eldiario.es

9
Menú

Ciudad Real, primera en Castilla-La Mancha en contar con un mapa solar

El proyecto ‘Huella Solar’ permite conocer la incidencia del sol en las ciudades para aprovechar su potencial energético en cubiertas, fachadas o incluso a la hora de elaborar un Plan de Ordenación Municipal (POM)

Se trata de una aplicación para particulares, empresas o instituciones que genera datos relacionados con la eficiencia energética o el ahorro real si se apuesta por la solar como fuente energética

- PUBLICIDAD -
Más de 25 asociaciones empresariales, sindicales y ecologistas rechazan el decreto de autoconsumo

Europa Press

Ciudad Real tendrá su propio mapa solar. Una herramienta que le permite a empresas y administraciones públicas saber cuál es la incidencia del sol en cualquier momento del año sobre la trama urbana y gestionar de forma eficiente el potencial solar.

Este el proyecto que desarrolla ‘Huella Solar’, una aplicación que permite conocer las horas de sol y sombra en cualquier rincón de la ciudad, las horas a las que esto ocurre y obtener datos  de radiación directa y difusa teniendo en cuenta la geometría urbana.

Alejandro Díaz Morales es arquitecto y coordina la aplicación desde Granada, gracias a su formación específica sobre construcción sostenible y arquitectura bioclimática, junto a María Luisa Cambil Cruz, especializada en diseño asistido por ordenador. “Los mapas solares que ahora se están generando en todo el mundo sirven para que empresas o instituciones se hagan una idea de cuánta energía podrían producir y cuánto podrían ahorrar cada año”, asegura.

La idea surgió en 2011 a partir de un curso con la Escuela de Organización Industrial (EOI). En ese momento apenas existían aplicaciones de este tipo en el mundo. En el año 2012 se creó el primer mapa solar de Nueva York para entorno online que les serviría de ejemplo. Aquí en España, la ciudad “prototipo” para el equipo de ‘Huella Solar’ fue Almería y después crearon el mapa de grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

Ahora Ciudad Real está entre sus proyectos. Actualmente están procesando distintos archivos para generar una base de datos. “Nos animamos a desarrollar los mapas de determinadas ciudades cuando vemos que están implementando estrategias relacionadas con el medio ambiente o la energía solar”. Será la primera en Castilla-La Mancha.

El desarrollo del mapa se realiza a través de los llamados ‘datos LIDAR’, un archivo generado a través de tecnología láser que viene a definir las diferentes alturas de las ciudades. “Lo necesitamos para trabajar con datos tridimensionales. Es una imagen de las cubiertas de los edificios con sus alturas, con las calles…”

La aplicación incluye también herramientas para el análisis ambiental de la ciudad. Se pueden aplicar filtros, por ejemplo, para comprobar zonas que están por debajo de una media de horas de sol al día o comprobar zonas en función de su curva de comportamiento mensual, entre otras opciones.

Un proyecto dentro del concepto ‘smartcity’

 “Tiene mucha relación con nuestra profesión y con las smartcities”, asegura. Esta empresa ofrecen las herramientas necesarias para facilitar a los usuarios (de manera pública o privada) la creación de sus propios mapas de radiación urbana que resulten útiles para que empresas, instituciones o ciudadanos conozcan la capacidad productiva de sus cubiertas y si resulta o no rentable.

“Es un cálculo muy aproximado aproximado sobre la producción real de energía solar”, comenta Alejandro Díaz, quien añade que la aplicación permite también trabajar con parámetros de eficiencia energética y, además, ofrece datos “que no solo están relacionados con las cubiertas de los edificios sino también con las fachadas”.  Y eso, recuerda, resulta muy “útil”, explica, cuando se plantea la introducción de placas solares en la fachada.

Paralelamente al desarrollo de los mapas solares urbanos han introducido cambios en la plataforma para que sean los usuarios quienes puedan elaborar los suyos propios. Y que además puedan hacerlo en grupo. “En eso hemos estado trabajando en los seis últimos meses”. Empresas o instituciones públicas, incluidos los profesores o estudiantes universitarios, son el ‘target’ de este proyecto

El “derecho al sol”

El proyecto tiene aplicaciones también para aquellos equipos que trabajan en el desarrollo de planes de ordenación municipal (POM). “Es posible determinar las zonas de la ciudad que menos horas de sol reciben”, comenta. De hecho, en la actualidad hay muchas ciudades que están introduciendo en sus ordenanzas municipales el llamado “derecho al sol” a la hora de definir el planeamiento.

“Hay ciudades que se plantean cuál debería ser el número de horas solares diarias que un edificio debe recibir para ser considerado salubre”. Algo que permite detectar qué zonas de la ciudad son mejores o peores para vivir y si la forma de ordenar los edificios en un planeamiento urbano  funciona bien o no.

Alejandro Díaz cree que en nuestro país todavía hay mucho recorrido para las energías renovables y en particular la solar. “Se podrían estar haciendo más cosas. En este campo es mucho más dinámica Alemania, los países de Sudamérica y hasta Estados Unidos”. De hecho, recuerda que el mapa solar de Nueva York se realizó para calcular cómo se distribuían las subvenciones a los propietarios que optaban por las placas solares. “Confío en que el potencial solar de España pueda aprovecharse más”, concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha