La Puerta del Sol reabre convertida en un barrizal entre críticas a Almeida: “Es chapucero y lamentable”

Guillermo Hormigo

0

El estado de la Puerta del Sol en su reapertura temporal con motivo del puente de diciembre y la Navidad ha despertado intensas reacciones en redes sociales, donde muchos viandantes han mostrado su descontento: mortero en una parte importante de la superficie, agua acumulada en los nuevos bancos o materiales de obra agolpados en las calles adyacentes han sido algunas de las quejas que han podido leerse cuando solo habían transcurrido unas horas desde que fue despejada.

La Puerta del Sol estará "despejada y accesible" para el puente de la Constitución

Más

“Chapucero”. Así define lo que está sucediendo en la emblemática plaza Pedro, un joven que la atraviesa camino al trabajo, en declaraciones a Somos Madrid . Aunque ya había visto alguna imagen en Twitter, donde podía observarse cómo las pisadas llegaban a dejar huella en la superficie ocupada por el mortero (ahora se ha secado en la mayoría de puntos), le ha producido una impresión muy negativa comprobar la forma en la que el consistorio que dirige José Luis Martínez-Almeida ha llevado a cabo esta reapertura: “Deberían haberse dado más prisa. Definitivamente los tiempos no estaban bien cuadrados sabiendo que viene la Navidad y es un sitio por el que pasa muchísima gente. Es lamentable”.

Un grupo de tres señoras, que cruza la plaza charlando sobre la polémica reforma, se detiene para aportar su punto de vista. “Es una pena que esté así, tan feíta”, opina una. Creen que el Ayuntamiento debería haber esperado a que pasaran las fiestas para abrirla, aunque otra de ellas apunta que “es la tradición”, le cuesta concebir una Navidad en Madrid sin Sol. “Ya me dirás quién va a venir en Fin de Año a tomarse las uvas aquí”, le contesta con sorna su amiga.

La encargada de una cafetería cercana teme que este estado ahuyente de la plaza a potenciales clientes del negocio, como ha venido sucediendo desde que se iniciaron las obras: “Ahora habrá gente a la que Sol le parezca poco atractiva, preferirán irse a Plaza de España o a otros lugares por los que se pueda caminar más a gusto aunque estén abarrotados”. Y añade: “Nuestra inquietud siempre ha sido no ya perder clientes de manera temporal, sino que se acabase convirtiendo en algo permanente después de las obras. Dar una imagen así, cuando mucha gente ni siquiera sabrá que este es el estado de Sol solo hasta que pase la Navidad, contribuye a que ese miedo se cumpla”.

El Ayuntamiento apela a la “prioridad” de despejar la plaza

“La prioridad era despejar la plaza para mejorar la movilidad en la zona desde el puente. El alcalde ya anunció hace dos semanas que el 10% de la plaza tendría superficie de mortero”, explica un portavoz del Área de Obras del Ayuntamiento a Somos Madrid. Una cifra que el propio Almeida ha repetido en la mañana de este lunes en declaraciones a Telemadrid, donde ha incidido en las razones para justificar esta acción: “Hemos abierto por motivos de seguridad, para evitar las aglomeraciones de gente para que esté transitable, y por los comerciantes”, aunque ya ha podido comprobarse que no todos los negocios ven con buenos ojos la situación actual.

El alcalde ha insistido en que seguirán trabajando en las zonas no pavimentadas y que “las uvas se celebrarán con normalidad”, pese a las dudas de algunos ciudadanos que contemplan con desagrado la actual estampa de Sol. Desde el Área de Obras subrayan que “debido a las lluvias, que están siendo especialmente intensas en las últimas horas, se están colocando unas planchas y repasando el mortero para mejorar el tránsito”.

“El compromiso del Ayuntamiento era tener la plaza despejada para celebrar las uvas el 31 de diciembre, pero se ha hecho un importante esfuerzo por adelantar la apertura casi un mes para así facilitar la movilidad. Recordemos que el plazo previsto desde un principio para la finalización de las obras es la primavera de 2023”, recuerda esta fuente del consistorio.

Llama la atención que, pese a dicho compromiso adquirido, el Ejecutivo municipal haya descuidado la señalización y los avisos en las zonas más delicadas por riesgo de caída o similares. Sobre la acumulación de agua en los asientos de granito, en el Área de Obras sostienen que “no están acabados” ya que “falta ajustar la posición e inclinación, cosa que debe hacerse cuando estén todos los bancos”.

Pero esta celeridad por abrir Sol a la ciudadanía ante el periodo navideño no convence a muchos madrileños, ni tampoco a la oposición de Cibeles. La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, ha pedido explicaciones a Almeida por “la chapuza” de la Puerta del Sol, reconvertida “en un lodazal para vecinos y turistas”. La edil ha lamentado en un comunicado del que se hace eco Europa Press que en el consistorio madrileño “van a por el titular diario, sin que les importe mentir a los ciudadanos y provocar una imagen nefasta de la ciudad”.

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha apelado por su parte a las críticas que en su opinión la exalcaldesa Manuela Carmena habría recibido en caso de acometer semejante “chapuza”. Considera que “Almeida habría forrado Madrid con publicidad denunciándolo”.

Una reforma rodeada de polémicas

La controvertida reforma de Sol y su entorno ha supuesto una inversión de 10,7 millones de euros. Desde el Ayuntamiento sostienen que dará como resultado la “peatonalización definitiva de la plaza y de todas las calles que convergen en ella”. Además, reivindican que se recupere “el vacío central y la arquitectura del espacio sin añadir elementos sustancialmente nuevos que lo desvirtúen”. 

Para muchos expertos y parte de la ciudadanía, sin embargo, han causado malestar aspectos como la ausencia de arbolado o los recursos destinados a una nueva intervención de la céntrica plaza en detrimento de otros espacios públicos de la ciudad con necesidades más acuciantes. Igualmente polémico fue el hallazgo de restos arqueológicos, y su posterior enterramiento inmediato, en la zona donde se colocará la nueva fuente (la única que todavía permanece vallada).

El estado de la Puerta del Sol en su reapertura temporal con motivo del puente de diciembre y la Navidad ha despertado intensas reacciones en redes sociales, donde muchos viandantes han mostrado su descontento: mortero en una parte importante de la superficie, agua acumulada en los nuevos bancos o materiales de obra agolpados en las calles adyacentes han sido algunas de las quejas que han podido leerse cuando solo habían transcurrido unas horas desde que fue despejada.

La Puerta del Sol estará "despejada y accesible" para el puente de la Constitución

Más

“Chapucero”. Así define lo que está sucediendo en la emblemática plaza Pedro, un joven que la atraviesa camino al trabajo, en declaraciones a Somos Madrid . Aunque ya había visto alguna imagen en Twitter, donde podía observarse cómo las pisadas llegaban a dejar huella en la superficie ocupada por el mortero (ahora se ha secado en la mayoría de puntos), le ha producido una impresión muy negativa comprobar la forma en la que el consistorio que dirige José Luis Martínez-Almeida ha llevado a cabo esta reapertura: “Deberían haberse dado más prisa. Definitivamente los tiempos no estaban bien cuadrados sabiendo que viene la Navidad y es un sitio por el que pasa muchísima gente. Es lamentable”.

Un grupo de tres señoras, que cruza la plaza charlando sobre la polémica reforma, se detiene para aportar su punto de vista. “Es una pena que esté así, tan feíta”, opina una. Creen que el Ayuntamiento debería haber esperado a que pasaran las fiestas para abrirla, aunque otra de ellas apunta que “es la tradición”, le cuesta concebir una Navidad en Madrid sin Sol. “Ya me dirás quién va a venir en Fin de Año a tomarse las uvas aquí”, le contesta con sorna su amiga.

La encargada de una cafetería cercana teme que este estado ahuyente de la plaza a potenciales clientes del negocio, como ha venido sucediendo desde que se iniciaron las obras: “Ahora habrá gente a la que Sol le parezca poco atractiva, preferirán irse a Plaza de España o a otros lugares por los que se pueda caminar más a gusto aunque estén abarrotados”. Y añade: “Nuestra inquietud siempre ha sido no ya perder clientes de manera temporal, sino que se acabase convirtiendo en algo permanente después de las obras. Dar una imagen así, cuando mucha gente ni siquiera sabrá que este es el estado de Sol solo hasta que pase la Navidad, contribuye a que ese miedo se cumpla”.

El Ayuntamiento apela a la “prioridad” de despejar la plaza

“La prioridad era despejar la plaza para mejorar la movilidad en la zona desde el puente. El alcalde ya anunció hace dos semanas que el 10% de la plaza tendría superficie de mortero”, explica un portavoz del Área de Obras del Ayuntamiento a Somos Madrid. Una cifra que el propio Almeida ha repetido en la mañana de este lunes en declaraciones a Telemadrid, donde ha incidido en las razones para justificar esta acción: “Hemos abierto por motivos de seguridad, para evitar las aglomeraciones de gente para que esté transitable, y por los comerciantes”, aunque ya ha podido comprobarse que no todos los negocios ven con buenos ojos la situación actual.

El alcalde ha insistido en que seguirán trabajando en las zonas no pavimentadas y que “las uvas se celebrarán con normalidad”, pese a las dudas de algunos ciudadanos que contemplan con desagrado la actual estampa de Sol. Desde el Área de Obras subrayan que “debido a las lluvias, que están siendo especialmente intensas en las últimas horas, se están colocando unas planchas y repasando el mortero para mejorar el tránsito”.

“El compromiso del Ayuntamiento era tener la plaza despejada para celebrar las uvas el 31 de diciembre, pero se ha hecho un importante esfuerzo por adelantar la apertura casi un mes para así facilitar la movilidad. Recordemos que el plazo previsto desde un principio para la finalización de las obras es la primavera de 2023”, recuerda esta fuente del consistorio.

Llama la atención que, pese a dicho compromiso adquirido, el Ejecutivo municipal haya descuidado la señalización y los avisos en las zonas más delicadas por riesgo de caída o similares. Sobre la acumulación de agua en los asientos de granito, en el Área de Obras sostienen que “no están acabados” ya que “falta ajustar la posición e inclinación, cosa que debe hacerse cuando estén todos los bancos”.

Pero esta celeridad por abrir Sol a la ciudadanía ante el periodo navideño no convence a muchos madrileños, ni tampoco a la oposición de Cibeles. La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, ha pedido explicaciones a Almeida por “la chapuza” de la Puerta del Sol, reconvertida “en un lodazal para vecinos y turistas”. La edil ha lamentado en un comunicado del que se hace eco Europa Press que en el consistorio madrileño “van a por el titular diario, sin que les importe mentir a los ciudadanos y provocar una imagen nefasta de la ciudad”.

La portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, ha apelado por su parte a las críticas que en su opinión la exalcaldesa Manuela Carmena habría recibido en caso de acometer semejante “chapuza”. Considera que “Almeida habría forrado Madrid con publicidad denunciándolo”.

Una reforma rodeada de polémicas

La controvertida reforma de Sol y su entorno ha supuesto una inversión de 10,7 millones de euros. Desde el Ayuntamiento sostienen que dará como resultado la “peatonalización definitiva de la plaza y de todas las calles que convergen en ella”. Además, reivindican que se recupere “el vacío central y la arquitectura del espacio sin añadir elementos sustancialmente nuevos que lo desvirtúen”. 

Para muchos expertos y parte de la ciudadanía, sin embargo, han causado malestar aspectos como la ausencia de arbolado o los recursos destinados a una nueva intervención de la céntrica plaza en detrimento de otros espacios públicos de la ciudad con necesidades más acuciantes. Igualmente polémico fue el hallazgo de restos arqueológicos, y su posterior enterramiento inmediato, en la zona donde se colocará la nueva fuente (la única que todavía permanece vallada).

El estado de la Puerta del Sol en su reapertura temporal con motivo del puente de diciembre y la Navidad ha despertado intensas reacciones en redes sociales, donde muchos viandantes han mostrado su descontento: mortero en una parte importante de la superficie, agua acumulada en los nuevos bancos o materiales de obra agolpados en las calles adyacentes han sido algunas de las quejas que han podido leerse cuando solo habían transcurrido unas horas desde que fue despejada.

La Puerta del Sol estará "despejada y accesible" para el puente de la Constitución

Más

“Chapucero”. Así define lo que está sucediendo en la emblemática plaza Pedro, un joven que la atraviesa camino al trabajo, en declaraciones a Somos Madrid . Aunque ya había visto alguna imagen en Twitter, donde podía observarse cómo las pisadas llegaban a dejar huella en la superficie ocupada por el mortero (ahora se ha secado en la mayoría de puntos), le ha producido una impresión muy negativa comprobar la forma en la que el consistorio que dirige José Luis Martínez-Almeida ha llevado a cabo esta reapertura: “Deberían haberse dado más prisa. Definitivamente los tiempos no estaban bien cuadrados sabiendo que viene la Navidad y es un sitio por el que pasa muchísima gente. Es lamentable”.