La portada de mañana
Acceder
Sánchez imprime un giro a la izquierda para retomar la iniciativa
El Gobierno se blinda ante una batalla legal con las eléctricas
OPINIÓN | 'El PP secuestra y el PSOE se dispara en el pie', por Elisa Beni

João Doria retira su candidatura a la presidencia de Brasil y reafirma la polarización entre Lula y Bolsonaro

El exgobernador São Paulo, João Doria, en un acto de campaña el 31 de marzo

Efe / elDiario.es


0

El candidato de centro derecha a la presidencia de Brasil, João Doria, hasta hace poco gobernador de São Paulo, decidió este lunes renunciar a la carrera electoral. Doria, de 64 años, un empresario que se pasó a la política, se había convertido en uno de los mayores críticos de la gestión del presidente Jair Bolsonaro.

Si bien, en el primer año de la pandemia, su imagen pública fue una de las mejor valoradas en el país, los datos proyectados por las últimas encuestas no lo acompañaban. Uno de los sondeos más recientes, de la Confederación Nacional de Transportistas, le daba a Doria el 3,1% de los votos, muy lejos del 40,6% del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y del 32% de Jair Bolsonaro.

La llamada “tercera vía”, que busca crear una alternativa entre de Bolsonaro y Lula, cada vez aparece como una opción más lejana, después de la baja de la candidatura del exjuez federal y exministro de Justicia de Bolsonaro, Sergio Moro, cuestionado por el Comité de Derechos Humanos de parcialidad en el juicio que llevó Lula da Silva a casi dos años de prisión.

En un acto inesperado, que duró 12 minutos y acabó en medio de lágrimas, Doria tiró la toalla al anunciar que no se presentará a los comicios del 2 de octubre, “con el corazón herido, pero con el alma liviana”, dijo. Doria gobernó durante tres años el estado más poblado y con la economía más pujante de Brasil, hasta el 1 de abril pasado, momento en que decidió dejar su cargo para volcarse a la carrera electoral.

Doria destacó en su mensaje que el país “necesita una alternativa para ofrecer a los votantes que no quieren extremos”, cuestionando la polarización entre Lula y Bolsonaro. Pero su postulación por el Partido de la Social Democracia de Brasil (PSDB), el espacio político del expresidente Fernando Henrique Carodoso, no sólo encontró bajo apoyo en las encuestas, sino también divergencias internas. “Entiendo serenamente que no soy el elegido por la dirección del PSDB” y “acepto esta realidad con la cabeza erguida”, dijo Doria.

La tercera vía al duelo entre Bolsonaro y Lula, que busca una nueva opción en la derecha no radical como la que propone Bolsonaro, no encuentra candidato. Doria anunció su retirada un día antes de una reunión convocada por la dirección el PSDB para estudiar las perspectivas de la contienda electoral de octubre.

“Tenemos un entendimiento de diálogo con Ciudadanía y con el MDB y vamos a dar un paso adelante ahora”, afirmó el presidente del PSDB, Bruno Araújo, que estaba presente en el acto en el que Doria anunció que se retiraba.

La senadora Simone Tebet, aspirante presidencial del Movimiento Democrático Brasileño (MDB), apoyada también de forma velada por el partido Ciudadanos, podría ocupar ese espacio aunque las encuestas la ubican incluso por debajo de Doria. “Como presidente del PSDB, me gustaría que tuviéramos una candidatura propia”, dijo el presidente del PSDB, Bruno Araújo, que estaba presente en el acto en el que Doria anunció que se retiraba.

En su despedida, Doria destacó que se consideraba “un hombre que respeta el sentido común, el diálogo y el equilibrio”. “Siempre he buscado y seguiré buscando el consenso, aunque sea en contra de mi voluntad personal”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats