El proyecto de Aena para el aeropuerto de El Prat prevé alargar una pista por encima de zonas naturales protegidas

Vista del aeropuerto de Barcelona-El Prat

La ampliación del Aeropuerto de El Prat que planea Aena supondría poner cemento sobre áreas naturales protegidas. Tras un largo debate público durante este verano, Aena ha presentado este viernes el borrador de su proyecto en el que se certifica que la idea del operador aeroportuario para el Prat es alargar hacia el este la pista más cercana al mar, lo que supondría extenderla por encima de los espacios de la Red Natura 2000 en el Delta del Llobregat. Por ello, el Ministerio de Transportes asume que deberá adquirir también terrenos compensatorios para obtener el permiso europeo a la obra, que en total cifra en una inversión de 1.704 millones de euros hasta 2030.

Aena ha presentado este viernes el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) ante la Comisión de Coordinación Aeroportuaria de Catalunya, un paso previo a su aprobación. Será finalmente el Consejo de Ministros quien deberá avalar el proyecto cuando llegue a su mesa en la última reunión de septiembre. Tanto Unidas Podemos como los ayuntamientos de Barcelona y de El Prat de Llobregat han mostrado su oposición a este plan, tanto por la ampliación de los vuelos y su impacto ecológico como por la pérdida de biodiversidad que supondría construir sobre los espacios protegidos conocidos como La Ricarda.

La Generalitat, por su parte, llegó a un acuerdo en agosto con el Gobierno para ejecutar la inversión después celebrar varias mesas técnicas sobre el tema durante el mes de julio, pero aun así defendía hasta ahora que la ampliación podía realizarse sin afectación ambiental.

Tras conocer el proyecto, el president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha dicho que no "refleja el consenso establecido en el seno del Govern" y ha advertido de que la preservación de los espacios naturales "no es negociable". "Exigimos explicaciones por la rectificación de un DORA que daña la zona protegida de la Ricarda. Cada paso que se da debe incluir el compromiso de consenso", ha sostenido.

Desde Aena y el Ministerio de Transportes siempre han insistido sin embargo que el acuerdo con el Ejecutivo catalán incluye la ampliación hacia el este de la pista 07R/25L y que el proyecto es el mismo que se ha planteado desde hace meses a todos los ayuntamientos y entes afectados en más de 60 reuniones.

El documento conocido este viernes, y al que ha tenido acceso este diario, incorpora todas las inversiones y obras a realizar en el Aeropuerto Josep Tarradelles-El Prat durante la etapa 2022-2026. La principal intervención es la extensión de la pista más cercana al mar, una idea que Aena empezó a plantear a todos los actores afectados a finales de 2019, cuando ya explicó que esto significaría afectar la zona de la laguna de La Ricarda y que para ello se tendrían en cuenta compensaciones de carácter medioambiental.

La ampliación del campo de vuelos de la infraestructura permitirá una mayor fluidez de circulación de aviones al permitir despegues y aterrizajes también desde esta pista. Junto al alargamiento de la vía deben construirse además toda la infraestructura necesaria para operar el nuevo tramo, incluyendo las calles de rodaje, accesos a pistas y plataforma de deshielo.

Asimismo, el documento también aporta detalles sobre la otra gran inversión en el aeródromo barcelonés, la creación de la T1 con una Terminal Satélite. Ello deberá contribuir también a dar cobertura "a un mayor tráfico de pasajeros internacionales esperados". En conjunto, entre el crecimiento de esta terminal y el de la pista se contemplan los 1.700 millones de euros de inversión que se han anunciado para los dos próximos períodos regulatorios, hasta 2030. Durante el próximo, 2022-2026, la partida de inversiones para el Prat será de 365 millones en total.

Afectación a la Red Natura

"La ampliación del campo de vuelo, y concretamente de la pista 07R/25L, y sus rodaduras asociadas hacia el Este, manteniendo el umbral para aterrizajes en la ubicación actual, afectaría a la zona de la Red Natura 2000, por lo que es precisa también la inclusión de las actuaciones correspondientes a las medidas compensatorias y de los terrenos que fuera necesario adquirir a tal fin", asegura el documento elaboradora por el Ministerio.

La Comisión Europea recordó hace unos meses a la Generalitat, como autoridad gestora del espacio natural, de que España tenía abierto un procedimiento de infracción por no haber establecido los objetivos y medidas adecuadas de conservación sobre la zona. En una carta, el comisario de Medio Ambiente Virginijus Sinkevičius recordó además que cualquier proyecto de estas características será evaluada por la Comisión, que debe emitir un informe vinculante. "Si esta evaluación confirma que se producirán efectos negativos, en principio el proyecto no podrá autorizarse", explica el máximo responsable de medio ambiente.

Fuentes del Govern quitan importancia al documento, al asegurar que el DORA en ningún caso puede establecer las características de la obra. Si bien reconocen que el proyecto incorpora la previsión de alargar la pista por encima del espacio protegido, recuerdan que está escrito en condicional porque el documento debe prever todas las inversiones posibles. La Generalitat continúa defendiendo que será el plan director el que establecerá las condiciones del proyecto y recuerda que deberá contar también con aval europeo.

El propio DORA de Aena ya contempla que los trámites para llevar a cabo la ampliación de El Prat pueden alargarse debido a la necesidad, por una parte, de un nuevo plan director y, por otra, del aval europeo. "Esta propuesta", afirma el documento, "está condicionada a tener la cobertura necesaria que posibilite su ejecución materializada en un nuevo Plan Director, cuyo proceso de tramitación se prevé largo por su dependencia de varias Administraciones y sus Organismos competentes, incluyendo la Comisión Europea".

El alcalde del Prat estalla: "Quieren destrozar La Ricarda"

Tras la reunión del comité, el alcalde del Prat de Llobregat, Lluís Mijoler, ha comparecido de urgencia para manifestar una vez más su oposición pública al proyecto. "Lo que hemos podido constatar es que las manifestaciones que hicieron el vicepresident Puigneró y el president Aragonès, diciendo que se estudiaría y que el acuerdo con el Gobierno no implicaba afectaciones medioambientales, que el aeropuerto podía crecer sin ellas, pues hoy vemos que es mentira", ha lamentado. "Quieren destrozar la Ricarda. El aeropuerto mas verde de Europa se quiere cargar un espacio Red Natura", ha insistido el alcalde en referencia a unas declaraciones de Puigneró. 

Mijoler, que pertenece a los 'comuns' y se ha convertido en el principal azote contra la ampliación –puesto que los terrenos afectados son del Prat–, ha anunciado que presentarán alegaciones al documento que les han trasladado este viernes. Tampoco descartan recurrirlo si se acaba aprobando en el Consejo de Ministros. El alcalde ha confiado asimismo en que la Comisión Europea no dará su visto bueno al proyecto.

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2021 - 12:18 h

Descubre nuestras apps

stats