eldiario.es

9

GALICIA

Feijóo alerta de que otro Gobierno apoyado por independentistas sería inestable, pero por Vox “está por ver”

El presidente gallego reclama elecciones generales en el 'superdomingo' de mayo frente al “despilfarro” de hacerlas en abril, y considera que los presupuestos de 2018 prorrogados son mejores que los de 2019 de Sánchez ahora tumbados

Feijóo da por "muerta" la legislatura y pide elecciones en mayo: "Sería un despilfarro hacerlas en abril"

Feijóo, en su rueda de prensa de este jueves

Cuatro días después de manifestarse en Madrid con el resto de la derecha frente a Pedro Sánchez y pocas horas antes de acompañar en Vigo al presidente estatal de su partido, Pablo Casado, en un coloquio sobre 'La unidad de España', el titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha vuelto a recetar este jueves su modelo a compañeros y rivales políticos: Mayoría absoluta frente a pactos. Pero con el matiz de que esos pactos, si son con el “populismo y el independentismo”, sólo producen inestabilidad, mientras que si son con Vox “está por ver”.

Acto de Feijóo y Casado en Vigo por 'La unidad de España'

Acto de Feijóo y Casado en Vigo por 'La unidad de España' PP

En su habitual rueda de prensa tras la reunión semanal de su Gobierno, Feijóo reclamó a Pedro Sánchez que convoque elecciones generales para el 26 de mayo, coincidiendo con las ya previstas elecciones municipales, europeas y autonómicas (en este caso no en Galicia), en el que ya es conocido como 'superdomingo' electoral. Para el presidente gallego, “la legislatura está acabada”, pero duda de lo que pueda hacer Sánchez porque según su visión “el interés general de España de no es el del presidente del Gobierno”, de quien en todo caso recordó que es la competencia exclusiva de fijar la fecha electoral. Según Feijóo, esa fecha del 26 de mayo es la que quieren “la mayoría de los ciudadanos” mientras que fijar las elecciones antes supondría un “despilfarro”. Según él, “la estabilidad es incompatible con dos fechas en 30 días”.

Sobre esa cuestión de la estabilidad después de los comicios, Feijóo aseguró que “no vamos a recuperar la estabilidad si hay un Gobierno apoyado por el populismo y el independentismo”. A Feijóo se le preguntó a continuación si considera que la extrema derecha de Vox puede garantizar mejor esa estabilidad. “Que el independentismo no tiene ningún interés por la estabilidad de España está contrastado”, dijo, para añadir que “la estabilidad que pueden dar otras fuerzas políticas, está por ver”.

Sin embargo, Feijóo evitó concretar a continuación, a pesar de las repreguntas apelando a su reclamada transparencia sobre los pactos políticos, si el PP debe llegar a acuerdos con Vox. Fue ahí cuando el presidente gallego se volvió a poner a sí mismo como ejemplo también ante sus compañeros de partido. “A mí me gustaría que el PP no necesitase pactar, por lo menos con alguno de esos partidos”, dijo, añadiendo que, en caso de necesitarse un pacto, “fuera con partidos que ya están en el Parlamento”, asegurando que el objetivo de los populares debe ser que las formaciones que actualmente no tienen representación “no la tengan”. Él mismo, dijo, trabajará para que en Galicia “la mayoría de los diputados y senadores sean del PP” intentando que los otros partidos no tengan representación.

Sobre el desencadenante de la actual situación política, la derrota del Gobierno este miércoles en la votación de los presupuestos del Estado para 2019, Feijóo se mostró satisfecho porque considera que las cuentas de 2018, elaboradas por el PP y que ahora seguirán en vigor prorrogadas, garantizan mejor las inversiones para Galicia que las que preveía el ejecutivo socialista. Sin embargo, el propio Gobierno gallego admite que la situación actual podría dificultar una de las peticiones que lanzó este mismo jueves al Gobierno central: que le dé libertad para invertir los 125 millones de euros en que cuantifica el superávit en 2018 de las cuentas públicas gallegas, el primero desde 2002.

En una reunión semanal del Gobierno gallego en la que nuevamente se aprobaron menos acuerdos firmes (cuatro) que informes propagandísticos (cinco), a esa última clase perteneció esa cuantificación final del superávit de 2018, ya previsto en los presupuestos de ese año. El destino que Feijóo quiere para ese dinero, dice, son inversiones “en sanidad y educación” cuyo bloqueo sería responsabilidad de Sánchez.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha