Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Manuel Menchón: "Unamuno denunció las 'fake news' y acabó siendo su víctima"

Manuel Menchón: "Unamuno denunció las 'fake news' y acabó siendo su víctima"
Madrid —

0

Madrid, 12 nov (EFE).- Tras su presentación en la Seminci de Valladolid, este viernes llega a las salas de cine "Palabras para un fin del mundo", el documental de Manuel Menchón que desmonta la versión oficial de la muerte de Miguel de Unamuno y denuncia su apropiación por el aparato de propaganda falangista.

"Desde los años 20 Unamuno denunció las 'fake news' y acabó siendo su víctima", ha dicho en una entrevista con Efe el director, para quien la principal reflexión de la película "no es si fue o no asesinado sino cómo hemos podido vivir tan tranquilos con la bonita historia que nos habían contado".

El interés de Menchón por la figura de Unamuno viene de lejos. En 2015 estrenó el filme de ficción "La isla del viento", centrada más en el pensamiento y la personalidad del escritor y filósofo, mientras que "Palabras para un fin del mundo" pone el foco en lo histórico.

El cineasta ha recorrido 30 archivos históricos nacionales, ha accedido a documentos inéditos y ha colaborado con una veintena de catedráticos de distintas especialidades para ofrecer una visión "transversal" de Unamuno que le sirve para reflexionar sobre el pasado pero también sobre el presente y el futuro.

PREGUNTA.- ¿De qué manera reflexiona esta película sobre nuestro presente?

RESPUESTA.- Desde los años 20 Unamuno denunció las 'fake news' y acabó siendo su víctima. Entonces la manipulación mediática se llamaba filfa. Unamuno denunció cómo Millán Astray la usaba para atraer a la gente joven a la Legión y después a la Alemania nazi y a la Italia de Mussolini. En el presente estamos viendo cómo la ultraderecha vuelve a recurrir a esos mismos mecanismos.

P.- La película desvela que las palabras de Unamuno en sus entrevistas a la prensa extranjera pasaban siempre por un censor.

R.- Ha sido uno de los hallazgos, el periodista francés André Salmon lo cuenta en sus memorias. Y también hay constancia de cartas enviadas por Unamuno a directores de periódicos pidiendo rectificaciones. Esto es importante porque demuestra que Unamuno no fue una veleta como se ha dicho.

P.- ¿Sigue teniendo España hoy un problema con su memoria?

R.- Cuarenta años de dictadura pesan y la historia la escriben los vencedores. En España no hemos tenido la suerte de Alemania, el nazismo perdió la guerra y hubo un trabajo enorme de recuperación de la memoria para no repetir el pasado. Es impensable que Merkel pacte con la ultraderecha. En España no hemos hecho ese ejercicio. Como país necesitamos sanar heridas.

P.- El documental sugiere que el famoso episodio del 12 de octubre en el paraninfo de la Universidad de Salamanca pudo costarle la vida a Unamuno.

R.- Lo más sorprendente que no conocíamos hasta ahora es la reacción de Millán Astray al grito de Unamuno contra el totalitarismo en ciernes. Pensábamos que había dicho muera la inteligencia, que no deja de ser algo poético, pero lo que hizo fue amenazar de muerte a los catalanistas y profesores 'con teorías averiadas'. Fue una amenaza literal.

P.- ¿Y hubo más amenazas?

R.- Seis días después, Millán Astray da un discurso en Salamanca en el que reitera la amenaza de muerte contra los intelectuales y profesores que no sigan las líneas de los golpistas. En diciembre Pemán publicó en el BOE que había que reprimir al profesorado con las armas en la mano y el 13 de octubre Francisco Bravo, de Falange de Burgos, escribe al hijo de Unamuno recomendando que su padre no salga de casa porque puede pasarle algo y menciona 'el terrible incidente con Millán Astray'.

P.- El otro episodio polémico del documental es el de la muerte. Usted reconstruye sus últimas horas y desvela una serie de irregularidades en las actas de defunción, la rapidez con que fue enterrado y la ausencia de autopsia.

R.- De lo que no hay duda es de que la versión oficial de la muerte es falsa, porque se dice que Unamuno muere a solas con un exalumno, discípulo y amigo, y Bartolomé Aragón no era nada de eso sino un falangista del movimiento de prensa y propaganda que venía de Huelva.

P.- ¿Qué más es falso?

R.- Las supuestas últimas palabras de Unamuno corresponden al discurso de Falange y las cuatro personas que secuestraron su cadáver en mitad del velatorio eran de prensa y propaganda a las órdenes de Millán Astray. Todo el relato es una construcción propagandística. Yo no afirmo que fuera asesinado, lo que hago es desmontar el relato oficial, es falso, he estado dos años buscando indicios de veracidad y todos apuntaban en dirección opuesta.

P.- ¿Podremos saber algún día lo que pasó exactamente?

R.- Nunca lo vamos a saber, pero sí tenemos la certeza absoluta de que el 12 de octubre sucedió y que el relato de su muerte es falso, esa es la clave. Y reflexionar como país cómo en 84 años nos hemos tragado esto. La reflexión de la película no es si fue o no asesinado sino cómo hemos podido vivir tan tranquilos con la bonita historia que nos habían contado.

Por Magdalena Tsanis

Etiquetas
Publicado el
12 de noviembre de 2020 - 15:42 h

Descubre nuestras apps

stats