Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

El grupo de defensa y tecnología Oesía supera la decena de ex cargos del Ejército a sueldo en plena explosión del gasto militar

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en 2019 junto al JEMA, general Javier Salto, y el presidente de Oesia, Luis Furnells.

Antonio M. Vélez

6

La multinacional española de defensa y tecnología Oesía ha sumado otro ex alto cargo a la extensa nómina de antiguos mandos del Ejército fichados en los últimos años como asesores o directivos. En plena explosión del gasto militar, la compañía está batiendo récords de ventas y acaba de aprobar un nuevo Plan Estratégico muy centrado en la pata de Defensa. 

Oesía ha incorporado a su comité de Estrategia, órgano que asesora directamente al consejo de administración, y en el que hay varios militares y ex diplomáticos, al ex director del Departamento de Seguridad Nacional del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Miguel Ángel Ballesteros.

Otro ex militar de alta graduación, el anterior director del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (Ceseden), Francisco de Paula Bisbal Pons, también ha obtenido permiso de la Oficina de Conflictos de Interés para fichar por el grupo, pero por ahora no ha llegado a incorporarse porque las partes no han alcanzado un acuerdo.

Según el portal de Transparencia, el 12 de febrero la Oficina de Conflictos autorizó el fichaje por el Grupo Oesía del general de Brigada Miguel Ángel Ballesteros, que el pasado 28 de noviembre cesó como responsable de Seguridad Nacional en Moncloa, cargo que ocupaba desde 2018.

Este militar de 71 años, doctor en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca (Campus de Madrid) con premio Extraordinario 2015, dirigió antes de llegar a Presidencia del Gobierno el Instituto Español de Estudios Estratégicos, el ‘think tank’ del Ministerio de Defensa.

Experto en geopolítica, estrategia de seguridad y prevención del terrorismo, Ballesteros fue el primer jefe del centro de satélites Centro Principal Helios Español y jefe del 'Equipo de Marca' para el desarrollo en el Programa multinacional de satélites HELIOS (satélites de reconocimiento francés, italiano y español). Ha recibido permiso para asesorar a Oesía, a varias universidades y a dos consultoras, Llorente & Cuenca y Redondo y Asociados. Esta última es la firma que fundó Iván Redondo, ex jefe de Gabinete de Pedro Sánchez.

El 31 de enero la Oficina de Conflictos también autorizó la incorporación a Oesía Networks SL del teniente general retirado del Cuerpo de Infantería de Marina Francisco Bisbal. Director del Ceseden hasta el pasado 28 de diciembre, en su extensa carrera este mallorquín fue Jefe de Estado Mayor del Cuartel General de la Fuerza de Infantería de Marina entre 2011 y 2013. Desde enero de 2020 dirigía el Ceseden, principal centro docente de las Fuerzas Armadas españolas, adscrito al Ministerio de Defensa.

La multinacional indica que “Francisco de Paula Bisbal Pons no forma, ni ha formado parte nunca, de Grupo Oesía”. “Con Oesía no pudimos llegar a un acuerdo, aunque dejamos la puerta abierta para el futuro”, explica Bisbal a este medio. El teniente retirado se ha convertido en asesor del grupo de maquinaria industrial GAM.

Más de una decena

La nómina de ex cargos del Ejército fichados por Oesía en los últimos años supera ya así la decena. Es un movimiento muy habitual en el sector. El 26 de febrero la Oficina de Conflictos dio luz verde al fichaje por Airbus Defense & Security SAU de Fernando de la Cruz Caravaca, Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire y del Espacio hasta noviembre.

Hace unas semanas Airbus Defence and Space en España adjudicó a Oesía el desarrollo, gestión y soporte del cifrador para la instrumentación de ensayos en vuelo (Flight Test Instrumentation) del Eurodrone, sistema aéreo no tripulado que desarrollan Francia, Italia y Alemania, bajo la dirección de la agencia internacional de armamentos, OCCAR (Organisation Conjointe de Coopération en Matière d’Armement).

El comité de Estrategia de Oesía, al que se ha incorporado Miguel Ángel Ballesteros, está formado por 19 miembros. Seis son antiguos militares o diplomáticos. Actualmente también forman parte de él Miguel Martín, teniente general, ex Segundo Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEMA), el teniente general Eduardo Gil (ex Segundo Jefe del Estado Mayor del Aire), el ex embajador Carlos Gómez-Múgica, el teniente general Pablo Martín y el General de División del Cuerpo de Intendencia del Aire Arturo Alfonso.

Este órgano reporta directamente al consejo de Oesía. Tiene entre sus funciones fundamentales revisar la evolución del Plan Estratégico, informar a la Dirección del Grupo sobre su evolución del mismo y analizar potenciales operaciones corporativas, sectores y tecnologías.

A los integrantes de ese comité se suman directivos procedentes del Ejército como el general de División Alfredo Sanz, fichado como director de Soporte y Seguridad de Oesía en octubre de 2020.

En esa fecha también se incorporó el coronel Fernando Acero, CISO Global (la persona que se encarga de dirigir, orientar y coordinar su estrategia de seguridad). El director de Estrategia desde 2021 es el general de División del Cuerpo de Intendencia del Ejército del Aire Salvador Álvarez Pascual, que en marzo de 2020 cesó como Subdirector General de Gestión de Programas de la Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa.

También han asesorado en los últimos años a Oesía, entre otros, dos ex segundos JEMAs, José Luis Urcelay Verdugo (fichado como asesor en 2019) y Eduardo Gil Rosella, incorporado en 2018. Y Fernando Sacristán Ruano, ex jefe del Mando del Apoyo Logístico del Ejército del Aire, que se incorporó en 2015 al comité de Estrategia, en el que permaneció hasta 2017.

Casi medio siglo

Oesía tiene más de 48 años de experiencia a través de Tecnobit, filial de Defensa de la que tomó el 100% en 2008. Presente en 40 países y con unos 3.200 empleados, en 2023 su cifra de negocio fue de 222 millones de euros, según su último informe de sostenibilidad. 

Su nuevo Plan Estratégico 2023-25 fija como primeras prioridades la “aceleración de la presencia en los programas tractores del sector Aeroespacial, principalmente como suministrador preferente de Airbus DS y otros plataformistas e integradores de sistemas”; crecer en el área Espacio “conectando con los grandes programas de la Unión Europea y de la Agencia Espacial Europea”; y “captación de valor en los nuevos programas de los sectores Terrestre y Naval como Tier 2 mediante una cartera de soluciones tecnológicas avanzadas y completas”.

Su filial Tecnobit, cuyo secretario no consejero es José María Mohedano, abogado y diputado del PSOE hasta 1996, la presidió hasta 2009 José Ignacio Moscoso, director general de Asuntos Económicos en Defensa con Narcís Serra.

Oesía tuvo como consejero hasta que falleció en 2021 a Pedro Ferreras, abogado del Estado que dirigió las privatizaciones de José María Aznar como presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). El presidente no ejecutivo de Oesía hasta 2015 fue Rafael Delgado Rojas, histórico del PSOE, secretario general de Vicepresidencia del gobierno con Alfonso Guerra hasta 1991.

Fundada a principios de siglo por catedráticos de la Universidad de Deusto (de ahí su anterior nombre, IT Deusto), Oesía participa en los principales programas del sector Aeronáutico y Defensa de España y Europa.

Destacan Euromale-Eurodrone, para el que el Gobierno autorizó en 2022 compromisos de gasto de 1.890 millones; SIRTAP, un sistema aéreo no tripulado para las Fuerzas Armadas españolas; Eurofighter, al que el Consejo de Ministros destinó más de 2.000 millones a finales de 2021 con el denominado Proyecto Halcón; las fragatas F110 de Navantia (grupo SEPI), GEODE (Galileo for European Defence, para el uso militar del sistema europeo de navegación por satélite), la modernización del helicóptero de ataque Tigre fabricado por Airbus para las Fuerzas Armadas de Francia y España, el vehículo de combate Dragón VCR 8x8...

Bien posicionada en Oriente Medio (Arabia Saudí es uno de sus clientes allí), ha entrado en el negocio de la ciberseguridad con Cipherbi. Su plataforma de gestión de fondos europeos ha permitido gestionar más de 14.000 millones solo entre 2014 y 2020. El año pasado, la compañía que controla y pilota Luis Furnells se convirtió en socio de Indra y SEPI tras comprar un 30% de Epicom, ex filial militar de Duro Felguera.

Este año ha firmado con el gigante estadounidense Lockheed Martin un acuerdo para la producción futura en España de componentes de mejora del segmento de misiles Patriot Advanced Capability – 3 (PAC-3). Ambas partes exploran “oportunidades de colaboración en áreas de tecnologías emergentes como los sistemas no tripulados, la fotónica y la optrónica”.

La compañía acaba de constituir una fundación, con su correspondiente patronato, para “contribuir a través de nuestras capacidades a crear un mundo mejor y un entorno más diverso, inclusivo, tolerante e igualitario mediante la promoción y divulgación de la cultura, la educación y la investigación e innovación tecnológica”.

En el accionariado de Oesía participó con un pequeño paquete de títulos desde al menos 2006 hasta noviembre de 2018 el aristócrata y empresario Francisco de Borbón Escasany. En sus cuentas de 2022, una empresa de la que el Duque de Sevilla es dueño y administrador único, Kingnoi SA, afirmaba que tenía todavía 1.718 títulos de la matriz con un valor nominal de 26.120,48 euros. 

Pero esas acciones acabaron diluidas tras una serie de ampliaciones de capital a las que De Borbón no acudió. Tras una consulta con Oesía, “esta participación la hemos dado de baja en el Balance y la dejaremos de declarar en las futuras cuentas”, explican en un correo electrónico desde las empresas del aristócrata. “Publicaron varias ampliaciones en la prensa y como no me enteré no fui”, señala Francisco de Borbón.

Etiquetas
stats