eldiario.es

9
Menú

ENTREVISTA/SCIENTIA PALMENSIS

“Es muy importante que La Palma lleve a cabo iniciativas para mantener la tierra, el agua y el aire en las mejores condiciones”

La palmera María del Mar Afonso Rodríguez es doctora en Química y profesora titular del Departamento de Química Orgánica y miembro del Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González de la Universidad de La Laguna.

- PUBLICIDAD -
La palmera María del Mar Afonso Rodríguez es doctora en Química y profesora titular del Departamento de Química Orgánica de la Universidad de La Laguna.

La palmera María del Mar Afonso Rodríguez es doctora en Química y profesora titular del Departamento de Química Orgánica de la Universidad de La Laguna.

Continuamos esta sección de Scientia Palmensis dedicada a la labor científica de las personas que han nacido o trabajan en nuestra isla de La Palma con una entrevista a la doctora María del Mar Afonso Rodríguez (El Paso, 1960) doctora en Química y profesora titular del Departamento de Química Orgánica y miembro del Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González de la Universidad de La Laguna. La doctora Afonso realizó sus estudios de primaria en la escuela de su barrio, el Paso de Abajo, y el bachillerato en el Colegio Sagrada Familia de Los Llanos de Aridane. Tras cursar el Curso de Orientación Universitaria (COU) en el IES Eusebio Barreto de la misma localidad, se desplazó a Tenerife para estudiar la licenciatura en Química en la Universidad de La Laguna la cual finalizó en 1982 con Premio Extraordinario. Posteriormente, comenzó su tesis doctoral con una beca de Formación de Personal Investigador en el Departamento de Química Orgánica de la Universidad de La Laguna bajo la dirección de los profesores doctor Antonio González González y doctor Antonio Galindo Brito. Al finalizar la tesis doctoral en 1986 realizó una estancia de dos años en la Universidad de California-Riverside (EEUU) bajo la dirección del profesor M. Mark Midland, para trabajar en la síntesis de compuestos orgánicos con importantes actividades biológicas. Regresó a La Laguna como profesora contratada y en 1996 obtuvo por oposición la plaza de profesora titular de Química Orgánica. Desde entonces ha compaginado su investigación en el Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González con una amplia labor docente y con diferentes actividades de gestión universitaria, habiendo sido secretaria del Departamento de Química Orgánica, así como vicedecana de la Facultad de Química y de la Facultad de Ciencias, puesto que ocupa en este momento.

-Doctora Afonso, estamos en un momento de transformación multidisciplinar de la Química y las Ciencias en general. ¿Cuáles son los retos que afronta en este momento dentro de su campo de trabajo?

-La transformación a la que haces mención afecta a todas las áreas del conocimiento. Dentro de mi campo de trabajo y como profesora e investigadora universitaria he estado involucrada en los procesos de renovación de los métodos de enseñanza-aprendizaje. La formación en las enseñanzas de grado se basa en la adquisición de conocimientos y capacidades para trabajar en entornos multidisciplinares, permitiendo así que el alumnado, cuando termina sus estudios, pueda integrarse en equipos de trabajo de diferente naturaleza y con objetivos diversos a los que pueda aportar distintos enfoques. Esto contrasta con las enseñanzas más tradicionales en las que sólo se abordaba el conocimiento específico de la carrera elegida y éste es un esfuerzo con el que estamos comprometidos en todos los niveles de la enseñanza, también en las enseñanzas de máster y doctorado, que tienen una gran importancia en la formación de especialistas en cada área. Este hecho se puede observar también en cómo han cambiado los proyectos de investigación, ya que cada vez más participamos con otras áreas del conocimiento en equipos multidisciplinares. Así, en la investigación en Química Orgánica que se desarrolla en el Instituto Universitario de Bio-Orgánica en la que participo, trabajamos en proyectos de nanotecnología y colaboramos con grupos de Química Analítica, Física e incluso de Arqueología en la búsqueda de metodologías útiles para el diseño de fármacos, la detección de contaminantes o la identificación de las sustancias que se encuentran en yacimientos arqueológicos.

María del Mar Afonso Rodríguez es también miembro del Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González de la Universidad de La Laguna.

María del Mar Afonso Rodríguez es también miembro del Instituto Universitario de Bio-Orgánica Antonio González de la Universidad de La Laguna.

-La Palma es reconocida internacionalmente como una maravilla de la naturaleza ¿Cómo cree que la Ciencia y en particular la Química puede contribuir a su mejor conservación y desarrollo?

-Efectivamente, la Isla de La Palma es preciosa. Desde una óptica científica se puede contribuir desde muchos puntos. Sabemos que una adecuada gestión de residuos es capital en cualquier entorno, pero mucho más en una isla. También lo es el uso y control de la calidad del agua, ¡mucho saben los palmeros sobre eso! Es muy importante saber cómo afecta el control de plagas en nuestra agricultura al medio, entendiendo como tal no sólo desde el punto de vista del consumidor sino también desde la protección de los acuíferos. Estos y otros muchos aspectos son objeto de análisis por parte de la Química, por supuesto junto a otras disciplinas. Por otra parte, desde hace ya bastantes años, los químicos de La Laguna han estudiado los componentes de la gran variedad de flora autóctona existente en Canarias, incluida La Palma. Se han descubierto muchos compuestos con actividad interesante, que han permitido avanzar en el conocimiento hacia el tratamiento de cultivos que mantienen parte de nuestra economía. Esta investigación sigue en marcha y, por ejemplo, recientemente, durante la celebración de la Semana Científica Antonio González, se han presentado resultados sobre la protección de los cultivos de uva frente a enfermedades fúngicas como el moho gris. Otras líneas de investigación se dedican a la búsqueda de plaguicidas, insecticidas y otros compuestos de uso en agricultura que sean respetuosos con el medio ambiente. Este tipo de investigación, junto con la formación de nuestros jóvenes, es la mejor arma que podemos aportar para contribuir al desarrollo de nuestra isla. 

-En su trayectoria académica ha sido usted siempre una persona muy cercana a los estudiantes. ¿Qué le diría a la juventud palmera que se plantean ahora mismo cuál va a ser el camino a emprender en su futuro?

-Como vicedecana del Título de Química he tenido la oportunidad de recibir a los futuros estudiantes universitarios en las Jornadas de Puertas Abiertas que organiza la Universidad de La Laguna, y siempre les digo que deben elegir aquello que les atraiga. No hay que pensar tanto en las salidas profesionales en esta etapa, porque tal y como está estructurada la enseñanza hoy en día, el grado que cursen no tiene por qué definir su futuro de forma exclusiva. Los grados están diseñados para dar una sólida formación básica en un área de conocimiento que pueda ser posteriormente modificada con estudios de posgrado (másteres, doctorado). No es raro que nuestros graduados en Química acaben en otras áreas relacionadas, como la bioquímica, la industria cosmética, ciencias forenses u otras. El abanico de posibilidades después de acabar el grado es enorme y en ese momento ya se conocen más a sí mismos, sus fortalezas y debilidades, sus intereses, y así pueden definir mejor su futuro profesional. Además, durante el desarrollo de los estudios universitarios el alumnado va formándose en muchos otros aspectos, sociales, trabajo autónomo, innovación, etc. Por otro lado, la formación profesional empieza a tener la relevancia que debería haber tenido hace mucho tiempo. Las salidas profesionales no siempre deben estar ligadas a carreras universitarias. Necesitamos a muchos titulados con grados medios y superiores para tareas de gran relevancia social y empresarial. Por tanto, les recomendaría que estudien la amplia oferta de enseñanzas de todos los niveles y que elijan aquella que se adapte mejor a sus objetivos.  

-Enhorabuena por su brillante trayectoria y por su relevante papel en la Semana Científica Antonio González celebrada recientemente. ¿Hay algo que se haya dejado en el tintero y que le gustaría añadir?

-Quisiera aprovechar esta oportunidad para hacer mi particular reconocimiento a todos aquellos padres y madres palmeros que, como los míos, trabajaron y trabajan duramente para poder ofrecer un futuro mejor a sus hijos. Es muy importante que en nuestra isla se lleven a cabo iniciativas que permitan mantener nuestra tierra, nuestra agua y nuestro aire en las mejores condiciones, conjugando esta protección con el desarrollo y la mejora de las condiciones de vida de sus habitantes. Ahí, las ciencias juegan un papel importante, como el aprovechamiento de residuos, la adecuada gestión del agua, o la puesta en marcha de actividades de ocio basadas en la protección del medio natural. Otro aspecto sobre el que me gustaría incidir es sobre la importancia de una buena labor de divulgación científica, que permita combatir con razonamiento crítico las pseudociencias. Las falsas terapias sin fundamento científico no son sólo una estafa económica y emocional, sino un peligro para la salud del individuo. Por último, agradecerte esta oportunidad de dar voz a científicos palmeros. Suelo ir con bastante frecuencia a La Palma, creo que la echo de menos, y mis hijos, que pasaron todos los veranos de su niñez en La Palma, la adoran.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha