La portada de mañana
Acceder
La debacle del 4M hace saltar las alarmas en el PSOE
Las multas por el primer estado de alarma
Opinión – Sánchez, esto sí va de libertad, por Elisa Beni

Catalunya descarta relajar las restricciones mientras la velocidad de transmisión del virus no baje

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa telemática.

La desescalada no continuará en Catalunya mientras la velocidad de transmisión no baje. Así lo ha afirmado este miércoles la consellera portavoz del Govern, Meritxell Budó, que ha asegurado que mientras el número R, que mide la rapidez de los contagios, esté por encima del 0,9 se mantendrán las restricciones correspondientes al primer tramo de la desescalada, que la semana pasada se prorrogó. Por esta razón, Budó ha cerrado la puerta a que el Govern relaje de cara a la semana que viene medidas como el confinamiento perimetral de los municipios durante el fin de semana o los límites de aforo impuestos a la hostelería.

"Mañana no anunciaremos ningún cambio de tramo", ha asegurado la consellera. "Hemos establecido unos parámetros claros para avanzar y en estos momentos tenemos la R por encima del 0,9, que era el límite. Esperaremos a que la vuelva a los valores que se habían establecido para avanzar de tramo", ha indicado. Según ha apuntado Budó, la velocidad de contagios no es la única cifra que tienen en cuenta. En el Govern también preocupan las 370 personas ingresadas actualmente en UCI, un número que no acaba de bajar pese a las restricciones impuestas en las últimas semanas.

"Tenemos unos datos preocupantes", ha reconocido la portavoz del Govern. Este miércoles la velocidad de propagación en Catalunya se situaba en 0,96, mientras la incidencia en los últimos 14 días se situaba a la baja en 212,65. En las últimas 24 horas no se ha informado de ninguna nueva muerte. Pese a que las cifras mejoran levemente, Budó ha hecho un llamamiento público a la responsabilidad porque, según ha dicho, estos datos "pueden dar la vuelta en cualquier momento".

Con todo, pese a que las autoridades sanitarias no tiene intención de precipitar un cambio de tramo en la desescalada, el Govern sí ha abierto la puerta a que haya una reapertura de los centros comerciales. La portavoz ha recordado que durante este puente se han registrado imágenes de colapsos de peatones en algunos ejes comerciales de Barcelona, una situación que Budó ha asegurado que es "natural" pero también "preocupante", dada la pandemia. "En los próximos días iremos avanzando si hay que aprobar alguna modificación, como la reapertura de los centros comerciales, viendo las aglomeraciones del fin de semana".

"Las autoridades sanitarias están acabando de valorar si la reapertura de los centros comerciales permitiría esponjar las aglomeraciones en ejes comerciales. Se está valorando la reapertura de los centros comerciales, en especial los que son al aire libre", ha abundado Budó.

Pese a esto, el Govern no tiene previsto por el momento hacer cambios en el plan de Navidad. Según ha defendido Budó, las condiciones impuestas en Catalunya para las vacaciones de invierno ya son suficientemente restrictivas, con el límite de reunirse 10 personas de dos burbujas diferentes, y ha apelado a la responsabilidad social para celebrar las fechas navideñas con seguridad.

Etiquetas
Publicado el
9 de diciembre de 2020 - 14:15 h

Descubre nuestras apps

stats