eldiario.es

9

Guerra al ruido en El Carme: València reduce media hora el horario de las terrazas y prohibe las charangas

El Ayuntamiento aprobará este mes la declaración del barrio como zona acústicamente saturada (ZAS) que incluye también la elaboración de un registro de apartamentos turísticos

La Federación de Hosteleria considera la reducción horaria de las terrazas "una medida desproporcionada en atención a la situación actual del barrio"

Terrazas en la plaza de la Verge de València

Terrazas en la plaza de la Verge de València JESÚS CÍSCAR

La concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano, ha avanzado este lunes que el próximo jueves 13 de diciembre se presenta el expediente final sobre las medidas definitivas de la zona acústicamente saturada (ZAS) del Barrio del Carmen y adyacentes (que incluye también calles de Pilar, El Mercat, La Seu y La Xerea) en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Ayuntamiento de València.

Se presenta después de ocho años de la sentencia de un tribunal que así lo obligaba, hasta ahora solo se habían aplicado medidas cautelares.

Soriano ha destacado que "de nuevo, es el Gobierno de Joan Ribó el que afronta los problemas pendientes de solucionar durante muchos años por parte del anterior gobierno conservador de la ciudad y, con diálogo con los vecinos y vecinas del barrio, y con el resto de agentes implicados -a través de la mesa del ruido- se ha llegado a un acuerdo histórico para el barrio que pondrá fin a la contaminación acústica que han sufrido los residentes de esta zona de València durante muchos años".

El documento definitivo ha superado ya los trámites previos necesarios para su aprobación definitiva. Ya están las resoluciones a las diferentes alegaciones presentadas y el informe que tenía que realizar la Consellería de Medio Ambiente.

De esta manera, el documento pasa el jueves por la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático y, después, el documento se aprobará en el Pleno de diciembre.

Entre las principales novedades que incluye el documento definitivo destaca que se avanza media hora el cierre de las terrazas, "una petición vecinal que se venía haciendo desde hace muchos años al Ayuntamiento y que ahora, desde el gobierno municipal, atendemos para reducir la contaminación acústica del barrio", explica la regidora Soriano. Así mismo, no habrá nuevas zonas de mesas y sillas que ocupan espacios de peatones y aceras, puesto que se estima que el nivel actual es ya el máximo que puede absorber el barrio.

Por otro lado, se impulsa un censo de viviendas turísticas para actuar contra las que no cumplan la normativa y no se autorizarán las charangas, "otro punto que los vecinos nos han pedido introducir y que hemos considerado a incorporarlo al documento definitivo", ha dicho Soriano.

En concreto, se permite las terrazas en horario de 09.00 a 00.30 horas a todos los efectos, aunque durante los meses comprendidos entre el 1 de marzo y el 31 de octubre, los viernes, sábados y vigilias de festivos, se ampliará en media hora hasta las 01.00 horas. También hay que decir que esto no afecta el periodo de Fallas, Nochebuena, Fin de año, Año Nuevo o la Noche de Reyes.

En cuanto al horario máximo de cierre de las discotecas será, las noches de domingo a jueves, hasta las 03:30h, mientras que las veladas de viernes, sábado y vigilias de festivo, será hasta las 04:30 horas. Se exceptúan también los supuestos anteriores.

La zona ZAS del Carmen está en vigor desde 2010 con medidas cautelares, a la espera de concretar las definitivas, que ahora, ocho años después, se han pactado entre todos los agentes implicados.

El nuevo documento es más restrictivo que el que estaba en vigor y satisface en gran parte las demandas vecinales.

Además, el documento ha incorporado las recomendaciones que han hecho los diferentes servicios municipales que han aportado mejoras, especialmente la Policía Local de València y el servicio de Movilidad Sostenible.

Por otro lado, se han aceptado las alegaciones de una pizzería que solicitaba para este tipo de establecimientos la ampliación en el horario de cierre igual al de los bares, así como que se valorara el derecho al trabajo, de forma que se ha estimado la alegación atendiendo a un criterio de proporcionalidad y dado que las molestias en la zona no son motivadas por este tipo de establecimientos.

Soriano ha explicado que "el Ayuntamiento trabaja por el bienestar del vecindario, reduciendo el ruido que se produce en las calles, y por eso se han tomado a lo largo de este mandato varias medidas en este sentido".

Así, este pasado enero, el mapa estratégico del ruido de la ciudad de València, que mide la contaminación acústica que genera el tráfico rodado en la ciudad, ya registró en el eje de la calle Serranos, en el barrio del Carmen, una disminución de la contaminación acústica contrastable, al pasar de un nivel sonoro de entre 65 a 70 dBA (en horario diurno) -clasificado como nivel naranja- a un nivel sonoro menor de 55 dBA -clasificado como nivel blanco.

Críticas del sector hostelero

La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia ha expresado su malestar por la decisión que ha tomado el Ayuntamiento de València de no tener en cuenta las alegaciones presentadas por el colectivo empresarial hostelero a las medidas definitivas de la ZAS del Carmen.

Especialmente en relación al recorte de media hora del horario de las terrazas que va a aplicarse en el entorno de la ZAS.

La Federación Empresarial de Hostelería de Valencia (FEHV) ya expresó en sus alegaciones presentadas hace unos meses su rechazo a esta propuesta de recorte de horarios, debido a los graves perjuicios que la misma puede suponer sobre las actividades de hostelería en esta zona y el impacto que sobre el sector
turístico puede tener esta medida.

En especial para los locales que se encuentran en este entorno, con gran arraigo y que están integrados con los vecinos y comerciantes del barrio, y que tanto han contribuido a cambiar la fisonomía del barrio del Carmen, profundamente degradado hasta ese momento.

Desde la FEHV han recordado que en estos momentos se está tramitando también el plan especial de protección de Ciutat Vella y se está realizando la adaptación de las terrazas a la nueva ordenanza reguladora.

La FEHV ha considerado que esta medida no va a ser efectiva ni va a mejorar la situación de la zona, siendo además, una medida desproporcionada en atención a la situación actual del barrio, mucho mejor a nivel acústico que cuando se implataron las medidas provisionales, en la que no se encontraba el recorte del horario de las terrazas.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha