La portada de mañana
Acceder
Los líderes del G7 apoyan el plan de Biden para un alto el fuego en Gaza sin avances
Análisis - El bulo de Miguel Ángel Rodríguez, la última bala contra el fiscal general
Opinión - Ayuso, azote de la corrupción (ajena). Por Esther Palomera

Qué se necesita para trabajar en una cocina

Qué se necesita para trabajar en una cocina

Rioja2

0

En los últimos años, la demanda de empleos relacionados con esta temática ha sufrido un gran crecimiento, pues son cada vez más personas las que se interesan por aprender a cocinar, comer mejor y más saludablemente, o encontrar un empleo que, además de sustentarlos, les satisfaga.

Como jefe de cocina, cocinero o ayudante de cocina, tu trabajo será preparar, cocinar y emplatar los alimentos requeridos; un empleo que no sólo te producirá una gran satisfacción a nivel personal, sino que te va a permitir trabajar en un sector con una creciente demanda.

¿Qué funciones hay que desempeñar en una cocina?

Ya sea en una gran cadena de restaurantes o en un restaurante familiar, los profesionales de la cocina trabajan junto con el resto del personal, para seguir y confeccionar las recetas, utilizando para ello los diferentes electrodomésticos disponibles, como hornos, parrillas, microondas y otros aparatos de cocina industrial.

Generalmente, empezarás en el puesto más bajo, como ayudante de cocina o pinche, ayudando al cocinero principal o jefe de cocina, para aprender los fundamentos básicos del trabajo en la cocina.

El proceso conlleva preparar los alimentos, medir y pesar ingredientes, controlar la frescura y la seguridad de los alimentos, mantener una limpieza adecuada del mobiliario, los accesorios y los electrodomésticos que se utilizan, así como saber diferenciar todos los ingredientes y sus usos.

Requisitos legales para trabajar en una cocina

Por lo pronto, nos encontramos con el requisito legal de tener un Certificado o Carnet de Manipulador de Alimentos, que es válido tanto para los cocineros y ayudantes de cocina, como para cualquier actividad laboral en la que tengas contacto con productos destinados al consumo humano; ya sea en su preparación, transformación, elaboración, fabricación, envasado, almacenamiento, transporte, distribución, venta, suministro o servicio.

Para obtener el Certificado de Manipulador de Alimentos, lo más fácil es realizar un Curso Manipulador de Alimentos online, desde la comodidad de tu hogar. El curso debe realizarse de acuerdo al Real Decreto 109/2010.

Y si obtuviste el Certificado antes del 2013, es recomendable su renovación, ya que gran parte del contenido estará obsoleto. Igualmente, para poder renovarlo, tienes que volver a realizar el curso, y así obtener tu Certificado de Manipulador de Alimentos Online.

Aunque es posible que las empresas no requieran una formación previa, si que es importante haber realizado un curso o un ciclo formativo de Hostelería, Servicios en Restauración, o de Cocina y gastronomía, que será de gran utilidad tanto para saber desempeñar el trabajo con profesionalidad, como para destacar entre los demás aspirantes al puesto de trabajo.

Estos cursos o ciclos formativos se realizan en institutos, universidades, hoteles-escuela, escuelas de gastronomía, o incluso online.

Y si ya tienes una formación base, siempre es recomendable realizar una especialidad, como repostería, cocina internacional, o carnes y pescados.

Requisitos de habilidades personales

Habilidades de comunicación. La comunicación es crucial en una cocina. Deberás saber leer los pedidos, comprender las instrucciones del jefe de cocina y hablar con el resto de tus compañeros para asegurar que la comida se entregue correctamente, caliente y a tiempo.

Habilidades para tratar con los clientes. Aunque generalmente las cocinas están vetadas a los clientes, hay restaurantes en los que la cocina está visible y puede que tengas que interactuar con el cliente. Los clientes pueden presentar solicitudes o quejas especiales, y tienes que saber mantener la compostura, y siempre mantener la sonrisa.

Coordinación mano-ojo. Cocinar requiere una gran habilidad con los cuchillos, la proximidad al fuego y muchos elementos peligrosos. Una mano firme te ayudará mucho.

Sentido del gusto y el olfato. Saber cuándo se ha descompuesto la comida, comprender cuales son los condimentos adecuados para un tipo de comida, y lo que sabe bien o mal, te ayudará a cocinar mejor.

Aguante y resistencia. La jornada de trabajo en hostelería es larga y agotadora. Tendrás que poder aguantar de pie durante largos períodos de tiempo, y levantar objetos pesados.

Trabajo en equipo. Muy a menudo, los cocineros son parte de un gran equipo y dependen de un chef o jefe de cocina. Tendrás que ser capaz de trabajar en equipo para crear un buen ambiente de trabajo, y una excelente experiencia gastronómica para los clientes.

Ordenado. Para ello, hay que mantener el espacio de trabajo limpio, así es como te mantienes organizado. Trabajar en una cocina profesional, a diferencia de cocinar en la cocina de casa, es todo un desafío. Hay varias personas trabajando al lado, además de cuchillos afilados y ollas hirviendo. La única manera de imponer un orden en el caos es seguir la limpieza a rajatabla.

Abierto y con ganas de aprender. Si vas a trabajar en una cocina, asegúrate de llevar una libreta para apuntar los trucos y recetas interesantes que aprendas. Con la prisa de una cocina, no hay forma de que simplemente te acuerdes.

Etiquetas
stats