La portada de mañana
Acceder
El PP afronta las europeas con seis puntos de ventaja sobre el PSOE
Crónica - Milei asalta la campaña de las europeas como necesita el PSOE
Opinión - Lo que el PP llama patriotismo. Por Esther Palomera

Irán aborda un barco “vinculado a Israel” en el estrecho de Ormuz en plena escalada en Oriente Medio

Agencias

0

La Guardia Revolucionaria de Irán ha capturado este sábado un buque “asociado con Israel” en el estrecho de Ormuz, en el golfo Pérsico, según ha confirmado la agencia de noticias estatal, vinculada al cuerpo militar de élite. “La marina de la Guardia Revolucionaria se ha apoderado de un carguero asociado con el régimen sionista”, aseguran.

El buque capturado es el MSC ARIES, con sede en Londres y relacionado con la empresa Zodiac Maritime, según informan los medios locales. Zodiac Maritime es una compañía internacional que posee en parte Eyal Ofer, un empresario israelí cuyos barcos ya han sido atacados en otras ocasiones, según ha adelantado la agencia Associated Press.

Este episodio ha llevado a Israel a fortalecer su “capacidad de defensa”, según ha declarado el ministro de Defensa Yoav Gallant, ante la posibilidad de “un ataque planificado por Irán y sus representantes contra el Estado de Israel”. El Gobierno también ha prohibido actividades educativas y aglomeraciones hasta el lunes como medida de prevención.

“En los últimos días hemos fortalecido nuestro esquema defensivo y ofensivo y estamos decididos a tomar todas las medidas necesarias para defender a los ciudadanos”, ha dicho Gallant en un comunicado. El ministro ha detallado que se han puesto en marcha nuevas capacidades “por tierra, aire y mar”.

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden ha regresado de manera anticipada de su viaje este fin de semana para reunirse en Washington con su equipo de Seguridad Nacional. Biden tenía previsto permanecer hasta el domingo en Delaware pero el sábado por la tarde regresó a la capital “para estudiar con su equipo de seguridad nacional la situación en Oriente Medio”, según ha informado la Casa Blanca.

El secuestro del carguero se produce mientras crece la tensión internacional por el posible ataque de Irán a Israel, en represalia por el bombardeo israelí contra su consulado en Damasco el pasado 1 de abril, en el que murieron siete altos cargos militares de la Guardia Revolucionaria iraní.

El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, ha insistido en repetidas ocasiones durante las últimas semanas que “el régimen sionista debe ser y será castigado”, amenazas que han repetido prácticamente todos los altos cargos del país tras el ataque en Damasco.

Tras el suceso, el ministro de Exteriores israelí, Israel Kantz, ha pedido a los miembros de la Unión Europea que califiquen a la Guardia Revolucionaria de Irán como “grupo terrorista”, algo que EEUU ya hace y que los órganos de la UE se plantean desde hace meses. “El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní se ha apoderado de un carguero civil portugués, perteneciente a un miembro de la UE, que afirma ser propiedad israelí”, dice Kantz en un mensaje que ha compartido en su perfil de X.

“El régimen del Ayatolá de Ali Khamenei es un régimen criminal que apoya los crímenes de Hamás, y que ahora está llevando a cabo una operación pirata en violación del derecho internacional. Hago un llamado a la Unión Europea y al mundo libre para que declaren inmediatamente al cuerpo de la Guardia Revolucionaria iraní como organización terrorista y sancionen a Irán ahora”, ha añadido.

El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, Daniel Hagari, ha asegurado que el ejército israelí “soportará las consecuencias” de cualquier aumento de la presión, y ha acusado a Irán de “financiar, entrenar y armar” a grupos terroristas como Hamás o Hezbolá, la insurgencia hutí de Yemen. Hagari también ha imputado al Gobierno iraní por expandir la guerra de Gaza “a un conflicto global”. “Estamos ante el mayor patrocinador estatal del terrorismo de todo el mundo. Es una red de terror que no solo amenaza al pueblo de Israel, de Gaza, de Líbano o de Siria, sino que también alimenta la guerra en Ucrania y más allá”, ha añadido el portavoz en una comparecencia.

El jefe de la Armada de la Guardia Revolucionaria iraní, Alí Reza Tangsirí, ya advirtió este martes que Irán podría bloquear el estrecho de Ormuz, por el que pasa el 20% del tráfico de crudo por mar, si el “enemigo” presiona al país persa, en referencia a Estados Unidos e Israel. “Podemos cerrar el estrecho de Ormuz, pero no lo hacemos. Sin embargo, revisaremos nuestra política si el enemigo nos presiona”, dijo Tangsirí a la agencia Irna.

Este viernes, el presidente estadounidense, Joe Biden, aumentaba la alerta por la respuesta iraní y consideraba estas amenazas “reales”. Biden afirmó que el ataque llegará “más pronto que tarde”. India, Canadá, Alemania, Reino Unido, Polonia, Francia o Austria han pedido a sus ciudadanos que no viajen a la región o que salgan de ella, mientras que la aerolínea Lufthansa ha suspendido sus vuelos a Irán.