La portada de mañana
Acceder
El PP congela los recursos por la amnistía e intenta romper la mayoría con Junts y el PNV
El juez alarga su investigación a Gómez pese a los límites de la Audiencia de Madrid
Opinión - Así son los jóvenes del ‘lepenismo 3.0’. Por Neus Tomàs

Pillados 'in fraganti' cuando trataban de robar una vivienda en Logroño

Robo con fuerza en Logroño

Rioja2

0

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han detenido 'infraganti' a los presuntos autores, dos varones de 32 y 21 años, de un delito de robo con fuerza en una vivienda de Logroño. 

A través de la Sala CIMACC-091 se recibió una llamada en la que un ciudadano, alertado por los ruidos, informaba de un posible robo ya que estaba observando a través de la mirilla de su domicilio cómo dos varones intentaban acceder a una vivienda a través de la puerta de acceso a la misma y era conocedor de que esa casa se encontraba vacía actualmente. Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado lunes a las 00,20 horas.

Inmediatamente se puso en conocimiento a las patrullas de Seguridad Ciudadana que se desplazaron hasta el lugar para localizar a los presuntos autores de los hechos. Una vez allí, los agentes localizan saliendo del portal del inmueble a dos varones, que coinciden plenamente con la descripción aportada, por lo que proceden a la completa identificación de los mismos. Y ha sido en ese momento cuando uno de los varones ha emprendido la huida rápidamente por lo que los policías comienzan a correr hasta darles alcance, siendo interceptados, identificados y detenidos como los autores un presunto delito de robo con fuerza en domicilio.

En el momento del cacheo superficial realizado a los mismos, se les incautan diferentes herramientas tales como alicates, tenazas, destornillador, guantes, cúter, entre otras.

Los detenidos son dos jóvenes varones, ambos de nacionalidad española, de 32 y 21 años, con domicilio en Logroño, a los cuales les constan los siguientes antecedentes policiales, al primero 4 antecedentes por delitos contra el patrimonio y al segundo un antecedente por el mismo motivo.

A continuación los agentes realizaron la correspondiente inspección de la vivienda comprobando que la puerta de entrada de una de las viviendas del inmueble presentaba daños.

Consejos para evitar robos en la vivienda

Instala una buena puerta de entrada. Blindada y con, al menos, tres puntos de anclaje y marcos reforzados. La cerradura, de seguridad y con elementos que dificulten su apalancamiento. Sin olvidar otros puntos de acceso vulnerables (ventanas, balcones...)

La colaboración ciudadana es fundamental, avisa de forma inmediata en caso de localizar plásticos o cordones de pegamento o silicona, o si se observa a personas extrañas merodeando por los portales de la comunidad de vecinos.

Si llaman a la puerta de tu domicilio, antes de abrir, mira a través de la mirilla. Si la persona es desconocida, una medida de precaución es hacer uso de la cadena antes de abrir. Y cuando salgas de tu vivienda, déjala cerrada con llave, con doble vuelta.

Cuando te encuentres en el domicilio no abras el portal a personas que no conozcas, especialmente si se argumenta reparto de cartas o publicidad fuera del horario habitual, o servicios técnicos que no hayas solicitado.

Si notas algo extraño en tu casa o en la de los vecinos, personas ajenas sin justificación, no abras, y llama a la Policía (091).

Métodos utilizados por los ladrones

Además, la Policía Nacional avisa de varios métodos usados por los ladrones para averiguar si la puerta de la vivienda se abre con regularidad o por el contrario está cerrada durante días.

Alguno de estos métodos son comenzando por la instalación de unos palitos de madera pequeños apoyados entre el suelo y la puerta, que caen cuando la puerta se abre. Su permanencia en la posición original revela que la puerta no habría sido abierta. Pasan desapercibidos, al igual que otro método, que es la instalación de pequeños clips de plástico transparente, entre la puerta y el marco de la misma.

Más sofisticado es el último de los casos, consistente en la utilización de hilos de silicona o pegamento que unen la puerta con el quicio, pues pueden parecer una especie de tela de araña y pasan desapercibidos. En este caso, se rompe al abrir, lo que da pistas al delincuente de que en la casa hay personas viviendo.

Y recuerda, si al llegar a tu casa encuentras la puerta forzada o abierta, no entres. Avisa a la Policía, que te prestará ayuda de inmediato. No toques nada hasta su llegada.

Etiquetas
stats