Su salida era complicada, y habría supuesto un enfrentamiento del PP de Castilla y León con Génova.

Según ha declarado el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, en una rueda de prensa al finalizar el Pleno, el PSOE “ha vulnerado el artículo 23 de la Constitución Española”, que regula el derecho de representación política, al haber votado en contra “intentando constituir una mayoría de bloqueo de la designación de senadores, algo que determina una sentencia reciente del Tribunal Constitucional sobre lo ocurrido en el Parlament de Catalunya” en la designación de Miguel Iceta. “El PSOE actúa en contra de Castilla y León pensando solo en sus intereses, y agradecemos el apoyo de nuestro socio Vox, que ha estado a la altura y han sido leales a la Constitución Española”, ha manifestado.

El PSOE , “excluido”

Así, ha avanzado que 'excluirán' al PSOE de la formación de consensos en la designación y desarrollo de las Instituciones Propias de la Comunidad como el Procurador del Común o el Consejo Consultivo “porque es algo que al PSOE no le interesa en absoluto”, por lo que sus interlocutores serán los partidos que tengan “interés” en Castilla y León.

De la Hoz se ha negado a valorar el voto contrario de todos los partidos de la oposición, a excepción de Ciudadanos y las posibles razones, como el hecho de que Maroto se empadronase en Segovia para poder ser senador sin ni siquiera pisar la localidad de Sotosalbos, que se empadronase en casa de un empresario o que en unas recientes declaraciones ante la prensa asegurase que Castilla y León tiene 8 provincias cuando cuenta con 9. Según el portavoz del PP, no hace “juicios de valor” por un “lapsus”.

Pero, además, De la Hoz ha asegurado que se procederá a modificar el artículo 5 de la Ley de Senadores representantes de Castilla y León para evitar que se pueda bloquear la elección de estos con una votación conjunta. De este modo, con el cambio, se harán votaciones nominativas “para que la elección no pueda ser ilegítimamente vulnerada ni bloqueada por ningún grupo parlamentario”. Según De la Hoz esta decisión se ha tomado por el comportamiento “irresponsable” y “bochornoso” del PSOE.

Vox ha condicionado su voto al cambio de la ley autonómica para designar senadores

Pero ha sido el portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Carlos Menéndez, quien ha aclarado que el voto favorable no ha sido un regalo sino un intercambio. Menéndez ha explicado que podían haberse abstenido en la votación, de modo que la propuesta de senadores no hubiese prosperado y que han condicionado su voto favorable a cambiar ese artículo 5, en unas negociaciones que arrancaron el lunes, cuando se conoció la intención del PSOE de votar en contra. “El voto no es un regalo al Partido Popular. Vox es un partido responsable y constitucional que cumple con las reglas del juego democrático. Buscamos acabar con la parálisis de la legislatura anterior, no estamos aquí para hacer tacticismo ni para bloquear instituciones ni para que otros ganen tiempo para permanecer más tiempo en la Moncloa”, ha afirmado. Además de calificar al PSOE como “partido antisistema”, ha subrayado que su voto se ha condicionado a esa modificación legal en el actual periodo de sesiones, y no ha querido entrar en la designación de Maroto, porque “corresponde a cada partido en su ámbito de discusión interno”. “Es evidente que en una población de 2,4 millones de habitantes, hay candidatos apropiados, pero explicarlo le corresponde al PP”, ha aseverado Menéndez.

El alavés Javier Maroto será de nuevo senador por Castilla y León gracias a los votos del Partido Popular y de Vox. Su designación, junto a la de Vidal Galicia Jaramillo (PP) y Fran Díaz (PSOE) ha salido adelante con los votos a favor del PP (31) y Vox (13) y a pesar de los votos en contra de todos los grupos de la oposición: PSOE (28), Soria Ya (3), UPL (3), Podemos (1) y Por Ávila (1) a excepción de Ciudadanos (1) que ha votado en blanco. Los 44 síes y 36 noes mantienen así a Maroto, que en la pasada legislatura se empadronó in extremis en Sotosalbos (Segovia) para poder garantizarse el escaño. El alavés es portavoz del PP en el Senado, cargo del que el nuevo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, no le ha relevado. Su salida era complicada, y habría supuesto un enfrentamiento del PP de Castilla y León con Génova.

Según ha declarado el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, en una rueda de prensa al finalizar el Pleno, el PSOE “ha vulnerado el artículo 23 de la Constitución Española”, que regula el derecho de representación política, al haber votado en contra “intentando constituir una mayoría de bloqueo de la designación de senadores, algo que determina una sentencia reciente del Tribunal Constitucional sobre lo ocurrido en el Parlament de Catalunya” en la designación de Miguel Iceta. “El PSOE actúa en contra de Castilla y León pensando solo en sus intereses, y agradecemos el apoyo de nuestro socio Vox, que ha estado a la altura y han sido leales a la Constitución Española”, ha manifestado.

El PSOE , “excluido”

Así, ha avanzado que 'excluirán' al PSOE de la formación de consensos en la designación y desarrollo de las Instituciones Propias de la Comunidad como el Procurador del Común o el Consejo Consultivo “porque es algo que al PSOE no le interesa en absoluto”, por lo que sus interlocutores serán los partidos que tengan “interés” en Castilla y León.

De la Hoz se ha negado a valorar el voto contrario de todos los partidos de la oposición, a excepción de Ciudadanos y las posibles razones, como el hecho de que Maroto se empadronase en Segovia para poder ser senador sin ni siquiera pisar la localidad de Sotosalbos, que se empadronase en casa de un empresario o que en unas recientes declaraciones ante la prensa asegurase que Castilla y León tiene 8 provincias cuando cuenta con 9. Según el portavoz del PP, no hace “juicios de valor” por un “lapsus”.

Pero, además, De la Hoz ha asegurado que se procederá a modificar el artículo 5 de la Ley de Senadores representantes de Castilla y León para evitar que se pueda bloquear la elección de estos con una votación conjunta. De este modo, con el cambio, se harán votaciones nominativas “para que la elección no pueda ser ilegítimamente vulnerada ni bloqueada por ningún grupo parlamentario”. Según De la Hoz esta decisión se ha tomado por el comportamiento “irresponsable” y “bochornoso” del PSOE.

Vox ha condicionado su voto al cambio de la ley autonómica para designar senadores

Pero ha sido el portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Carlos Menéndez, quien ha aclarado que el voto favorable no ha sido un regalo sino un intercambio. Menéndez ha explicado que podían haberse abstenido en la votación, de modo que la propuesta de senadores no hubiese prosperado y que han condicionado su voto favorable a cambiar ese artículo 5, en unas negociaciones que arrancaron el lunes, cuando se conoció la intención del PSOE de votar en contra. “El voto no es un regalo al Partido Popular. Vox es un partido responsable y constitucional que cumple con las reglas del juego democrático. Buscamos acabar con la parálisis de la legislatura anterior, no estamos aquí para hacer tacticismo ni para bloquear instituciones ni para que otros ganen tiempo para permanecer más tiempo en la Moncloa”, ha afirmado. Además de calificar al PSOE como “partido antisistema”, ha subrayado que su voto se ha condicionado a esa modificación legal en el actual periodo de sesiones, y no ha querido entrar en la designación de Maroto, porque “corresponde a cada partido en su ámbito de discusión interno”. “Es evidente que en una población de 2,4 millones de habitantes, hay candidatos apropiados, pero explicarlo le corresponde al PP”, ha aseverado Menéndez.

El alavés Javier Maroto será de nuevo senador por Castilla y León gracias a los votos del Partido Popular y de Vox. Su designación, junto a la de Vidal Galicia Jaramillo (PP) y Fran Díaz (PSOE) ha salido adelante con los votos a favor del PP (31) y Vox (13) y a pesar de los votos en contra de todos los grupos de la oposición: PSOE (28), Soria Ya (3), UPL (3), Podemos (1) y Por Ávila (1) a excepción de Ciudadanos (1) que ha votado en blanco. Los 44 síes y 36 noes mantienen así a Maroto, que en la pasada legislatura se empadronó in extremis en Sotosalbos (Segovia) para poder garantizarse el escaño. El alavés es portavoz del PP en el Senado, cargo del que el nuevo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, no le ha relevado. Su salida era complicada, y habría supuesto un enfrentamiento del PP de Castilla y León con Génova.

Según ha declarado el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz, en una rueda de prensa al finalizar el Pleno, el PSOE “ha vulnerado el artículo 23 de la Constitución Española”, que regula el derecho de representación política, al haber votado en contra “intentando constituir una mayoría de bloqueo de la designación de senadores, algo que determina una sentencia reciente del Tribunal Constitucional sobre lo ocurrido en el Parlament de Catalunya” en la designación de Miguel Iceta. “El PSOE actúa en contra de Castilla y León pensando solo en sus intereses, y agradecemos el apoyo de nuestro socio Vox, que ha estado a la altura y han sido leales a la Constitución Española”, ha manifestado.