La Comunidad de Madrid presume de haber dejado de ingresar 60.777 millones por rebajas de impuestos desde Aguirre

David Noriega

0

El consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, ha presumido este lunes de que la Comunidad de Madrid ha dejado de ingresar unos 60.777 millones de euros por los descuentos de impuestos de los últimos 18 años en la región. “Aguirre inicia una política muy clara de bajada de impuestos”, ha reivindicado durante la conferencia 'Más libertad y menos impuestos: ¿por qué ha crecido la economía de la Comunidad de Madrid?', organizada por el think tank liberal Fundación Civismo y en la que ha sido presentado como el “autor del milagro económico de Madrid”.

Ayuso reclama al Gobierno 1.000 millones para Metro y la atención a los refugiados mientras anuncia nuevas rebajas de impuestos

Saber más

Durante su intervención, Fernández-Lasquetty ha reivindicado el camino marcado por Esperanza Aguirre en 2004 y ha cifrado en casi 1.000 euros de media al año lo que ha dejado de ingresar la Comunidad por cada madrileño durante los últimos 18 ejercicios. “Se han quedado en manos de sus propietarios”, ha dicho antes de asegurar que eso no ha supuesto una merma en los servicios públicos porque en Madrid están al mismo nivel de la mejor comunidad. “No por recaudar menos impuestos sobre la renta vamos a recaudar menos”, ha dicho.

Ha afirmado también que en estos años se ha bajado medio punto a cada tramo autonómico del IRPF, lo que beneficia más a nivel fiscal a quien más gana, y se ha bonificado de patrimonio, además del de sucesiones y donaciones. Precisamente, la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, anunció en el aniversario del 4M su intención de aprobar una nueva bonificación sobre este impuesto entre hermanos y tíos y sobrinos. Era una promesa de su campaña electoral, en la que afirmó que se dejarían de recaudar otros 30 millones de euros por esta medida y que solo afectará al 0,16% de la población.

Hace unos meses, el Ejecutivo regional ya aprobó otra bajada de impuestos. En concreto, sobre el tramo autonómico del IRPF, por la que se dejará de recaudar otros 300 millones de euros al año. Además, a esto se suma la exención del impuesto del Patrimonio a las grandes fortunas, por los que la Comunidad deja de recaudar unos 1.000 millones de euros al años.

La política fiscal de los conservadores en Madrid ha sido una constante desde que el Gobierno de Aguirre iniciase su senda liberal. “Llevamos 18 años seguidos bajando todos los impuestos y sin subir ninguno”, ha presumido el consejero de Hacienda desde Navarra. “Bajar impuestos incentiva a los poderes públicos a ser más eficientes”, ha asegurado. Por eso, ha insistido en el leitmotiv de Ayuso desde su llegada al poder, que ha repetido con especial ahínco durante los últimos días: “Vamos a seguir bajando impuestos”.  

Además, el consejero se ha referido también a la armonización fiscal. “Consiste en obligarnos a todos a que hagamos la política de impuestos como los socialistas. Debe ser muy incómodo y muy molesto ser un presidente de una comunidad o un consejero de hacienda y que vayas por la calle te digan los vecinos ”a ver si bajar los impuestos como en Madrid o ahora en Andalucía“”, ha dicho. “Que no nos obliguen a hacer socialismo fiscal, que es lo que quieren para que no se note su fracaso”, ha sentenciado.

El consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, ha presumido este lunes de que la Comunidad de Madrid ha dejado de ingresar unos 60.777 millones de euros por los descuentos de impuestos de los últimos 18 años en la región. “Aguirre inicia una política muy clara de bajada de impuestos”, ha reivindicado durante la conferencia 'Más libertad y menos impuestos: ¿por qué ha crecido la economía de la Comunidad de Madrid?', organizada por el think tank liberal Fundación Civismo y en la que ha sido presentado como el “autor del milagro económico de Madrid”.

Ayuso reclama al Gobierno 1.000 millones para Metro y la atención a los refugiados mientras anuncia nuevas rebajas de impuestos

Saber más

Durante su intervención, Fernández-Lasquetty ha reivindicado el camino marcado por Esperanza Aguirre en 2004 y ha cifrado en casi 1.000 euros de media al año lo que ha dejado de ingresar la Comunidad por cada madrileño durante los últimos 18 ejercicios. “Se han quedado en manos de sus propietarios”, ha dicho antes de asegurar que eso no ha supuesto una merma en los servicios públicos porque en Madrid están al mismo nivel de la mejor comunidad. “No por recaudar menos impuestos sobre la renta vamos a recaudar menos”, ha dicho.

Ha afirmado también que en estos años se ha bajado medio punto a cada tramo autonómico del IRPF, lo que beneficia más a nivel fiscal a quien más gana, y se ha bonificado de patrimonio, además del de sucesiones y donaciones. Precisamente, la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, anunció en el aniversario del 4M su intención de aprobar una nueva bonificación sobre este impuesto entre hermanos y tíos y sobrinos. Era una promesa de su campaña electoral, en la que afirmó que se dejarían de recaudar otros 30 millones de euros por esta medida y que solo afectará al 0,16% de la población.

Hace unos meses, el Ejecutivo regional ya aprobó otra bajada de impuestos. En concreto, sobre el tramo autonómico del IRPF, por la que se dejará de recaudar otros 300 millones de euros al año. Además, a esto se suma la exención del impuesto del Patrimonio a las grandes fortunas, por los que la Comunidad deja de recaudar unos 1.000 millones de euros al años.

La política fiscal de los conservadores en Madrid ha sido una constante desde que el Gobierno de Aguirre iniciase su senda liberal. “Llevamos 18 años seguidos bajando todos los impuestos y sin subir ninguno”, ha presumido el consejero de Hacienda desde Navarra. “Bajar impuestos incentiva a los poderes públicos a ser más eficientes”, ha asegurado. Por eso, ha insistido en el leitmotiv de Ayuso desde su llegada al poder, que ha repetido con especial ahínco durante los últimos días: “Vamos a seguir bajando impuestos”.  

Además, el consejero se ha referido también a la armonización fiscal. “Consiste en obligarnos a todos a que hagamos la política de impuestos como los socialistas. Debe ser muy incómodo y muy molesto ser un presidente de una comunidad o un consejero de hacienda y que vayas por la calle te digan los vecinos ”a ver si bajar los impuestos como en Madrid o ahora en Andalucía“”, ha dicho. “Que no nos obliguen a hacer socialismo fiscal, que es lo que quieren para que no se note su fracaso”, ha sentenciado.

El consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, ha presumido este lunes de que la Comunidad de Madrid ha dejado de ingresar unos 60.777 millones de euros por los descuentos de impuestos de los últimos 18 años en la región. “Aguirre inicia una política muy clara de bajada de impuestos”, ha reivindicado durante la conferencia 'Más libertad y menos impuestos: ¿por qué ha crecido la economía de la Comunidad de Madrid?', organizada por el think tank liberal Fundación Civismo y en la que ha sido presentado como el “autor del milagro económico de Madrid”.

Ayuso reclama al Gobierno 1.000 millones para Metro y la atención a los refugiados mientras anuncia nuevas rebajas de impuestos

Saber más

Durante su intervención, Fernández-Lasquetty ha reivindicado el camino marcado por Esperanza Aguirre en 2004 y ha cifrado en casi 1.000 euros de media al año lo que ha dejado de ingresar la Comunidad por cada madrileño durante los últimos 18 ejercicios. “Se han quedado en manos de sus propietarios”, ha dicho antes de asegurar que eso no ha supuesto una merma en los servicios públicos porque en Madrid están al mismo nivel de la mejor comunidad. “No por recaudar menos impuestos sobre la renta vamos a recaudar menos”, ha dicho.