La UE, EEUU, Reino Unido y Canadá amplían las sanciones contra el régimen de Lukashenko

Andrés Gil

Corresponsal en Bruselas —

0

Nuevas sanciones para el régimen de Alexander Lukashenko por parte de Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Canadá. En un comunicado conjunto, los cinco afirman: "En respuesta a los continuos ataques contra los derechos humanos y las libertades fundamentales, el desprecio de las normas internacionales y los repetidos actos de represión, hemos vuelto a adoptar sanciones de manera coordinada contra determinadas personas y entidades".

La UE limita el derecho de asilo a los refugiados que llegan desde Bielorrusia tras las presiones de Polonia

Saber más

Así, los 27 Gobiernos de la UE han aprobado este jueves el quinto paquete de sanciones contra el gobierno bielorruso "por los continuos abusos contra los derechos humanos y la instrumentalización de los migrantes". Y, a consecuencia de ello, han decidido imponer medidas restrictivas a otras 17 personas y 11 entidades.

La decisión de este jueves, en concreto, está dirigida a "miembros del poder judicial, incluido el Tribunal Supremo y el Comité de Control del Estado, así como a los medios de propaganda, que contribuyen a que continúe la represión de la sociedad civil, de la oposición democrática, de los medios de comunicación independientes y de los periodistas".

Estados Unidos, por su parte, ha impuesto nuevas sanciones dirigidas a 32 personas y entidades: fabricantes de armas, directivos de la empresa pública Belaruskali, y miembros de Guardservice y Tsentrkurort, responsables de emitir visados a los migrantes:

Según Josep Borrell, Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, "la Unión Europea no tolerará la instrumentalización de seres humanos orquestada por el régimen de Lukashenko. Esta cínica estrategia de explotación de personas vulnerables es un intento abominable de desviar la atención del continuo desprecio del régimen por el derecho internacional, las libertades fundamentales y los derechos humanos. La UE se mantiene unida para hacer frente a este desafío y está utilizando todas las herramientas a su disposición ante los intentos de crear una crisis en las fronteras de la UE. Seguimos solidarizándonos con el pueblo de Bielorrusia. Esta quinta ronda de sanciones es otro ejemplo de nuestra determinación de actuar cuando se violan los derechos humanos".

Como recordaba Borrell en un tuit, las sanciones europeas ya se refieren a 183 personas y 26 entidades.

El Reino Unido, por su parte, ha impuesto nuevas sanciones a ocho dirigentes bielorrusos "responsables de represión y violaciones de derechos humanos", además de entidades como OJSC Belaruskali, "uno de los mayores productores de fertilizantes del mundo, y una importante fuente de ingresos y divisas para el régimen de Lukashenko".

La ministra de Exteriores, Liz Truss, ha afirmado: “Estas sanciones se dirigen a importantes fuentes de ingresos para el régimen de Lukashenko e imponen severas restricciones a los responsables de algunos de los peores actos antidemocráticos en Bielorrusia. El Reino Unido y nuestros aliados siempre defenderán el estado de derecho y exigirán cuentas a quienes socavan la libertad, la democracia y los derechos humanos".

El Reino Unido ya ha impuesto sanciones a más de 100 personas y organizaciones "en respuesta a las elecciones fraudulentas en Bielorrusia y los actos abominables y violaciones de derechos humanos que sigue cometiendo el régimen de Lukashenko", dice el Gobierno de Boris Johnson.

Belavia Airlines

La decisión también se dirige a "funcionarios políticos de alto rango del régimen de Lukashenko, así como a empresas (como Belavia Airlines), operadores turísticos y hoteles que han ayudado a incitar y organizar los cruces fronterizos ilegales a través de Bielorrusia hacia la UE, y, de esta manera, participar en la instrumentalización de la migración con fines políticos", afirman los Gobiernos de la UE.

Así, los sancionados "están sujetos a una congelación de activos, y los ciudadanos y empresas de la UE tienen prohibido poner fondos a su disposición. Además, las personas físicas están sujetas a una prohibición de viajar, que les impide entrar o transitar por los territorios de la UE".

"La UE ha condenado enérgicamente al régimen de Lukashenko por poner deliberadamente en peligro la vida y el bienestar de las personas y avivar la crisis en las fronteras exteriores de la UE, en un intento de desviar la atención de la situación en Bielorrusia, donde la represión brutal y las violaciones de los derechos humanos continúan y empeoramiento", afirma el comunicado de los 27: "El Consejo está siguiendo de cerca la situación interna en Bielorrusia y continuará contrarrestando la migración ilegal patrocinada y organizada por el régimen de Lukashenko".

Los actos jurídicos pertinentes, incluidos los nombres de las personas interesadas, se han publicado en el Diario Oficial.

De acuerdo con los 27, "la UE está dispuesta a apoyar una transición democrática y pacífica con un plan integral de apoyo económico. También estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas, incluso contra otros agentes económicos, si la situación no mejora".

Desde octubre de 2020, la UE ha ampliado progresivamente sus medidas restrictivas en Bielorrusia.

Así, los días 21 y 22 de octubre de 2021, el Consejo Europeo (los líderes de la UE) adoptó unas conclusiones en las que declaró que "no aceptaría ningún intento de terceros países de instrumentalizar a los migrantes con fines políticos, condenó todos los ataques híbridos en las fronteras de la UE y afirmó que respondería en consecuencia".

Aquellas conclusiones destacaron que la UE "continuará contrarrestando el ataque híbrido del régimen bielorruso, incluso mediante la adopción de nuevas medidas restrictivas contra personas y entidades jurídicas".

El 15 de noviembre de 2021, el Consejo de la UE modificó los criterios "para permitir la aplicación de medidas restrictivas específicas contra personas y entidades que organizan o contribuyen a actividades llevadas a cabo por el régimen de Lukashenko que facilitan el cruce ilegal de las fronteras exteriores de la UE".

Nuevas sanciones para el régimen de Alexander Lukashenko por parte de Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Canadá. En un comunicado conjunto, los cinco afirman: "En respuesta a los continuos ataques contra los derechos humanos y las libertades fundamentales, el desprecio de las normas internacionales y los repetidos actos de represión, hemos vuelto a adoptar sanciones de manera coordinada contra determinadas personas y entidades".

La UE limita el derecho de asilo a los refugiados que llegan desde Bielorrusia tras las presiones de Polonia

Saber más

Así, los 27 Gobiernos de la UE han aprobado este jueves el quinto paquete de sanciones contra el gobierno bielorruso "por los continuos abusos contra los derechos humanos y la instrumentalización de los migrantes". Y, a consecuencia de ello, han decidido imponer medidas restrictivas a otras 17 personas y 11 entidades.

La decisión de este jueves, en concreto, está dirigida a "miembros del poder judicial, incluido el Tribunal Supremo y el Comité de Control del Estado, así como a los medios de propaganda, que contribuyen a que continúe la represión de la sociedad civil, de la oposición democrática, de los medios de comunicación independientes y de los periodistas".

Estados Unidos, por su parte, ha impuesto nuevas sanciones dirigidas a 32 personas y entidades: fabricantes de armas, directivos de la empresa pública Belaruskali, y miembros de Guardservice y Tsentrkurort, responsables de emitir visados a los migrantes:

Según Josep Borrell, Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, "la Unión Europea no tolerará la instrumentalización de seres humanos orquestada por el régimen de Lukashenko. Esta cínica estrategia de explotación de personas vulnerables es un intento abominable de desviar la atención del continuo desprecio del régimen por el derecho internacional, las libertades fundamentales y los derechos humanos. La UE se mantiene unida para hacer frente a este desafío y está utilizando todas las herramientas a su disposición ante los intentos de crear una crisis en las fronteras de la UE. Seguimos solidarizándonos con el pueblo de Bielorrusia. Esta quinta ronda de sanciones es otro ejemplo de nuestra determinación de actuar cuando se violan los derechos humanos".

Como recordaba Borrell en un tuit, las sanciones europeas ya se refieren a 183 personas y 26 entidades.

El Reino Unido, por su parte, ha impuesto nuevas sanciones a ocho dirigentes bielorrusos "responsables de represión y violaciones de derechos humanos", además de entidades como OJSC Belaruskali, "uno de los mayores productores de fertilizantes del mundo, y una importante fuente de ingresos y divisas para el régimen de Lukashenko".

La ministra de Exteriores, Liz Truss, ha afirmado: “Estas sanciones se dirigen a importantes fuentes de ingresos para el régimen de Lukashenko e imponen severas restricciones a los responsables de algunos de los peores actos antidemocráticos en Bielorrusia. El Reino Unido y nuestros aliados siempre defenderán el estado de derecho y exigirán cuentas a quienes socavan la libertad, la democracia y los derechos humanos".

El Reino Unido ya ha impuesto sanciones a más de 100 personas y organizaciones "en respuesta a las elecciones fraudulentas en Bielorrusia y los actos abominables y violaciones de derechos humanos que sigue cometiendo el régimen de Lukashenko", dice el Gobierno de Boris Johnson.

Belavia Airlines

La decisión también se dirige a "funcionarios políticos de alto rango del régimen de Lukashenko, así como a empresas (como Belavia Airlines), operadores turísticos y hoteles que han ayudado a incitar y organizar los cruces fronterizos ilegales a través de Bielorrusia hacia la UE, y, de esta manera, participar en la instrumentalización de la migración con fines políticos", afirman los Gobiernos de la UE.

Así, los sancionados "están sujetos a una congelación de activos, y los ciudadanos y empresas de la UE tienen prohibido poner fondos a su disposición. Además, las personas físicas están sujetas a una prohibición de viajar, que les impide entrar o transitar por los territorios de la UE".

"La UE ha condenado enérgicamente al régimen de Lukashenko por poner deliberadamente en peligro la vida y el bienestar de las personas y avivar la crisis en las fronteras exteriores de la UE, en un intento de desviar la atención de la situación en Bielorrusia, donde la represión brutal y las violaciones de los derechos humanos continúan y empeoramiento", afirma el comunicado de los 27: "El Consejo está siguiendo de cerca la situación interna en Bielorrusia y continuará contrarrestando la migración ilegal patrocinada y organizada por el régimen de Lukashenko".

Los actos jurídicos pertinentes, incluidos los nombres de las personas interesadas, se han publicado en el Diario Oficial.

De acuerdo con los 27, "la UE está dispuesta a apoyar una transición democrática y pacífica con un plan integral de apoyo económico. También estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas, incluso contra otros agentes económicos, si la situación no mejora".

Desde octubre de 2020, la UE ha ampliado progresivamente sus medidas restrictivas en Bielorrusia.

Así, los días 21 y 22 de octubre de 2021, el Consejo Europeo (los líderes de la UE) adoptó unas conclusiones en las que declaró que "no aceptaría ningún intento de terceros países de instrumentalizar a los migrantes con fines políticos, condenó todos los ataques híbridos en las fronteras de la UE y afirmó que respondería en consecuencia".

Aquellas conclusiones destacaron que la UE "continuará contrarrestando el ataque híbrido del régimen bielorruso, incluso mediante la adopción de nuevas medidas restrictivas contra personas y entidades jurídicas".

El 15 de noviembre de 2021, el Consejo de la UE modificó los criterios "para permitir la aplicación de medidas restrictivas específicas contra personas y entidades que organizan o contribuyen a actividades llevadas a cabo por el régimen de Lukashenko que facilitan el cruce ilegal de las fronteras exteriores de la UE".

Nuevas sanciones para el régimen de Alexander Lukashenko por parte de Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Canadá. En un comunicado conjunto, los cinco afirman: "En respuesta a los continuos ataques contra los derechos humanos y las libertades fundamentales, el desprecio de las normas internacionales y los repetidos actos de represión, hemos vuelto a adoptar sanciones de manera coordinada contra determinadas personas y entidades".

La UE limita el derecho de asilo a los refugiados que llegan desde Bielorrusia tras las presiones de Polonia

Saber más

Así, los 27 Gobiernos de la UE han aprobado este jueves el quinto paquete de sanciones contra el gobierno bielorruso "por los continuos abusos contra los derechos humanos y la instrumentalización de los migrantes". Y, a consecuencia de ello, han decidido imponer medidas restrictivas a otras 17 personas y 11 entidades.