El G7 y la UE ponen un tope de 60 dólares al barril de petróleo ruso, ¿qué significa eso?

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

El G7 también pone un tope de 60 dólares al barril de petróleo ruso. Este tope será aplicado por todos los miembros de la Price Cap Coalition –G7, UE, Australia...– a través de sus respectivos procesos legales nacionales a partir de este lunes.

La OPEP y Rusia deciden mantener el recorte de su oferta petrolera

Más

Si bien la prohibición de la UE de importar petróleo crudo y productos derivados del petróleo transportados por vía marítima rusa sigue vigente a partir de este lunes, “el límite de precio permitirá a los operadores europeos transportar petróleo ruso a terceros países, siempre que su precio se mantenga estrictamente por debajo del límite”, dice la Comisión Europea.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha afirmado: “El G7 y todos los Estados miembros de la UE han tomado una decisión que afectará aún más los ingresos de Rusia y reducirá su capacidad para hacer la guerra en Ucrania. También nos ayudará a estabilizar los precios mundiales de la energía, lo que beneficiará a los países de todo el mundo que actualmente se enfrentan a los altos precios del petróleo”.

El tope de precio se ha diseñado “para reducir aún más los ingresos de Rusia, al tiempo que mantiene estables los mercados mundiales de energía. Por lo tanto, también ayudará a hacer frente a la inflación y a mantener estables los costes de la energía en un momento en que los elevados costes, en particular los elevados precios del combustible, son una gran preocupación en la UE y en todo el mundo”, dice la Comisión Europea.

El tope de precios entrará en vigor a partir del 5 de diciembre de 2022 para el crudo y el 5 de febrero de 2023 para los productos refinados del petróleo.

Entrará en vigor simultáneamente en todas las jurisdicciones de la Price Cap Coalition. El tope también prevé una transición: no se aplicará al petróleo comprado por encima del precio tope antes del 5 de diciembre y se descargue antes del 19 de enero de 2023.

Por su parte, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, liderados por Rusia, que juntos forman el grupo conocido como OPEP+, han decidido este domingo continuar aplicando en 2023 el fuerte recorte de la producción de petróleo acordado hace dos meses.

En un comunicado, los ministros de Energía y Petróleo de los 23 países de la alianza han reafirmado que la reducción de su bombeo conjunto en 2 millones de barriles diarios (mbd), pactada el 5 de octubre pasado, es la medida “necesaria” y “correcta”.

Ese día, los ministros de los países que conforman este cártel confirmaron la decisión de bombear en conjunto un total de 41,856 millones de barriles diarios, frente a los 43,856 millones de agosto. 25,416 millones por parte de la OPEP, frente a los 26,689 millones anteriores, mientras que los países ajenos a la organización producirán 16,440 millones.

¿Qué persigue el tope del precio del petróleo?

El tope de precios, que se suma a la prohibición de importación de la UE sobre el crudo ruso y los productos derivados del petróleo transportados por mar, y las prohibiciones de otros socios del G7, “reducirá aún más los ingresos que Rusia obtiene del petróleo”, dice Bruselas.

El tope del precio del petróleo –60 dólares por barril de crudo– “también servirá para estabilizar los precios mundiales de la energía que la guerra ilegal de Moscú contra Ucrania ha inflado”, afirma Bruselas: “Ayudará a hacer frente a la inflación y a mantener estables los costes de la energía en un momento en que los elevados costes, en particular los elevados precios del combustible, son una gran preocupación para todos los europeos”.

¿Cómo se ha fijado el tope?

Ha sido establecido por los 27 y acordado por la Coalición internacional de Tope de Precio. El tope ha sido aprobado por unanimidad del Consejo de la UE. Cualquier cambio posterior requeriría el mismo procedimiento, es decir, una Decisión del Consejo y un Acto de Ejecución de la Comisión.

¿El tope es inamovible?

No. El límite de precio es fijo por ahora pero ajustable con el tiempo. Una vez que se ha establecido el tope inicial, el precio puede modificarse en el futuro para reflejar la evolución del mercado y los cambios técnicos. Esta revisión debe tener en cuenta varios factores, que pueden incluir la efectividad de la medida, su implementación, la adhesión y alineación internacional, el impacto potencial en los miembros y socios de la coalición y la evolución del mercado.

¿Qué tipo de excepciones se han acordado?

El tope no afecta a la prohibición total de importación de la UE sobre crudo y productos derivados del petróleo rusos, y las excepciones y derogaciones específicas que ya se acordaron en paquetes de sanciones anteriores. Estas excepciones y exenciones permiten a determinados Estados miembros seguir importando petróleo crudo y productos derivados del petróleo de Rusia debido a su situación específica, o importar petróleo crudo transportado por mar desde Rusia si el suministro de petróleo crudo por oleoducto desde Rusia se interrumpe por razones que escapan a su control.

Los proyectos específicos que son esenciales para la seguridad energética de determinados terceros países pueden quedar exentos del precio máximo..

¿Se prevén períodos de transición para el transporte de petróleo ruso?

El tope entra en vigor el 5 de diciembre de 2022 para el crudo y el 5 de febrero de 2023 para los productos derivados del petróleo –el precio de los productos refinados se definirá en su debido momento–. Existe un período de liquidación de 45 días para el crudo ruso transportado por mar comprado por encima del tope, siempre que se cargue en un buque en el puerto de carga antes del 5 de diciembre de 2022 y sea descargado en el puerto final de destino antes del 19 de enero de 2023. Durante este período se pueden prestar servicios relacionados con el transporte marítimo.

Una vez que se ha establecido el precio tope inicial, Price Cap Coalition puede modificar el precio.

¿Qué sucede si un barco no respeta el precio máximo?

Si un buque con pabellón de un tercer país transporta intencionadamente petróleo ruso por encima del precio tope, se prohibirá a los operadores de la UE asegurar, financiar y prestar servicios a este buque para el transporte de petróleo o productos petrolíferos rusos durante 90 días después de que se haya comprado la carga por encima del precio tope. descargado

Si un buque de la UE, o un buque con pabellón de la UE, infringe el precio máximo, estará sujeto a las consecuencias que se derivan de la legislación nacional de cada Estado miembro.

¿Qué países han aceptado este tope en el precio del petróleo?

Miembros del G7 y otros países participantes (Price Cap Coalition), como Australia.

¿Qué pasa con el riesgo de elusión? ¿Las compañías navieras cambiarán de bandera?

Las sanciones de la UE se aplican dentro de la jurisdicción (territorio) de la UE a los ciudadanos de la UE en cualquier lugar, a las empresas y organizaciones constituidas conforme a la legislación de un Estado miembro, incluidas las sucursales de empresas de la UE en terceros países, así como a bordo de aeronaves o buques bajo la jurisdicción de los Estados miembros.

La prohibición de transportar el petróleo por mar se aplica a todos los buques de la UE, es decir, a los buques con pabellón de la UE, y también a los buques que son propiedad, están fletados u operados por empresas o nacionales de la UE. Esto también cubriría a los agentes que actúan en su nombre. La UE se abstiene de adoptar sanciones de aplicación extraterritorial en contravención del derecho internacional. Para el tope del precio del petróleo, el G7 está invitando a todos los países a unirse a la Price Cap Coalition.

Si aceptan unirse, significa que aceptan comprar petróleo al precio máximo o por debajo del mismo. Esto les permitirá beneficiarse del transporte y otros servicios relacionados (seguros y financiación) proporcionados por operadores de la UE.

Si no se unen a la Coalición, lo que significa que compran el petróleo por encima del precio tope, los operadores de la UE no podrán transportar dicho petróleo a esos países, ni proporcionarles financiación o seguro.

El objetivo del tope es, por lo tanto, doble: mantener el flujo de petróleo ruso a bajo precio en los mercados globales y reducir los ingresos de Rusia para poder hacer la guerra.

“Con el precio tope, existen claros incentivos para que Rusia, los países importadores de petróleo y los participantes del mercado mantengan el flujo de petróleo ruso. Esto logrará ambos objetivos al mismo tiempo”, dice Bruselas.

“EEUU, la UE y otros países del G7 ya se han comprometido a eliminar gradualmente las importaciones de petróleo ruso. En cambio, el precio máximo permite a nuestros proveedores de servicios respaldar los envíos de petróleo ruso a otros países, si se compra por debajo del precio máximo. Esto significa que los principales beneficiarios de este petróleo de menor precio serán terceros países, incluidos los países en desarrollo de África, Asia y América Latina, lo que a su vez contribuye a la estabilidad del mercado mundial”, asegura la Comisión Europea.

¿Implica esto un debilitamiento de las sanciones de la UE?

“No”, dice el Ejecutivo comunitario: “El precio tope no cambia nuestra prohibición de importación de petróleo de la UE. Se trata de modificar las sanciones de la UE (la prohibición de los servicios marítimos) para permitir la prestación de estos servicios bajo la estricta condición de que el petróleo ruso se compre por debajo del tope. Los servicios de transporte por encima del tope siguen sancionados. Esta enmienda en realidad ayudará a fortalecer el impacto general de las sanciones globales contra Rusia, al crear incentivos para que una coalición de terceros países comercialicen al límite o por debajo del mismo, lo que empujará a la baja los precios y reducirá los ingresos de Rusia”.

¿Qué significa esto para las industrias marítimas de determinados Estados miembros?

La prohibición total de importación en la UE de crudo y productos refinados del petróleo rusos, ya acordada por el Consejo en junio, no se ve afectada, por lo que nada cambia para los Estados miembros.

En lo que respecta a los servicios marítimos y el transporte marítimo por parte de los proveedores de los Estados miembros que cubren el petróleo ruso, no hay impacto mientras las operaciones en cuestión se mantengan en el tope establecido o por debajo de este.

La Comisión Europea supervisará continuamente el posible impacto económico más amplio en los Estados miembros y, junto con sus aliados, seguirá esforzándose por lograr la mayor coalición posible de limitación de precios para que este sistema sea lo más eficaz posible.

¿Cuál es la razón de ser de imponer tales sanciones?

“Las sanciones están dirigidas al Kremlin. Su objetivo es debilitar la capacidad del gobierno ruso para financiar su agresión contra Ucrania y están calibrados para minimizar las consecuencias negativas sobre la población rusa”, sostiene la Comisión Europea: “Las sanciones imponen un coste directo a Rusia por su guerra de agresión y dañan la capacidad industrial y económica de Rusia para hacer la guerra, fabricar más armas y reparar los sistemas de armas existentes. Las sanciones también privan al ejército ruso y a sus proveedores de los bienes y equipos necesarios para librar su guerra en el territorio soberano de Ucrania”.

“Además”, dice Bruselas, “las sanciones están diseñadas para maximizar el impacto negativo para la economía rusa, al tiempo que limitan las consecuencias para las empresas y los ciudadanos de la UE. Asegurar una implementación efectiva y diligente de las sanciones es clave para prevenir la elusión. Esto es principalmente responsabilidad de los Estados miembros. En este proceso, la Comisión Europea está totalmente comprometida a ayudarlos y garantizar una implementación coherente en toda la Unión”.

El G7 también pone un tope de 60 dólares al barril de petróleo ruso. Este tope será aplicado por todos los miembros de la Price Cap Coalition –G7, UE, Australia...– a través de sus respectivos procesos legales nacionales a partir de este lunes.

La OPEP y Rusia deciden mantener el recorte de su oferta petrolera

Más

Si bien la prohibición de la UE de importar petróleo crudo y productos derivados del petróleo transportados por vía marítima rusa sigue vigente a partir de este lunes, “el límite de precio permitirá a los operadores europeos transportar petróleo ruso a terceros países, siempre que su precio se mantenga estrictamente por debajo del límite”, dice la Comisión Europea.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha afirmado: “El G7 y todos los Estados miembros de la UE han tomado una decisión que afectará aún más los ingresos de Rusia y reducirá su capacidad para hacer la guerra en Ucrania. También nos ayudará a estabilizar los precios mundiales de la energía, lo que beneficiará a los países de todo el mundo que actualmente se enfrentan a los altos precios del petróleo”.

El tope de precio se ha diseñado “para reducir aún más los ingresos de Rusia, al tiempo que mantiene estables los mercados mundiales de energía. Por lo tanto, también ayudará a hacer frente a la inflación y a mantener estables los costes de la energía en un momento en que los elevados costes, en particular los elevados precios del combustible, son una gran preocupación en la UE y en todo el mundo”, dice la Comisión Europea.

El tope de precios entrará en vigor a partir del 5 de diciembre de 2022 para el crudo y el 5 de febrero de 2023 para los productos refinados del petróleo.

Entrará en vigor simultáneamente en todas las jurisdicciones de la Price Cap Coalition. El tope también prevé una transición: no se aplicará al petróleo comprado por encima del precio tope antes del 5 de diciembre y se descargue antes del 19 de enero de 2023.

Por su parte, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, liderados por Rusia, que juntos forman el grupo conocido como OPEP+, han decidido este domingo continuar aplicando en 2023 el fuerte recorte de la producción de petróleo acordado hace dos meses.

En un comunicado, los ministros de Energía y Petróleo de los 23 países de la alianza han reafirmado que la reducción de su bombeo conjunto en 2 millones de barriles diarios (mbd), pactada el 5 de octubre pasado, es la medida “necesaria” y “correcta”.

Ese día, los ministros de los países que conforman este cártel confirmaron la decisión de bombear en conjunto un total de 41,856 millones de barriles diarios, frente a los 43,856 millones de agosto. 25,416 millones por parte de la OPEP, frente a los 26,689 millones anteriores, mientras que los países ajenos a la organización producirán 16,440 millones.

¿Qué persigue el tope del precio del petróleo?

El tope de precios, que se suma a la prohibición de importación de la UE sobre el crudo ruso y los productos derivados del petróleo transportados por mar, y las prohibiciones de otros socios del G7, “reducirá aún más los ingresos que Rusia obtiene del petróleo”, dice Bruselas.

El tope del precio del petróleo –60 dólares por barril de crudo– “también servirá para estabilizar los precios mundiales de la energía que la guerra ilegal de Moscú contra Ucrania ha inflado”, afirma Bruselas: “Ayudará a hacer frente a la inflación y a mantener estables los costes de la energía en un momento en que los elevados costes, en particular los elevados precios del combustible, son una gran preocupación para todos los europeos”.

¿Cómo se ha fijado el tope?

Ha sido establecido por los 27 y acordado por la Coalición internacional de Tope de Precio. El tope ha sido aprobado por unanimidad del Consejo de la UE. Cualquier cambio posterior requeriría el mismo procedimiento, es decir, una Decisión del Consejo y un Acto de Ejecución de la Comisión.

¿El tope es inamovible?

No. El límite de precio es fijo por ahora pero ajustable con el tiempo. Una vez que se ha establecido el tope inicial, el precio puede modificarse en el futuro para reflejar la evolución del mercado y los cambios técnicos. Esta revisión debe tener en cuenta varios factores, que pueden incluir la efectividad de la medida, su implementación, la adhesión y alineación internacional, el impacto potencial en los miembros y socios de la coalición y la evolución del mercado.

¿Qué tipo de excepciones se han acordado?

El tope no afecta a la prohibición total de importación de la UE sobre crudo y productos derivados del petróleo rusos, y las excepciones y derogaciones específicas que ya se acordaron en paquetes de sanciones anteriores. Estas excepciones y exenciones permiten a determinados Estados miembros seguir importando petróleo crudo y productos derivados del petróleo de Rusia debido a su situación específica, o importar petróleo crudo transportado por mar desde Rusia si el suministro de petróleo crudo por oleoducto desde Rusia se interrumpe por razones que escapan a su control.

Los proyectos específicos que son esenciales para la seguridad energética de determinados terceros países pueden quedar exentos del precio máximo..

¿Se prevén períodos de transición para el transporte de petróleo ruso?

El tope entra en vigor el 5 de diciembre de 2022 para el crudo y el 5 de febrero de 2023 para los productos derivados del petróleo –el precio de los productos refinados se definirá en su debido momento–. Existe un período de liquidación de 45 días para el crudo ruso transportado por mar comprado por encima del tope, siempre que se cargue en un buque en el puerto de carga antes del 5 de diciembre de 2022 y sea descargado en el puerto final de destino antes del 19 de enero de 2023. Durante este período se pueden prestar servicios relacionados con el transporte marítimo.

Una vez que se ha establecido el precio tope inicial, Price Cap Coalition puede modificar el precio.

¿Qué sucede si un barco no respeta el precio máximo?

Si un buque con pabellón de un tercer país transporta intencionadamente petróleo ruso por encima del precio tope, se prohibirá a los operadores de la UE asegurar, financiar y prestar servicios a este buque para el transporte de petróleo o productos petrolíferos rusos durante 90 días después de que se haya comprado la carga por encima del precio tope. descargado

Si un buque de la UE, o un buque con pabellón de la UE, infringe el precio máximo, estará sujeto a las consecuencias que se derivan de la legislación nacional de cada Estado miembro.

¿Qué países han aceptado este tope en el precio del petróleo?

Miembros del G7 y otros países participantes (Price Cap Coalition), como Australia.

¿Qué pasa con el riesgo de elusión? ¿Las compañías navieras cambiarán de bandera?

Las sanciones de la UE se aplican dentro de la jurisdicción (territorio) de la UE a los ciudadanos de la UE en cualquier lugar, a las empresas y organizaciones constituidas conforme a la legislación de un Estado miembro, incluidas las sucursales de empresas de la UE en terceros países, así como a bordo de aeronaves o buques bajo la jurisdicción de los Estados miembros.

La prohibición de transportar el petróleo por mar se aplica a todos los buques de la UE, es decir, a los buques con pabellón de la UE, y también a los buques que son propiedad, están fletados u operados por empresas o nacionales de la UE. Esto también cubriría a los agentes que actúan en su nombre. La UE se abstiene de adoptar sanciones de aplicación extraterritorial en contravención del derecho internacional. Para el tope del precio del petróleo, el G7 está invitando a todos los países a unirse a la Price Cap Coalition.

Si aceptan unirse, significa que aceptan comprar petróleo al precio máximo o por debajo del mismo. Esto les permitirá beneficiarse del transporte y otros servicios relacionados (seguros y financiación) proporcionados por operadores de la UE.

Si no se unen a la Coalición, lo que significa que compran el petróleo por encima del precio tope, los operadores de la UE no podrán transportar dicho petróleo a esos países, ni proporcionarles financiación o seguro.

El objetivo del tope es, por lo tanto, doble: mantener el flujo de petróleo ruso a bajo precio en los mercados globales y reducir los ingresos de Rusia para poder hacer la guerra.

“Con el precio tope, existen claros incentivos para que Rusia, los países importadores de petróleo y los participantes del mercado mantengan el flujo de petróleo ruso. Esto logrará ambos objetivos al mismo tiempo”, dice Bruselas.

“EEUU, la UE y otros países del G7 ya se han comprometido a eliminar gradualmente las importaciones de petróleo ruso. En cambio, el precio máximo permite a nuestros proveedores de servicios respaldar los envíos de petróleo ruso a otros países, si se compra por debajo del precio máximo. Esto significa que los principales beneficiarios de este petróleo de menor precio serán terceros países, incluidos los países en desarrollo de África, Asia y América Latina, lo que a su vez contribuye a la estabilidad del mercado mundial”, asegura la Comisión Europea.

¿Implica esto un debilitamiento de las sanciones de la UE?

“No”, dice el Ejecutivo comunitario: “El precio tope no cambia nuestra prohibición de importación de petróleo de la UE. Se trata de modificar las sanciones de la UE (la prohibición de los servicios marítimos) para permitir la prestación de estos servicios bajo la estricta condición de que el petróleo ruso se compre por debajo del tope. Los servicios de transporte por encima del tope siguen sancionados. Esta enmienda en realidad ayudará a fortalecer el impacto general de las sanciones globales contra Rusia, al crear incentivos para que una coalición de terceros países comercialicen al límite o por debajo del mismo, lo que empujará a la baja los precios y reducirá los ingresos de Rusia”.

¿Qué significa esto para las industrias marítimas de determinados Estados miembros?

La prohibición total de importación en la UE de crudo y productos refinados del petróleo rusos, ya acordada por el Consejo en junio, no se ve afectada, por lo que nada cambia para los Estados miembros.

En lo que respecta a los servicios marítimos y el transporte marítimo por parte de los proveedores de los Estados miembros que cubren el petróleo ruso, no hay impacto mientras las operaciones en cuestión se mantengan en el tope establecido o por debajo de este.

La Comisión Europea supervisará continuamente el posible impacto económico más amplio en los Estados miembros y, junto con sus aliados, seguirá esforzándose por lograr la mayor coalición posible de limitación de precios para que este sistema sea lo más eficaz posible.

¿Cuál es la razón de ser de imponer tales sanciones?

“Las sanciones están dirigidas al Kremlin. Su objetivo es debilitar la capacidad del gobierno ruso para financiar su agresión contra Ucrania y están calibrados para minimizar las consecuencias negativas sobre la población rusa”, sostiene la Comisión Europea: “Las sanciones imponen un coste directo a Rusia por su guerra de agresión y dañan la capacidad industrial y económica de Rusia para hacer la guerra, fabricar más armas y reparar los sistemas de armas existentes. Las sanciones también privan al ejército ruso y a sus proveedores de los bienes y equipos necesarios para librar su guerra en el territorio soberano de Ucrania”.

“Además”, dice Bruselas, “las sanciones están diseñadas para maximizar el impacto negativo para la economía rusa, al tiempo que limitan las consecuencias para las empresas y los ciudadanos de la UE. Asegurar una implementación efectiva y diligente de las sanciones es clave para prevenir la elusión. Esto es principalmente responsabilidad de los Estados miembros. En este proceso, la Comisión Europea está totalmente comprometida a ayudarlos y garantizar una implementación coherente en toda la Unión”.

El G7 también pone un tope de 60 dólares al barril de petróleo ruso. Este tope será aplicado por todos los miembros de la Price Cap Coalition –G7, UE, Australia...– a través de sus respectivos procesos legales nacionales a partir de este lunes.

La OPEP y Rusia deciden mantener el recorte de su oferta petrolera

Más

Si bien la prohibición de la UE de importar petróleo crudo y productos derivados del petróleo transportados por vía marítima rusa sigue vigente a partir de este lunes, “el límite de precio permitirá a los operadores europeos transportar petróleo ruso a terceros países, siempre que su precio se mantenga estrictamente por debajo del límite”, dice la Comisión Europea.