Los besos y los abrazos regresan a las residencias valencianas: los mayores y sus familiares recuperan el contacto físico, siempre que estén vacunados

València —

0

Las residencias de personas mayores de la Comunitat Valenciana recuperan desde ahora el contacto físico con sus familiares y personas que acudan a visitarlos, tras 18 meses de obligada distancia social, siempre que estén vacunados y bajo ciertas condiciones de seguridad dada la positiva evolución de la pandemia.

Así se recoge en la nueva resolución de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad, publicada este viernes en el DOGV, que actualiza las medidas vigentes en los centros residenciales y de atención diurna para personas mayores en consonancia con la actual situación epidemiológica para tender hacia una normalización de la vida cotidiana.

Así, la principal novedad es la eliminación de la distancia de seguridad durante las visitas, siendo solo necesario el uso de mascarillas y medidas higiénicas generales, cuando el centro se encuentre en un municipio en situación de nueva normalidad o nivel de alerta 1, la persona residente y visitantes tengan la pauta de vacunación completa, y el encuentro se produzca en un espacio abierto donde esté garantizada la ventilación o en cerrados no compartido.

Además, sigue sin haber límite de familiares que acudan de visita cuando el municipio esté en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2, aunque se mantiene la obligación de solicitar cita previa. Por su parte, los centros en nivel de alerta 3 que cuenten con una vacunación alta o completa, podrán mantener las visitas de manera escalonada a lo largo del día de una persona o de hasta tres en el caso de convivientes, que podrán entrar juntas, siempre con cita previa y durante un tiempo no superior a una hora. Los centros con vacunación incompleta permitirán la visita de una única persona.

Igualdad introduce una nueva categorización. A partir de ahora se considerará un centro de con alta cobertura cuando más del 80% de las personas residentes y trabajadoras han recibido una pauta de vacunación completa. Por debajo de este porcentaje será un centro con baja cobertura de vacunación.

Además, los centros que cuenten con una vacunación completa y los de alta cobertura de vacunación deberán contar con un 5% de plazas para garantizar el aislamiento para evitar que un contagio derive en un brote que afecte a más población del centro y esta reserva se aumentará al 10% para los centros con baja cobertura de vacunación. No obstante, se mantienen los grupos burbuja para "un mejor control y rastreo e identificación de contagios en caso de brote".

Salidas de las residencias

Asimismo, se permite las salidas ordinarias de usuarios en los centros libres de covid y tengan vacunación completa de residentes y trabajadores hasta el nivel 3 de alerta, medida que se hace extensiva a los centros con alta cobertura de vacunación y en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2.

Por su parte, en los municipios que estén en situación de nueva normalidad, nivel de alerta 1 y 2, los residentes, independientemente de su grado de inmunización, podrán salir siguiendo el protocolo que establezca la dirección del centro.

El reingreso tras una salida con pernoctación se realizará de acuerdo con los criterios establecidos por la Conselleria de Sanidad sobre realización de pruebas y aislamiento, en función de la situación vacunal del centro y de la persona residente, de la duración de la salida y el nivel de alerta del municipio de destino.

Los nuevos ingresos se permitirán siempre que el centro se encuentre libre de covid-19. No obstante, en centros con baja cobertura de vacunación y en nivel de alerta 3 únicamente se permitirán en centros libres de covid-19 con carácter excepcional y de urgencia social.

Situación vacunal

Las personas residentes o usuarias no vacunadas se integrarán individualmente en grupos burbuja de vacunados, no pudiendo haber en la misma unidad convivencial otras personas residentes no vacunadas.

Por su parte, los trabajadores deberán utilizar en todo momento el equipo de protección individual cuando se encuentren dentro del perímetro del centro, y si no están vacunados se asignadas a grupos burbuja de personas residentes o usuarias con pauta de vacunación completa, evitando entrar en contacto con quien no esté vacunado.

Además, todos los usuarios podrán acudir a centros de día con alta cobertura o de vacunación completa y que sean independientes de las residencias. Si el residente no está vacunado se integrará individualmente en grupos burbuja de usuarios vacunados y no podrá haber en la misma unidad convivencial de atención otros usuarios no vacunadas.

Del mismo moso, los centros con baja cobertura de vacunación o incompleta pero que cuenten con una infraestructura que permita guardar las distancias de seguridad e higiene todos los usuarios podrán asistir al centro y si no es posible mantener esta distancia se establecerán turnos rotatorios.

Para los centros de día anexos a una residencia que tengan la vacunación completa se establece la atención tanto a residentes como a no residentes. En caso contrario, deberán establecerse espacios diferenciados para atender a las personas que vivan en la residencia y a las que no lo hagan.

En cuanto a los centros de atención a personas mayores (CEAM y CIM), podrán realizar las actividades y los servicios de atención individualizada con un 75% de su aforo en el nivel de alerta 1 y un 50% en el 2. y solo se podrán realizar aquellas que requieran de una mesa y siempre con grupos no superiores a 6 personas, salvo en el caso de nueva normalidad. El material necesario si es posible deberá traerse de casa. Para el nivel de alerta 3 solo se podrán realizar las actividades o prestaciones individualizadas cuando la persona usuaria lo tenga prescrito.

Las residencias de personas mayores de la Comunitat Valenciana recuperan desde ahora el contacto físico con sus familiares y personas que acudan a visitarlos, tras 18 meses de obligada distancia social, siempre que estén vacunados y bajo ciertas condiciones de seguridad dada la positiva evolución de la pandemia.

Así se recoge en la nueva resolución de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad, publicada este viernes en el DOGV, que actualiza las medidas vigentes en los centros residenciales y de atención diurna para personas mayores en consonancia con la actual situación epidemiológica para tender hacia una normalización de la vida cotidiana.

Así, la principal novedad es la eliminación de la distancia de seguridad durante las visitas, siendo solo necesario el uso de mascarillas y medidas higiénicas generales, cuando el centro se encuentre en un municipio en situación de nueva normalidad o nivel de alerta 1, la persona residente y visitantes tengan la pauta de vacunación completa, y el encuentro se produzca en un espacio abierto donde esté garantizada la ventilación o en cerrados no compartido.

Además, sigue sin haber límite de familiares que acudan de visita cuando el municipio esté en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2, aunque se mantiene la obligación de solicitar cita previa. Por su parte, los centros en nivel de alerta 3 que cuenten con una vacunación alta o completa, podrán mantener las visitas de manera escalonada a lo largo del día de una persona o de hasta tres en el caso de convivientes, que podrán entrar juntas, siempre con cita previa y durante un tiempo no superior a una hora. Los centros con vacunación incompleta permitirán la visita de una única persona.

Igualdad introduce una nueva categorización. A partir de ahora se considerará un centro de con alta cobertura cuando más del 80% de las personas residentes y trabajadoras han recibido una pauta de vacunación completa. Por debajo de este porcentaje será un centro con baja cobertura de vacunación.

Además, los centros que cuenten con una vacunación completa y los de alta cobertura de vacunación deberán contar con un 5% de plazas para garantizar el aislamiento para evitar que un contagio derive en un brote que afecte a más población del centro y esta reserva se aumentará al 10% para los centros con baja cobertura de vacunación. No obstante, se mantienen los grupos burbuja para "un mejor control y rastreo e identificación de contagios en caso de brote".

Salidas de las residencias

Asimismo, se permite las salidas ordinarias de usuarios en los centros libres de covid y tengan vacunación completa de residentes y trabajadores hasta el nivel 3 de alerta, medida que se hace extensiva a los centros con alta cobertura de vacunación y en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2.

Por su parte, en los municipios que estén en situación de nueva normalidad, nivel de alerta 1 y 2, los residentes, independientemente de su grado de inmunización, podrán salir siguiendo el protocolo que establezca la dirección del centro.

El reingreso tras una salida con pernoctación se realizará de acuerdo con los criterios establecidos por la Conselleria de Sanidad sobre realización de pruebas y aislamiento, en función de la situación vacunal del centro y de la persona residente, de la duración de la salida y el nivel de alerta del municipio de destino.

Los nuevos ingresos se permitirán siempre que el centro se encuentre libre de covid-19. No obstante, en centros con baja cobertura de vacunación y en nivel de alerta 3 únicamente se permitirán en centros libres de covid-19 con carácter excepcional y de urgencia social.

Situación vacunal

Las personas residentes o usuarias no vacunadas se integrarán individualmente en grupos burbuja de vacunados, no pudiendo haber en la misma unidad convivencial otras personas residentes no vacunadas.

Por su parte, los trabajadores deberán utilizar en todo momento el equipo de protección individual cuando se encuentren dentro del perímetro del centro, y si no están vacunados se asignadas a grupos burbuja de personas residentes o usuarias con pauta de vacunación completa, evitando entrar en contacto con quien no esté vacunado.

Además, todos los usuarios podrán acudir a centros de día con alta cobertura o de vacunación completa y que sean independientes de las residencias. Si el residente no está vacunado se integrará individualmente en grupos burbuja de usuarios vacunados y no podrá haber en la misma unidad convivencial de atención otros usuarios no vacunadas.

Del mismo moso, los centros con baja cobertura de vacunación o incompleta pero que cuenten con una infraestructura que permita guardar las distancias de seguridad e higiene todos los usuarios podrán asistir al centro y si no es posible mantener esta distancia se establecerán turnos rotatorios.

Para los centros de día anexos a una residencia que tengan la vacunación completa se establece la atención tanto a residentes como a no residentes. En caso contrario, deberán establecerse espacios diferenciados para atender a las personas que vivan en la residencia y a las que no lo hagan.

En cuanto a los centros de atención a personas mayores (CEAM y CIM), podrán realizar las actividades y los servicios de atención individualizada con un 75% de su aforo en el nivel de alerta 1 y un 50% en el 2. y solo se podrán realizar aquellas que requieran de una mesa y siempre con grupos no superiores a 6 personas, salvo en el caso de nueva normalidad. El material necesario si es posible deberá traerse de casa. Para el nivel de alerta 3 solo se podrán realizar las actividades o prestaciones individualizadas cuando la persona usuaria lo tenga prescrito.

Las residencias de personas mayores de la Comunitat Valenciana recuperan desde ahora el contacto físico con sus familiares y personas que acudan a visitarlos, tras 18 meses de obligada distancia social, siempre que estén vacunados y bajo ciertas condiciones de seguridad dada la positiva evolución de la pandemia.

Así se recoge en la nueva resolución de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad, publicada este viernes en el DOGV, que actualiza las medidas vigentes en los centros residenciales y de atención diurna para personas mayores en consonancia con la actual situación epidemiológica para tender hacia una normalización de la vida cotidiana.

17 de septiembre de 2021 - 11:27 h