La portada de mañana
Acceder
La OTAN vuelve a los orígenes y considera a Rusia su "principal amenaza"
Los testigos de las redadas de Marruecos: “Nos persiguen mucho más”
OPINIÓN | 'Menos armamento, más democracia', por Rosa María Artal

El Banco de España destituye al directivo que cobró en metálico y sin recibo por dar clase a opositores

Diego Larrouy

0

El Banco de España ha realizado una reestructuración interna y ha decidido sacar a concurso interno la plaza de la dirección de Resolución que hasta ahora ocupaba el inspector Alberto Casillas, según informan fuentes conocedoras de la decisión a este medio. elDiario.es desveló hace seis meses que el directivo, al igual que su hermano Juan y que Patricia Navarro-Rubio, también inspectores, realizaban cursos al margen del supervisor para opositores que aspiraban a incorporarse al cuerpo de inspectores. Según constató esta investigación, estos cursos se cobraban en efectivo y sin recibos.

"Pagué más de 10.000 euros en mano durante 18 meses y no vi nunca facturas ni recibís"

Saber más

Estas fuentes señalan que la destitución de Casillas se produce en el marco de una reestructuración interna en el supervisor. Este miércoles, el Banco de España había informado del nombramiento de un nuevo director adjunto del departamento de Supervisión II, Agustín Pérez Gasco, aunque en el comunicado enviado a los medios no se informaba de mayores modificaciones en el organigrama interno del organismo. Este cargo había quedado vacante tras la designación de Alberto Ríos como director general de Conducta Financiera y Billetes. Este nombramiento sí aparece ya actualizado en el organigrama interno del banco, pero no así la destitución de Casillas.

Fuentes internas del organismo explican a este medio que se venía especulando con la sustitución de este inspector de su cargo desde que en octubre elDiario.es desvelara el negocio que tenía con la formación de opositores, que le otorgaba un sustancial sobresueldo en efectivo. Según detallan estas fuentes consultadas, la complicada situación de Casillas, que a su vez participa en distintos organismos internacionales en nombre del Banco de España por su posición de director de Resolución, había llegado incluso a oídos del Banco Central Europeo.

Una larga investigación realizada por este medio constató que estos tres inspectores llevaban al menos un lustro realizando cursos para opositores en cuatro de las asignaturas que resultan esenciales para la consecución de una plaza como inspector en el Banco de España, un puesto que garantiza un salario de inicio de 55.000 euros anuales. Esta redacción comprobó cómo algunos de estos alumnos habían abonado hasta 10.000 euros por estos cursos, sin obtener ningún recibo ni prueba de pago, así como sin contar con un diploma o reconocimiento por estos estudios. El precio de las clases rondaba los 160 euros al mes y por alumno.

Esta especie de academia en la sombra no se anunciaba en internet ni en ningún otro sitio y los alumnos llegaban a ella por medio de contactos que ya han estado o por el boca a boca entre los aspirantes a superar la oposición. Los tres profesores son técnicos muy reputados e imparten asignaturas directamente relacionadas con sus funciones en el Banco de España, lo que para los estudiantes supone un valor añadido de cara a la preparación de estos exigentes exámenes. Es muy habitual que los aspirantes a estos puestos recurran a personas con experiencia profesional en el sector. Y estos tres preparadores, según coincidieron los opositores consultados, han ganado fama de estar entre los mejores.

Alberto Casillas Cuevas es considerado una eminencia en el campo de la contabilidad. Licenciado en Derecho, lleva prácticamente un cuarto de siglo en la entidad supervisora hasta ascender en el organigrama a director del departamento de Resolución, un puesto que ocupaba desde mayo de 2015. El cargo de director de departamento le ha dado acceso a participar en los principales organismos internacionales en materia de supervisión financiera, actuando en representación del Banco de España. Es miembro del comité de resolución de la Junta Única de Resolución (SRB, en sus siglas en inglés), el ente europeo que ejecutó la resolución del Banco Popular en 2017. También participa en la EBA, el supervisor bancario europeo, o el FSB, que une a los bancos centrales de las principales economías de todo el mundo. Además, tiene un libro publicado 'Matemáticas financieras (a través de los exámenes del Banco de España)' que se utiliza de referencia en el programa preparatorio de estos exámenes de acceso a plazas públicas.

Sobresueldos de más de 3.000 euros

Tal y como comprobó este medio, Casillas daba sus clases de contabilidad a través de Zoom un día a la semana en sesiones de unas tres horas. Recibía a los alumnos en su piso del barrio de Salamanca de Madrid cada primero de mes para cobrar esa cantidad en metálico. Habitualmente este temario se prolonga al menos durante un año y medio o dos años. Cuando elDiario.es desveló este dispositivo, estaba impartiendo el curso al menos a dos grupos con una veintena de opositores, lo que le reportaba unos ingresos mensuales de más de 3.000 euros, al margen de su salario como supervisor. Casillas fue consultado por este medio sobre este sistema de clases cobradas en metálico pero descartó valorarlo.

Durante los meses de la pandemia en que se decretó el confinamiento, algunos de sus alumnos le preguntaron por la posibilidad de hacer transferencias para abonar las clases. El profesor y alto cargo del Banco de España pidió, según estos testimonios de los opositores, que esperasen a que el Gobierno relajase las limitaciones de movilidad para cobrar todo de una tacada: mediante entregas en efectivo que acostumbra a recibir en persona o a través de su hermano. Con ellos se comunicaba habitualmente desde el correo electrónico corporativo que tiene en el Banco de España.

El inspector tenía reconocida una compatibilidad para la actividad privada, según informó el Banco de España. Si bien el permiso desde 2015 fue para “realizar una actividad privada de enseñanza en el Centro de Estudios Profesionales”, otra entidad que nada tiene que ver con la especie de academia que había improvisado junto a sus compañeros del Banco de España. En el organismo afirmaron entonces estar “valorando” la información publicada “por si procediese llevar a cabo alguna actuación”.

El Banco de España ha realizado una reestructuración interna y ha decidido sacar a concurso interno la plaza de la dirección de Resolución que hasta ahora ocupaba el inspector Alberto Casillas, según informan fuentes conocedoras de la decisión a este medio. elDiario.es desveló hace seis meses que el directivo, al igual que su hermano Juan y que Patricia Navarro-Rubio, también inspectores, realizaban cursos al margen del supervisor para opositores que aspiraban a incorporarse al cuerpo de inspectores. Según constató esta investigación, estos cursos se cobraban en efectivo y sin recibos.

"Pagué más de 10.000 euros en mano durante 18 meses y no vi nunca facturas ni recibís"

Saber más

Estas fuentes señalan que la destitución de Casillas se produce en el marco de una reestructuración interna en el supervisor. Este miércoles, el Banco de España había informado del nombramiento de un nuevo director adjunto del departamento de Supervisión II, Agustín Pérez Gasco, aunque en el comunicado enviado a los medios no se informaba de mayores modificaciones en el organigrama interno del organismo. Este cargo había quedado vacante tras la designación de Alberto Ríos como director general de Conducta Financiera y Billetes. Este nombramiento sí aparece ya actualizado en el organigrama interno del banco, pero no así la destitución de Casillas.

Fuentes internas del organismo explican a este medio que se venía especulando con la sustitución de este inspector de su cargo desde que en octubre elDiario.es desvelara el negocio que tenía con la formación de opositores, que le otorgaba un sustancial sobresueldo en efectivo. Según detallan estas fuentes consultadas, la complicada situación de Casillas, que a su vez participa en distintos organismos internacionales en nombre del Banco de España por su posición de director de Resolución, había llegado incluso a oídos del Banco Central Europeo.

Una larga investigación realizada por este medio constató que estos tres inspectores llevaban al menos un lustro realizando cursos para opositores en cuatro de las asignaturas que resultan esenciales para la consecución de una plaza como inspector en el Banco de España, un puesto que garantiza un salario de inicio de 55.000 euros anuales. Esta redacción comprobó cómo algunos de estos alumnos habían abonado hasta 10.000 euros por estos cursos, sin obtener ningún recibo ni prueba de pago, así como sin contar con un diploma o reconocimiento por estos estudios. El precio de las clases rondaba los 160 euros al mes y por alumno.

Esta especie de academia en la sombra no se anunciaba en internet ni en ningún otro sitio y los alumnos llegaban a ella por medio de contactos que ya han estado o por el boca a boca entre los aspirantes a superar la oposición. Los tres profesores son técnicos muy reputados e imparten asignaturas directamente relacionadas con sus funciones en el Banco de España, lo que para los estudiantes supone un valor añadido de cara a la preparación de estos exigentes exámenes. Es muy habitual que los aspirantes a estos puestos recurran a personas con experiencia profesional en el sector. Y estos tres preparadores, según coincidieron los opositores consultados, han ganado fama de estar entre los mejores.

Alberto Casillas Cuevas es considerado una eminencia en el campo de la contabilidad. Licenciado en Derecho, lleva prácticamente un cuarto de siglo en la entidad supervisora hasta ascender en el organigrama a director del departamento de Resolución, un puesto que ocupaba desde mayo de 2015. El cargo de director de departamento le ha dado acceso a participar en los principales organismos internacionales en materia de supervisión financiera, actuando en representación del Banco de España. Es miembro del comité de resolución de la Junta Única de Resolución (SRB, en sus siglas en inglés), el ente europeo que ejecutó la resolución del Banco Popular en 2017. También participa en la EBA, el supervisor bancario europeo, o el FSB, que une a los bancos centrales de las principales economías de todo el mundo. Además, tiene un libro publicado 'Matemáticas financieras (a través de los exámenes del Banco de España)' que se utiliza de referencia en el programa preparatorio de estos exámenes de acceso a plazas públicas.

Sobresueldos de más de 3.000 euros

Tal y como comprobó este medio, Casillas daba sus clases de contabilidad a través de Zoom un día a la semana en sesiones de unas tres horas. Recibía a los alumnos en su piso del barrio de Salamanca de Madrid cada primero de mes para cobrar esa cantidad en metálico. Habitualmente este temario se prolonga al menos durante un año y medio o dos años. Cuando elDiario.es desveló este dispositivo, estaba impartiendo el curso al menos a dos grupos con una veintena de opositores, lo que le reportaba unos ingresos mensuales de más de 3.000 euros, al margen de su salario como supervisor. Casillas fue consultado por este medio sobre este sistema de clases cobradas en metálico pero descartó valorarlo.

Durante los meses de la pandemia en que se decretó el confinamiento, algunos de sus alumnos le preguntaron por la posibilidad de hacer transferencias para abonar las clases. El profesor y alto cargo del Banco de España pidió, según estos testimonios de los opositores, que esperasen a que el Gobierno relajase las limitaciones de movilidad para cobrar todo de una tacada: mediante entregas en efectivo que acostumbra a recibir en persona o a través de su hermano. Con ellos se comunicaba habitualmente desde el correo electrónico corporativo que tiene en el Banco de España.

El inspector tenía reconocida una compatibilidad para la actividad privada, según informó el Banco de España. Si bien el permiso desde 2015 fue para “realizar una actividad privada de enseñanza en el Centro de Estudios Profesionales”, otra entidad que nada tiene que ver con la especie de academia que había improvisado junto a sus compañeros del Banco de España. En el organismo afirmaron entonces estar “valorando” la información publicada “por si procediese llevar a cabo alguna actuación”.

El Banco de España ha realizado una reestructuración interna y ha decidido sacar a concurso interno la plaza de la dirección de Resolución que hasta ahora ocupaba el inspector Alberto Casillas, según informan fuentes conocedoras de la decisión a este medio. elDiario.es desveló hace seis meses que el directivo, al igual que su hermano Juan y que Patricia Navarro-Rubio, también inspectores, realizaban cursos al margen del supervisor para opositores que aspiraban a incorporarse al cuerpo de inspectores. Según constató esta investigación, estos cursos se cobraban en efectivo y sin recibos.

"Pagué más de 10.000 euros en mano durante 18 meses y no vi nunca facturas ni recibís"

Saber más

Estas fuentes señalan que la destitución de Casillas se produce en el marco de una reestructuración interna en el supervisor. Este miércoles, el Banco de España había informado del nombramiento de un nuevo director adjunto del departamento de Supervisión II, Agustín Pérez Gasco, aunque en el comunicado enviado a los medios no se informaba de mayores modificaciones en el organigrama interno del organismo. Este cargo había quedado vacante tras la designación de Alberto Ríos como director general de Conducta Financiera y Billetes. Este nombramiento sí aparece ya actualizado en el organigrama interno del banco, pero no así la destitución de Casillas.