España lanzará en septiembre su primera deuda verde para reducir emisiones del transporte o mejorar la gestión del agua

El Gobierno ha avanzado este miércoles nuevos detalles de sus planes para la emisión de bonos verdes. El Estado hará su primera colocación de esta deuda sostenible en septiembre. Lo hará a 20 años, aunque todavía no ha concretado la cantidad de dinero que espera captar con el que será su debut en un mercado en crecimiento. El objetivo, entre otros asuntos, será la mejora del transporte ferroviario o en la gestión de los recursos como el agua, según han avanzado las vicepresidentas Nadia Calviño (Asuntos Económicos) y Teresa Ribera (Transición Ecológica).

El Tesoro ya anunció en enero la intención del Gobierno de lanzar en otoño su primera emisión de bonos verdes, un asunto que venía tratándose desde hacía mucho tiempo pero que hasta la fecha no se había concretado. Ahora, las vicepresidentas del Gobierno han avanzado nuevos detalles de la operación, aunque sin concretar cuál será la cantidad que se intente buscar. "Los detalles los haremos públicos después de agosto", ha señalado Calviño en rueda de prensa conjunta con Ribera. El Tesoro informó a comienzo de año que el objetivo sería captar entre 5.000 y 10.000 millones de euros.

Lo que se sabe hasta el momento es que será en septiembre esta primera emisión y que se buscará captar deuda a 20 años. Para ello, cuenta ya con el sello de una división de la agencia Moody's, que es la misma que ha certificado a otros países como Francia, Italia o Reino Unido en este tipo de deuda. Los bonos verdes son un modelo de financiación que busca captar fondos para proyectos medioambientalmente sostenibles y precisan de un certificado previo sobre los proyectos que se podrían financiar con este dinero, con el objetivo de que los inversores interesados tengan esta garantía.

Las vicepresidentas han informado que cuentan con un listado de proyectos susceptibles de recibir este dinero que sumarían unos 13.000 millones de euros. Éstos irían desde la reducción de emisiones del transporte ferroviario a la mejora de la gestión del agua. También incluyen determinados proyectos de I+D+i, restauración y protección de ecosistemas, prevención de la contaminación o impulso a la economía circular.

Ribera ha justificado esta emisión por parte de España debido a que "es un ámbito en el que los inversores están particularmente interesados". "Son bonos que facilitan una inversión segura y solvencia a largo plazo", ha señalado la ministra de Transición Ecológica. "El contexto para estas operaciones es cada vez más claro y sostenible", ha enfatizado.

Calviño, por su parte, ha señalado que los proyectos que se incluyen entre los susceptibles de recibir esta financiación se encontrarían al margen de aquellos que han sido incluidos en el marco del Plan de Recuperación y Resiliencia que se financiará con fondos europeos, a su vez procedentes de emisiones de deuda verde lanzadas por la Comisión Europea. "Hemos hecho bien nuestro trabajo de identificar las inversiones y desligarlas de los fondos europeos", ha subrayado.

El Gobierno ha avanzado este miércoles nuevos detalles de sus planes para la emisión de bonos verdes. El Estado hará su primera colocación de esta deuda sostenible en septiembre. Lo hará a 20 años, aunque todavía no ha concretado la cantidad de dinero que espera captar con el que será su debut en un mercado en crecimiento. El objetivo, entre otros asuntos, será la mejora del transporte ferroviario o en la gestión de los recursos como el agua, según han avanzado las vicepresidentas Nadia Calviño (Asuntos Económicos) y Teresa Ribera (Transición Ecológica).

El Tesoro ya anunció en enero la intención del Gobierno de lanzar en otoño su primera emisión de bonos verdes, un asunto que venía tratándose desde hacía mucho tiempo pero que hasta la fecha no se había concretado. Ahora, las vicepresidentas del Gobierno han avanzado nuevos detalles de la operación, aunque sin concretar cuál será la cantidad que se intente buscar. "Los detalles los haremos públicos después de agosto", ha señalado Calviño en rueda de prensa conjunta con Ribera. El Tesoro informó a comienzo de año que el objetivo sería captar entre 5.000 y 10.000 millones de euros.

Lo que se sabe hasta el momento es que será en septiembre esta primera emisión y que se buscará captar deuda a 20 años. Para ello, cuenta ya con el sello de una división de la agencia Moody's, que es la misma que ha certificado a otros países como Francia, Italia o Reino Unido en este tipo de deuda. Los bonos verdes son un modelo de financiación que busca captar fondos para proyectos medioambientalmente sostenibles y precisan de un certificado previo sobre los proyectos que se podrían financiar con este dinero, con el objetivo de que los inversores interesados tengan esta garantía.

Las vicepresidentas han informado que cuentan con un listado de proyectos susceptibles de recibir este dinero que sumarían unos 13.000 millones de euros. Éstos irían desde la reducción de emisiones del transporte ferroviario a la mejora de la gestión del agua. También incluyen determinados proyectos de I+D+i, restauración y protección de ecosistemas, prevención de la contaminación o impulso a la economía circular.

Ribera ha justificado esta emisión por parte de España debido a que "es un ámbito en el que los inversores están particularmente interesados". "Son bonos que facilitan una inversión segura y solvencia a largo plazo", ha señalado la ministra de Transición Ecológica. "El contexto para estas operaciones es cada vez más claro y sostenible", ha enfatizado.

Calviño, por su parte, ha señalado que los proyectos que se incluyen entre los susceptibles de recibir esta financiación se encontrarían al margen de aquellos que han sido incluidos en el marco del Plan de Recuperación y Resiliencia que se financiará con fondos europeos, a su vez procedentes de emisiones de deuda verde lanzadas por la Comisión Europea. "Hemos hecho bien nuestro trabajo de identificar las inversiones y desligarlas de los fondos europeos", ha subrayado.

El Gobierno ha avanzado este miércoles nuevos detalles de sus planes para la emisión de bonos verdes. El Estado hará su primera colocación de esta deuda sostenible en septiembre. Lo hará a 20 años, aunque todavía no ha concretado la cantidad de dinero que espera captar con el que será su debut en un mercado en crecimiento. El objetivo, entre otros asuntos, será la mejora del transporte ferroviario o en la gestión de los recursos como el agua, según han avanzado las vicepresidentas Nadia Calviño (Asuntos Económicos) y Teresa Ribera (Transición Ecológica).

El Tesoro ya anunció en enero la intención del Gobierno de lanzar en otoño su primera emisión de bonos verdes, un asunto que venía tratándose desde hacía mucho tiempo pero que hasta la fecha no se había concretado. Ahora, las vicepresidentas del Gobierno han avanzado nuevos detalles de la operación, aunque sin concretar cuál será la cantidad que se intente buscar. "Los detalles los haremos públicos después de agosto", ha señalado Calviño en rueda de prensa conjunta con Ribera. El Tesoro informó a comienzo de año que el objetivo sería captar entre 5.000 y 10.000 millones de euros.

28 de julio de 2021 - 11:51 h