eldiario.es

9

"Nosotras podemos hacer lo mismo que ellos": las jóvenes que se abren paso en el campo

Mónica Buendía fue una de las participantes en el III Campus de Jóvenes Cooperativistas que tuvo lugar esta semana en Chueca

Destaca el aprendizaje en el trabajo en equipo y cómo compaginar los distintos talentos que se observaron en el Campus

Campus jóvenes cooperativistas

Mónica Buendía ha sido una de los cincuenta jóvenes que han participado hasta este viernes en el III Campus Jóvenes Cooperativistas organizado por Cooperativas Agro-alimentarias con la colaboración de Obra Social La Caixa, que se celebró en la localidad toledana de Chueca. Además, contó con el apoyo de la Junta de Comunidades, que ha destacado la importancia del relevo generacional para mantener el campo vivo, así como el papel que van cumpliendo las mujeres, especialmente las jóvenes en este proceso.

El objetivo del Campus era que los jóvenes conociesen el modelo cooperativo, así como los valores y los principios que tiene este tipo de empresas, así como su importancia en Castilla-La Mancha. Mónica Buendía es una joven estudiante de veinte años, originaria de Tomelloso, que estudia la Formación Profesional en Vitivinicultura en Campo de Criptana. Ha crecido rodeada del mundo del vino: "siempre me llamó mucho la atención, veía a mi madre y a mi familia", explica.

Es el primer año que participa en el Campus de Jóvenes Cooperativistas, y explica que se debe a que se trata de una oportunidad para adentrarse en el mundo, gracias a todos los representantes de las distintas cooperativas de la región.  "Así podemos abrirnos al mercado y nos han podido enseñar muchas cosas que nos van a servir a la hora de trabajar", explica. Entre otras cosas, explica que han aprendido principalmente a trabajar en equipo, y compaginar los distintos talentos. "Suele ser lo más difícil, pero entre todos nos han ayudado a quitarnos este miedo. Es lo que más me llevo de aquí", asegura.

Por otra parte, recalca que las edades de los participantes son muy variadas, lo que le ha dado mucha diversidad a lo aprendido, ya que junto a los jóvenes también ha habido agricultores, dueños de bodegas, estudiantes de vitivinicultura como ella y, en general, del campo y el sector agropecuario. No tiene intención de alejarse de sus orígenes: "En Tomelloso y la zona de alrededor son todo bodegas. Hay bastantes salidas en este sector", afirma.

También es consciente de la importancia que van adquiriendo chicas de su edad en este sector y por eso quiere animar a las mujeres de su edad a que se atrevan a participar en iniciativas de este tipo. "Puede que parezca muy de hombres, pero no es verdad. Todas valemos lo mismo", asegura. De este modo, recuerda que cuando comenzó a estudiar, en su instituto sólo había tres chicas, pero ahora mismo ya hay ocho. "Poco a poco las chicas se van animando", valora.

De hecho, explica, ha sido una de las grandes sorpresas del Campus, que ha contado con una presencia del 40% de mujeres. "Estaban alucinados con nuestra participación", afirma Mónica, porque pensaban que iban a ser "muchos hombres como todos los años". Pero, explica, "nosotras podemos hacer lo mismo que ellos".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha