Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La subida de precios en Extremadura y beneficios empresariales abocan a subir sueldos según CCOO

Bajo el lema "Subir salarios, bajar precios, repartir beneficios", UGT y CCOO han puesto este año en el centro la necesidad de incrementar los sueldos ante una escalada de precios tras la que señalan "al exceso de beneficios empresariales".

elDiarioex

0

Los beneficios empresariales en máximos en los últimos años y el incremento de los precios, en Extremadura del 3,6% en marzo, el más alto de todas las comunidades autónomas, justifican “sobradamente” una subida notable de los salarios en la negociación colectiva, ha advertido CCOO de Extremadura.

Ello con el objetivo de que los trabajadores y trabajadoras no pierdan poder adquisitivo y haya un reparto más equilibrado de la riqueza.

De acuerdo al Observatorio de Márgenes Empresariales, los beneficios alcanzaron niveles récord sucesivos en 2021, 2022 y 2023, aumentando un 64 % en los últimos cinco años (2018-2023), de modo que el reparto del valor añadido generado entre capital y trabajo, se ha “desequilibrado” a favor de los beneficios empresariales, con “crecimientos dos veces más que los salarios”, repudia en nota de prensa Comisiones Obreras.

Para su secretario de Acción Sindical y Empleo, Francisco Jiménez, hay que recordar, además, que los gastos clave de los hogares, como el coste de la vivienda o de las hipotecas, sujetos a fuertes subidas en los últimos tiempos, no figuran en el IPC.

“El gobierno debe hacer de la lucha contra la inflación una prioridad, para que la carga no caiga solo en las espaldas de las personas asalariadas, mientras asistimos atónitos a beneficios empresariales escandalosos”. 

Las actividades que más han aumentado sus márgenes son energía, comercio y hostelería, seguidos de actividades inmobiliarias y agricultura. 

En un momento en el que la patronal se “queja” de tener dificultades para encontrar mano de obra en algunas actividades estacionales, deben “trasladar el incremento de sus márgenes a mejorar las condiciones salariales para atraer al factor trabajo y así resolverían ese supuesto problema”.

“Las empresas viven un momento de gran dinamismo en términos de valor añadido bruto y márgenes. Tienen margen de sobra para asumir subidas salariales”, ha apuntado.

La disminución del coste de energía y materias primas, ha agregado Jiménez, amplia aún más la oportunidad de que las empresas absorban incrementos salariales “sin generar presiones inflacionistas”.

Etiquetas
stats