Cancelamos la boda por el coronavirus: ¿cuánto dinero podemos recuperar?

Foto: NGDPhotoworks

No son pocas las parejas que se han visto forzadas a posponer o cancelar el evento de su boda debido al actual estado de alarma. La aplicación de reclamaciones Reclamador.es calcula que desde la proclamación de este, más de 17.000 bodas han sido canceladas en el Estado español. Si a ellas sumamos las que seguramente no se podrán celebrar en los próximos meses, quizás hasta después del verano, la suma seguramente ascenderá de forma desorbitada.

Sin duda el de los eventos y acontecimientos sociales será, junto al turismo, uno de los sectores más castigados en un primer momento, cuando pase el confinamiento por la pandemia de la COVID-19. En el caso de las bodas la situación es más sangrante, pues seguramente se darán pérdidas millonarias en numerosos ámbitos de la economía, desde la hostelería al alquiler de locales pasando por la contratación de músicos, la moda, los fotógrafos o los viajes de luna de miel.

Este mismo panorama visto desde la perspectiva de los consumidores, es decir de las parejas que no podrán celebrar su boda, nos lleva a un entramado no menos complejo de dudas sobre cómo cancelar el evento minimizando las pérdidas. ¿Qué dinero se puede recuperar y cuál se puede dar por perdido? ¿Es posible conseguir un aplazamiento de la boda en otra fecha y con el mismo precio? ¿Se puede reclamar la devolución completa de los servicios?

Modificación de la ley de defensa del consumidor

De nuevo según Reclamador.es, para responder a todas las preguntas formuladas en el anterior párrafo, conviene tener presente que el pasado 31 de marzo se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 11/2020, en el que se modifica el artículo 36 de la Ley General de Defensa de Consumidores y Usuarios, que también es aplicable a ese día tan especial. En el mismo se especifica un paquete excepcional de medidas para hacer frente a la crisis generada por el SARS-CoV-2 o coronavirus.

Entre estas se encuentran diversas enfocadas a consumidores de tal suerte que si previamente la cancelación por voluntad propia de un servicio, se un viaje, una boda, una fiesta, etc., comportaba la pérdida del importe adelantado o el pago total por el servicio si su celebración era inminente, tras el Real Decreto-ley 11/2020 se contempla el coronavirus como una causa de fuerza mayor que permite la recuperación total o parcial del dinero invertido en el acontecimiento.

En el caso de alquiler de locales, fincas, villas, hoteles, así como empresas de catering, etc., para la celebración de la boda, el portal de reclamaciones recomienda tratar de negociar el aplazamiento de la boda a otra fecha, ya que la devolución del dinero solo tendrá lugar si no queda otra alternativa. Para ello se habilita un plazo de 60 días para negociar y si no se llega a un acuerdo, se podrá recuperar el dinero. 

¿Y los trajes?

De todos modos se descontarán los gastos que el servicio haya tenido que hacer hasta la fecha. Por ejemplo la compra de elementos decorativos por parte del local, restaurante u hotel, o alimentos específicos y perecederos, o bien en el caso de fotógrafos, si han realizado un book previo o sesiones, estos costes se descontarán previa presentación de factura acreditativa.

Es por ello que desde Reclamador explican que el aplazamiento de la boda siempre es la opción más económica para ambas partes. En una situación similar se encuentran los trajes. Muchas parejas se regalan con trajes elaborados y laboriosos de confeccionar, que conllevan tiempo de pruebas y ajustes, compra de material, etc. No es un gasto menor, hay trajes que pueden costar hasta 20.000 euros, pero lo normal es que se sitúen entre los 1000 y los 3000 euros.

¿Se puede recuperar el dinero adelantado? La situación es complicada, y lo más probable es que sea complejo demostrar qué parte de los costes pertenecen al trabajo de costura, cuáles al material, cuáles al margen de beneficio, etc. Otra vez lo mejor es negociar o bien la devolución parcial o bien dejar de pagar la parte que nos quede. De todos modos, si aplazamos la boda seguramente queramos quedarnos el traje. 

¿Confinados y sin el dinero de la luna de miel?

Respecto a la luna de miel, es decir al viaje pos-boda, la posibilidad de recuperación del dinero varía mucho en función de cada circunstancia. Tal como explicamos en Cosas que preguntarnos antes de contratar un paquete turístico, mientras en el caso de usar una agencia de viajes -ya sea on u off line- deberemos reclamar todo el paquete a la agencia, si hemos ido contratando aviones, hoteles, coches, etc., por nuestra cuenta deberemos hacer las reclamaciones nosotros mismos por separado a cada proveedor.

De todos modos, si bien la agencia está obligada a devolvernos el dinero, restando los gastos de gestión y servicio que nos haya dado hasta la fecha, deberá hacerlo solo cuando haya recuperado el dinero íntegro de los proveedores. En el caso de los vuelos y los hoteles contratados por nuestra cuenta, las condiciones son las mismas que especificábamos en Voy a cancelar mi viaje por el coronavirus: ¿puedo recuperar el dinero?.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
24 de abril de 2020 - 22:02 h

Descubre nuestras apps

stats