La protección dunar de s'Albufereta propicia un récord de cría del chorlitejo patinegro

Europa Press

0

La protección dunar de s'Albufereta ha propiciado un récord de cría del chorlitejo patinegro, con un total de 30 parejas de la especie protegida que han nidificado esta primavera en la Reserva Natural.

Según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, las medidas de protección dunar de la Reserva Natural de s'Albufereta han permitido que la zona vuelva a ser un lugar óptimo para la nidificación del chorlitejo patinegro o 'picaplatges' (Charadrius alexandrinus). Esta primavera se han contabilizado 15 parejas reproductoras que han anidado y han podido sacar adelante a sus crías.

Desde marzo se cerraron las dunas y dos tramos de la playa de la Reserva en las zonas de Es Grau y de Can Cap de Bou, los dos más sensibles y adecuados para que críen los chorlitejos patinegros, lo que ha permitido no sólo un incremento de grupos reproductores, sino también la supervivencia de los polluelos.

Otras medidas de gestión aplicadas en la zona húmeda de s'Albufereta, como la creación de manzanas de nidificación y descanso, y la habilitación de nuevas zonas de alimentación, han conseguido que otras 15 parejas críen dentro del humedal.

Se ha llegado así a un máximo de 30 parejas, cifra que no se había alcanzado desde la declaración de la Reserva natural. La más alta hasta ahora era la del 2020, coincidiendo con el confinamiento, con 26 grupos reproductores.

Estos datos demuestran la efectividad de las medidas tomadas en los últimos años. También dejan patente que la convivencia en las playas entre humanos y fauna silvestre es posible siempre que se respeten las zonas acotadas para la reproducción de las diferentes especies.

Además del chorlitejo patinegro, otras especies han criado en la costa o en las manzanas de la Reserva Natural de s'Albufereta este año. Entre ellas el chorlitejo chico (Charadrius dubius), el charrán común (Sterna hirundo), la avoceta común (Recurvirostra avosetta) y la cigüeña común(Himantopus himantopus), entre otros.

Las actuaciones de protección también han servido para recuperar la vegetación dunar. En la actualidad la vegetación crece incluso fuera de las zonas acotadas. Un objetivo que, según el director del parque, “parecía difícil alcanzar años atrás, pero que ahora ya es una realidad”. Estas semanas, las plantas dunares acogen gran cantidad de insectos, entre ellos mariposas migratorias como la vanesa de los cardos (Vanessa cardui) , o la nocturna Heliothis peltigera, entre otros. Ante estos logros en la recuperación de los hábitats dunares y las especies asociadas, se tiene previsto seguir con el cierre de los tramos más frágiles para que la rehabilitación pueda seguir desarrollándose.

El chorlitejo patinegro es una pequeña ave limícola que vive habitualmente en playas y tramos de costa bien conservados, además de marismas salobres y salinas. Se trata del único limícola capaz de anidar en las costas baleares, y se encuentra actualmente catalogado como “en régimen de protección especial”.

Además, el chorlitejo patinegro es sensible a las actividades lúdicas costeras como el tráfico constante de personas y perros. El paso de estos animales por la playa es algo problemático, ya que los chorlitejos entran en pánico cuando los detectan, así como las estelas de deportistas náuticos cuando se acercan mucho, porque los asocian con depredadores aéreos como águilas o similares. Todas estas molestias suponen, en muchos casos, la pérdida de crías o incluso el abandono completo de la zona por parte de las aves adultas.

La protección dunar de s'Albufereta ha propiciado un récord de cría del chorlitejo patinegro, con un total de 30 parejas de la especie protegida que han nidificado esta primavera en la Reserva Natural.

Según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, las medidas de protección dunar de la Reserva Natural de s'Albufereta han permitido que la zona vuelva a ser un lugar óptimo para la nidificación del chorlitejo patinegro o 'picaplatges' (Charadrius alexandrinus). Esta primavera se han contabilizado 15 parejas reproductoras que han anidado y han podido sacar adelante a sus crías.

Desde marzo se cerraron las dunas y dos tramos de la playa de la Reserva en las zonas de Es Grau y de Can Cap de Bou, los dos más sensibles y adecuados para que críen los chorlitejos patinegros, lo que ha permitido no sólo un incremento de grupos reproductores, sino también la supervivencia de los polluelos.

Otras medidas de gestión aplicadas en la zona húmeda de s'Albufereta, como la creación de manzanas de nidificación y descanso, y la habilitación de nuevas zonas de alimentación, han conseguido que otras 15 parejas críen dentro del humedal.

Se ha llegado así a un máximo de 30 parejas, cifra que no se había alcanzado desde la declaración de la Reserva natural. La más alta hasta ahora era la del 2020, coincidiendo con el confinamiento, con 26 grupos reproductores.

Estos datos demuestran la efectividad de las medidas tomadas en los últimos años. También dejan patente que la convivencia en las playas entre humanos y fauna silvestre es posible siempre que se respeten las zonas acotadas para la reproducción de las diferentes especies.

Además del chorlitejo patinegro, otras especies han criado en la costa o en las manzanas de la Reserva Natural de s'Albufereta este año. Entre ellas el chorlitejo chico (Charadrius dubius), el charrán común (Sterna hirundo), la avoceta común (Recurvirostra avosetta) y la cigüeña común(Himantopus himantopus), entre otros.

Las actuaciones de protección también han servido para recuperar la vegetación dunar. En la actualidad la vegetación crece incluso fuera de las zonas acotadas. Un objetivo que, según el director del parque, “parecía difícil alcanzar años atrás, pero que ahora ya es una realidad”. Estas semanas, las plantas dunares acogen gran cantidad de insectos, entre ellos mariposas migratorias como la vanesa de los cardos (Vanessa cardui) , o la nocturna Heliothis peltigera, entre otros. Ante estos logros en la recuperación de los hábitats dunares y las especies asociadas, se tiene previsto seguir con el cierre de los tramos más frágiles para que la rehabilitación pueda seguir desarrollándose.

El chorlitejo patinegro es una pequeña ave limícola que vive habitualmente en playas y tramos de costa bien conservados, además de marismas salobres y salinas. Se trata del único limícola capaz de anidar en las costas baleares, y se encuentra actualmente catalogado como “en régimen de protección especial”.

Además, el chorlitejo patinegro es sensible a las actividades lúdicas costeras como el tráfico constante de personas y perros. El paso de estos animales por la playa es algo problemático, ya que los chorlitejos entran en pánico cuando los detectan, así como las estelas de deportistas náuticos cuando se acercan mucho, porque los asocian con depredadores aéreos como águilas o similares. Todas estas molestias suponen, en muchos casos, la pérdida de crías o incluso el abandono completo de la zona por parte de las aves adultas.

La protección dunar de s'Albufereta ha propiciado un récord de cría del chorlitejo patinegro, con un total de 30 parejas de la especie protegida que han nidificado esta primavera en la Reserva Natural.

Según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, las medidas de protección dunar de la Reserva Natural de s'Albufereta han permitido que la zona vuelva a ser un lugar óptimo para la nidificación del chorlitejo patinegro o 'picaplatges' (Charadrius alexandrinus). Esta primavera se han contabilizado 15 parejas reproductoras que han anidado y han podido sacar adelante a sus crías.