La portada de mañana
Acceder
El bloqueo de los conservadores lleva al Poder Judicial al límite
El Gobierno tantea a ERC y Bildu para desbloquear la Ley de Vivienda
OPINIÓN | Cumplir la ley, por Ignacio Escolar

Rusia rechaza la propuesta de la ONU para desmilitarizar la planta nuclear de Zaporiyia

elDiario.es

0

Rusia ha rechazado este jueves una propuesta del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para desmilitarizar la zona alrededor de la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa y capturada por Moscú al inicio de la invasión.

Ivan Nechayev, portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, ha afirmado que estos planes harían “más vulnerable” la central y ha acusado a Ucrania de organizar “provocaciones”. “Por esa razón las propuestas son inaceptables”, ha señalado.

Hace unos días, Guterres, que actualmente se encuentra de visita en Ucrania para reunirse con el presidente Volodímir Zelenski y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, propuso la retirada del personal y equipo militar alrededor de la central nuclear para crear un “perímetro seguro de desmilitarización”.

“La instalación no debe ser utilizada como parte de ninguna operación militar. En cambio, se necesita con urgencia un acuerdo para restablecer Zaporiyia como infraestructura puramente civil y garantizar la seguridad de la zona”, ha insistido este jueves en la declaración conjunta junto a Zelenski.

Erdogan ha advertido del riesgo de una nueva catástrofe nuclear. “No queremos un nuevo Chernóbil”, ha afirmado en una declaración al término de la cumbre trilateral.

Kiev acusa a Rusia de utilizar la planta como escudo desde el cual bombardear objetivos ucranianos y denuncia que Moscú ha bombardeado la central. Rusia, por su parte, afirmas que es Ucrania quien está bombardeando la zona. Nechayev ha dicho que los inspectores de la Organización Internacional de la Energía Atómica podrán entrar pronto en la central.

La inteligencia militar ucraniana ha afirmado este jueves que las fuerzas rusas están preparando “una provocación” en la planta este viernes. “Las fuerzas de ocupación han anunciado un inesperado día libre en la planta nuclear de Zaporiyia. El 19 de agosto, solo estará presente el personal operativo y la entrada al resto de empleados estará cerrada”.

Por su parte, Zelenski ha pedido a Guterres que la ONU garantice la desmilitarización de la planta nuclear para evitar que allí se produzca una catástrofe. Zelenski ha afirmado que el “terror deliberado” de las tropas rusas en esa instalación “puede tener consecuencias globales catastróficas para todo el mundo”, según comunicó la oficina del presidente ucraniano tras el encuentro que ambos mantuvieron este jueves en Leópolis.

El presidente ucraniano ha mantenido en Leópolis un encuentro con Guterres y con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, con quienes ha abordado entre otros asuntos la situación del transporte de cereal desde Ucrania, desbloqueado tras un acuerdo alcanzado recientemente en Estambul. Es la primera vez que Erdogan visita Ucrania desde el inicio de la invasión.

“Acordamos continuar con la coordinación en la implementación de la iniciativa del cereal”, ha dicho el presidente ucraniano. “También hablamos de las posibles direcciones de su desarrollo, el asunto de la deportación forzada e ilegal de ucranianos y la liberación de nuestro personal militar y médicos”, ha añadido.

Erdogan ha llegado a Ucrania acompañado no solo de cinco ministros -Exteriores, Defensa, Energía, Agricultura y Comercio- sino también de Haluk Bayraktar, director general de la empresa turca Baykar, que fabrica el dron Bayraktar TB2, una de las armas que de forma más efectiva está usando Ucrania para resistir la agresión rusa.

Guterres llegó a Ucrania ya este miércoles y el viernes tiene previsto visitar Odesa y su puerto, que está siendo utilizado para la exportación de cereal ucraniano como parte del acuerdo impulsado por la ONU y Turquía.

Rusia ha rechazado este jueves una propuesta del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para desmilitarizar la zona alrededor de la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa y capturada por Moscú al inicio de la invasión.

Ivan Nechayev, portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, ha afirmado que estos planes harían “más vulnerable” la central y ha acusado a Ucrania de organizar “provocaciones”. “Por esa razón las propuestas son inaceptables”, ha señalado.

Hace unos días, Guterres, que actualmente se encuentra de visita en Ucrania para reunirse con el presidente Volodímir Zelenski y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, propuso la retirada del personal y equipo militar alrededor de la central nuclear para crear un “perímetro seguro de desmilitarización”.

“La instalación no debe ser utilizada como parte de ninguna operación militar. En cambio, se necesita con urgencia un acuerdo para restablecer Zaporiyia como infraestructura puramente civil y garantizar la seguridad de la zona”, ha insistido este jueves en la declaración conjunta junto a Zelenski.

Erdogan ha advertido del riesgo de una nueva catástrofe nuclear. “No queremos un nuevo Chernóbil”, ha afirmado en una declaración al término de la cumbre trilateral.

Kiev acusa a Rusia de utilizar la planta como escudo desde el cual bombardear objetivos ucranianos y denuncia que Moscú ha bombardeado la central. Rusia, por su parte, afirmas que es Ucrania quien está bombardeando la zona. Nechayev ha dicho que los inspectores de la Organización Internacional de la Energía Atómica podrán entrar pronto en la central.

La inteligencia militar ucraniana ha afirmado este jueves que las fuerzas rusas están preparando “una provocación” en la planta este viernes. “Las fuerzas de ocupación han anunciado un inesperado día libre en la planta nuclear de Zaporiyia. El 19 de agosto, solo estará presente el personal operativo y la entrada al resto de empleados estará cerrada”.

Por su parte, Zelenski ha pedido a Guterres que la ONU garantice la desmilitarización de la planta nuclear para evitar que allí se produzca una catástrofe. Zelenski ha afirmado que el “terror deliberado” de las tropas rusas en esa instalación “puede tener consecuencias globales catastróficas para todo el mundo”, según comunicó la oficina del presidente ucraniano tras el encuentro que ambos mantuvieron este jueves en Leópolis.

El presidente ucraniano ha mantenido en Leópolis un encuentro con Guterres y con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, con quienes ha abordado entre otros asuntos la situación del transporte de cereal desde Ucrania, desbloqueado tras un acuerdo alcanzado recientemente en Estambul. Es la primera vez que Erdogan visita Ucrania desde el inicio de la invasión.

“Acordamos continuar con la coordinación en la implementación de la iniciativa del cereal”, ha dicho el presidente ucraniano. “También hablamos de las posibles direcciones de su desarrollo, el asunto de la deportación forzada e ilegal de ucranianos y la liberación de nuestro personal militar y médicos”, ha añadido.

Erdogan ha llegado a Ucrania acompañado no solo de cinco ministros -Exteriores, Defensa, Energía, Agricultura y Comercio- sino también de Haluk Bayraktar, director general de la empresa turca Baykar, que fabrica el dron Bayraktar TB2, una de las armas que de forma más efectiva está usando Ucrania para resistir la agresión rusa.

Guterres llegó a Ucrania ya este miércoles y el viernes tiene previsto visitar Odesa y su puerto, que está siendo utilizado para la exportación de cereal ucraniano como parte del acuerdo impulsado por la ONU y Turquía.

Rusia ha rechazado este jueves una propuesta del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para desmilitarizar la zona alrededor de la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa y capturada por Moscú al inicio de la invasión.

Ivan Nechayev, portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, ha afirmado que estos planes harían “más vulnerable” la central y ha acusado a Ucrania de organizar “provocaciones”. “Por esa razón las propuestas son inaceptables”, ha señalado.